Bedel acaba con la moda de besar los espejos de la manera más asquerosa que pudo (VIDEO)

Bedel acaba con la moda de besar los espejos de la manera más asquerosa que pudo (VIDEO)909shares

En la actualidad, la Internet ha afectado en gran medida el comportamiento de los jóvenes. Cada vez que se marca una nueva tendencia, los adolescentes intenta imitarla lo mejor que pueden. Tal como la moda de las selfies sexys que últimamente parecen invadir las redes sociales y las escuelas.

Sin embargo, a veces las chicas exageran a la hora de tomarse una selfie. Hacen lo que sea para llevar su juego al siguiente nivel: prueban poses provocativas, usan filtros y algunas hasta dejan marcas de labios en los espejos para darle un toque sensual. ¡Incluso en los baños públicos!

Lo que muchos no saben, es que el labial es algo difícil retirar, por lo que complican el trabajo de los encargados de la limpieza. Por ese motivo, un hombre decidió cortar de una buena vez esa molesta moda en su escuela. ¡Las chicas jamás volvieron a hacer eso después de lo que hizo este hombre!

Hoy queremos compartir la historia de un auxiliar de limpieza que tuvo que enfrentar a un grupo de adolescentes rebeldes de la escuela donde trabaja.

Y es que estas chicas manchaban los espejos del colegio con labial para darle un toque "sensual" a sus selfies, lo que complicaba considerablemente su trabajo. De verdad, pasaba horas intentando remover esas marcas.

Después de llevar días de limpiar las marcas de labial (lo cual era un dolor de cabeza para él).

El bedel decidió hablar con la directora de la institución educativa para pedirle ayuda. Y, por supuesto, la directora le solicitó amablemente a las chicas que dejaran de ensuciar con labial los espejos de la escuela.

No obstante, eso hizo que fuese más divertido para ellas.

Así que los ensuciaron aún más, duplicando el trabajo del auxiliar de limpieza.

Así fue como el el hombre ideó un plan para acabar con ese problema. 

Y al ver las reacciones de estas chicas, estamos seguro que no lo volverán a hacer.

El hombre reunió a todas las culpables en el baño para enseñarles lo difícil que resulta retirar las marcas de labial.

Pero al ver que a las chicas no les importaba nada, se le ocurrió una mejor idea.

Decidió meter el limpiador de espejos en el retrete y usar esa agua para limpiar los espejos. 

¡Qué asco!

¿El resultado? ¡Espejos limpios!

Aquí te dejamos el video:

Estamos seguros que estas chicas jamás volvieron a besar esos espejos en su vida.

¡Muy buena lección!

¿Qué opinas sobre esta historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR