¿Estás En Una Relación Tóxica? Entra Aquí Para Averiguarlo

¿Estás En Una Relación Tóxica? Entra Aquí Para Averiguarlo5shares

Debería ser muy sencillo: no te sientes agusto en una relación, te sales de ella. Pero no siempre te sientes mal, ¿o sí? 

Y puedes encontrar muchas excusas para esos sentimientos. Siempre hacemos esto.

Recordamos  por qué amamos a alguien, por qué están en nuestras vidas, por qué no podemos dejarlos ir... Pero podemos, y a veces debemos. Pero, ¿cuándo? ¿cómo sabemos que una relación está en un punto de no volver?

Cuando se vuelve tóxica.

Tal vez te preguntes cómo saber cuando esto sucede. Por eso escribo esto: puede ser muy difícil saberlo. Así que lee bien estas preguntas. Cuando llegues al final debe ser más claro.

¿Me faltó algo? COMENTA alguna característica de una relación tóxica.

1. ¿Tú o tu pareja son pasivo-agresivos?

El ser pasivo-agresivo no cuadra con una relación saludable. Si eres tú el que está siendo pasivo-agresivo, pregúntate porqué. ¿Qué te da miedo que suceda si eres honesto con esta persona? 

Si tu pareja es pasivo-agresiva, es una señal de que no está cómodos compartiendo la información completa contigo, y ese es otro problema. Aún en dosis pequeñas, el ser pasivo-agresivo es donde comienza lo tóxico. Crea mala comunicación e inseguridad.

"No digas tal vez si quieres decir no."

2. ¿Hay muchos altibajos en tu relación?

Hay dos tipos de relaciones: Unas que son saludables, y otras que no lo son. 

Las que son saludables son como una vuelta en carro. Aceptas ir a algún lugar y los dos hacen un esfuerzo de que suceda. Tal vez una persona maneja y la otra busca direcciones, o se asegura de que tengan algo que comer. Tal vez comparten las tareas de manejar para mantenerlo balanceado. El punto es que: la vuelta es agradable. Nadie está dando frenones, o tomando decisiones peligrosas. Viajan a una velocidad constante y toman bien las esquinas. 

"No soy nada más que huesos frágiles y lágrimas."

En una relación enfermiza es más como estar en una montaña rusa: estás aferrándote a la vida, sin saber qué hay más adelante, y no sabes bien que pasará contigo... aunque estés tratando de convencerte de que es divertido.

3. ¿Pensar en un futuro juntos te estresa?

No debería. Si lo es, tu relación ya debe ser bastante estresante. Estás inseguro del futuro por algo. Confía en tu intuición.

"Ya no sé donde es el hogar."

4.¿Hay más críticas que cumplidos?

Cuando una relación alcanza niveles de minuciosidad incómoda (cuando nada parece salir bien), necesitas re-evaluar tu relación. Una relación siempre debería de hacerte sentir bien, no mal. Si llega a un punto donde están criticando y juzgando cualquier cosa mínima, es tóxica.

5. ¿Tú o tu pareja son muy celosos?

Si tuviste que preguntarte qué es "muy" celoso, es posible que sea un problema en su relación. La celosía crea un ambiente tóxico. Viene de una falta de confianza, entendimiento y consideración. Crea peleas e inseguridades. Tiene que irse. Así que si no puedes dejar a tu pareja tener algo de tiempo libre con familia o amigos, es momento de pensar en qué papel tienen los celos en tu relación.

6. ¿Confías en que tu pareja esté ahí para ti?

Deberías poder hacerlo. Si no, deberías de preguntarte porqué. ¿Te da miedo el dejarlos entrar a tu vida? ¿o te da miedo que no estarán ahí si los dejas entrar? ¿Te han defraudado en el pasado? Todo esto hay que considerarse. 

Sólo recuerda: las relaciones saludables se basan en confianza. Si no la hay, tampoco habrá estabilidad ni seguridad.

"Es doloroso el sentirte indeseado por la persona que quieres más."

7. ¿Te sientes más feliz?

Deberías. Al menos más feliz que triste. Si no, pregúntate qué emociones están interfiriendo. ¿Estás enojado, frustrado, triste, preocupado? ¿De dónde nace esto? No es realista esperar que absolutamente cada segundo juntos sea feliz, pero al final, las relaciones deberían de nutrir y enriquecer tu vida.

"No quiero hacer nada más que llorar."

8. ¿Te emociona ver a tu pareja?

Obviamente no será lo mismo que la primera vez, pero deberías de al menos tener ganas de verlo. Si te sientes mal de ver a tu pareja, lo pospones, o pones excusas para no hacerlo tan seguido como antes, es una señal. Si estas suspirando antes de abrir la puerta para verlos, es una señal desagradable de actitudes tóxicas.

"Déjame en paz."

9. ¿Te preocupa saber qué hace tu pareja cuando no estás con ella? 

Esto puede ser señal de haber perdido la confianza y la fe en la persona. De otra manera, tal vez haz perdido la fe y confianza en ti mismo, y esto te hace sospechar de los demás.

10. ¿Están en el mismo canal?

Si no, su comunicación no está funcionando como debería. Deberías saber en dónde estás con la persona con la que compartes tu vida, y ellos deberían saber también. Para empezar a hacer esto es necesario hablar. Habla de tus sentimientos por la otra persona, tus metas personales y de pareja, y a dónde quieren llegar juntos.

"No entiendes, y no sé explicarlo."

11. ¿Te da miedo la reacción de tu pareja?

Esta es una señal de alerta muy clara. Es normal no saber cómo va a reaccionar una persona en cualquier situación. Lo que no está bien es vivir con miedo a lo que suceda. Si te da miedo, tu relación es tóxica.

"Mi mente está llena de cosas sin decir."

12. ¿Tu relación enriquece tu vida? 

Debería, si no lo es, es posible que te esté drenando emocionalmente.

"¿Me puedes ayudar a sentir real?"

13. ¿A tu familia y amigos le agrada la persona con la que estás?

Es irrazonable esperar que a todas las personas en tu vida le agrade tu pareja tanto como a ti, pero si estás escuchando mucha retroalimentación negativa, y tus amigos y familia no quieren a esta persona cerca, están hartos de escuchar tus problemas, y no pueden dejar de criticar a esa persona, es hora de pensar bien las cosas. Estas personas nos quieren y les importamos, hay que escucharlos.

"Todos saben que soy un desastre."

14. ¿Tu relación fomenta el crecimiento individual, y cambio positivo?

En otras palabras, ¿tu pareja te está sacando de tu zona de confort de una manera positiva para que hagas cosas por tu cuenta fuera de tu relación? ¿O te están aislando y tratando de alejarte de estas experiencias? Si es la segunda, no es bueno. El aislarse es algo tóxico.

15. ¿Tu relación te estresa? ¿O te ayuda a liberar estrés?

Muy sencillo: debería ayudarte a liberar estrés. Tu relación debe ser un espacio seguro. Si está añadiendo estrés a tu vida, pregúntate porqué, y ve si puedes hacer algo al respecto. Si sientes que no hay nada que hacer, entonces se ha vuelto tóxica.

Fuente Instagram / @http.loserz

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR