Esta Mujer Renunció a su Estresante Trabajo en la Ciudad para Criar Cabritos con Necesidades Especiales

Esta Mujer Renunció a su Estresante Trabajo en la Ciudad para Criar Cabritos con Necesidades Especiales615shares

Conoce a Leanne Lauricella, una mujer que dejó su trabajo estresante en la ciudad para instaurar un refugio para cabritos. Recordando sus días como una mujer de profesión en Nueva York, Leanne le dijo a Cosmopolitan: "Tenía un gran trabajo... pero el viaje era horrible, el nivel de estrés era alto... me sentía completamente insatisfecha y sabía que tenía que haber algo más". Luego un día en 2014, visitó una granja y se enamoró de los cabritos. Eventualmente, eso la llevó a fundar una organización que se ocupa de las cabras con necesidades especiales, huérfanas y discapacitadas.

"Estaba claro que este era el estilo de vida que quería... decidí cambiar los tacones altos por las botas de estiércol y mi Mercedes por una camioneta Chevy clásica". La mujer añade que estaba "amando cada minuto".
"Algunas personas me han llamado tonta o irresponsable por dejar mi trabajo sin un plan, pero para mí fue un salto de fe", explica Lauricella. El día en que Leanne fue despedida, la mujer ganó 30.000 seguidores después de que Instagram compartiera su publicación. "Tomé esto como una señal de que estaba en el camino correcto".

Leanne dice que "Cuando encuentras y sigues tu pasión, todas las cosas tontas que creías importantes, ya no parecen tan importantes". Hoy en día ella está más preocupada por cómo ayudar a los cabritos rescatados, discapacitados y huérfanos que lo que tiene ponerse, etc. Además de las cabras, Leanne también adoptó un mini caballo, un mini burro, dos conejos y un cerdo, ¡y no podría estar más feliz!

Conoce a Leanne Lauricella, quien cuida a cabritos huérfanos, discapacitados y con necesidades especiales

No siempre fue de esa manera; ella renunció a un estresante trabajo en la ciudad para fundar un refugio para cabras

"Tenía un gran trabajo... pero el viaje era horrible, el nivel de estrés era alto..."

"Me sentía completamente insatisfecha y sabía que tenía que haber algo más"

Luego un día en 2014, visitó una granja y se enamoró de los cabritos

Eventualmente, eso la llevó a establecerse

"Decidí cambiar los tacones altos por las botas de estiércol y mi Mercedes por una camioneta Chevy clásica"

"Estaba claro que este era el estilo de vida que quería... Amo cada minuto"

"Algunas personas me han llamado tonta o irresponsable por dejar mi trabajo sin un plan, pero para mí, fue un salto de fe"

El día en que Leanne fue despedida, la mujer ganó 30.000 seguidores después de que Instagram compartiera su publicación

"Tomé esto como una señal de que estaba en el camino correcto"

"Cuando sigues tu pasión, todas las cosas tontas... dejan de ser importantes"

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR