Esta extraña cabaña que desapareció en el bosque oculta un gran y perturbador misterio

Esta extraña cabaña que desapareció en el bosque oculta un gran y perturbador misterio46shares

Cuando la gente habla de cabañas abandonadas generalmente la gente llega a asociar estas con uno de los clichés más usados en las películas de terror, en las que un número de personas, ya sea una familia o un grupo de amigos, visitan en sus vacaciones en un lugar apartado de toda civilización, una extraña cabaña, y repentinamente un misterioso asesino (o una misteriosa entidad sobrenatural) comienza a matar a los inquilinos de dicha cabaña.

En la vida real, las cabañas que existen dentro de los bosques suelen ser pocas ya que muchos de estos lugares son áreas verdes protegidas en contra de la tala y construcción para la conservación de dichos espacios, y muchas de las cabañas existentes suelen ser más centros de recreación en los que la gente puede visitar en ciertas ocasiones para disfrutar de la naturaleza, algunas de las cuales se han convertido en excelente centros para el ecoturismo. Sin embargo, la siguiente cabaña misteriosa descubierta el año pasado en el bosque de Arcata resulta ser una excepción a este tipo de construcciones, y todo un misterio por su pequeña pero intrigante historia.

Mark Andre ha dedicado su carrera a explorar los bosques de California del Norte

Él es el director de servicios ambientales de Arcata, California.Y pueden imaginar su sorpresa, cuando se encontró en medio del bosque con algo que no había visto nunca antes, mientras marcaba árboles para ser cosechados en el Bosque Comunal de Arcata.

Él conoce el área como la palma de su mano, o al menos eso es lo que él pensaba

Mucho de su trabajo consiste en pasar bastante tiempo en medio de la naturaleza, recorriendo los bosques, pero en esta oportunidad se encontró con algo entre los árboles que no se esperaba y que definitivamente no estaba allí la última vez que estuvo en esa zona del bosque...

Al acercarse, Mark pudo darse cuenta de que se trataba de una cabaña

Estaba perfectamente camuflada, evidentemente los constructores no querían que fuera descubierta.

La cabaña estaba situada en una de las áreas más remotas del bosque

Mark no había estado en esa zona desde 1985.

La cabaña medía unos 12 pies de ancho y 15 de alto

Tenía bases de concreto, paredes de madera cubiertas con lonas, techo inclinado y hasta un porche techado.

Lo más extraño de todo el asunto es que no había huellas de pisadas o un camino que condujera a la cabaña

Tampoco se observaba ningún tipo de abuso de los recursos ambientales ni basura alrededor, lo cual suele acompañar este tipo de construcciones ilegales en el bosque. Tal parece que quien la construyó respetaba la naturaleza.

Saltaba a la vista que estaba muy bien construida

Los guardabosques con frecuencia encuentran refugios profesionales creados por excursionistas, pero esto iba mucho más allá que eso.

Lo más probable es que los constructores aprovecharan el aislamiento de esa zona del bosque para pasar desapercibidos

Mark explicó que no la vio hasta que estaba apenas a 12 pies de distancia. "Está en el punto perfecto fuera del camino", explicó.

Mark decidió llamar a los técnicos forestales Javier Nogueira y Nick Manfredonia para que lo ayudaran

Regresó junto a ellos y la guarda bosques Heidi Groszmann para explorar el interior de la cabaña.

No había nadie adentro cuando forzaron su entrada

Encontraron dos licencias de conducir de personas diferentes, pero no pueden saber si una de esas personas vivía allí

Parecía una cabaña ordinaria, muy ordenada

Había alimentos y demás enseres domésticos en repisas pegadas a las paredes.

En una esquina de la cabaña había un estante con libros

Por los títulos, los guardabosques empezaron a sospechar que el residente de la cabaña debía ser una persona mayor.

Había una estufa y junto a ella una mecedora y una mesa con una tetera

Quienquiera que viviera allí, no estaba pasando incomodidades.

También encontraron varios cassettes de música

Cerca de la estufa, también hallaron una copia de "El Leñador", el periódico de la universidad estatal Humboldt, fechado en 2015

Esto les empezó a dar una idea del lapso de tiempo en el que estuvo ocupada la cabaña.

Entre otras cosas también hallaron una lista de "Cosas por hacer y por comprar"

Que incluía productos para mejorar la cabaña. Estaba fechada en 2011, 2012 y 2014.

Debido a que la cabaña se encontraba en una reserva natural y construir en tierras del estado es ilegal, dejaron un anuncio de desalojo en el lugar

A partir de ahí es que las cosas empezaron a ponerse realmente extrañas.

Cuando las autoridades regresaron al sitio tiempo después, esta había desaparecido por completo

“Es el terreno mejor limpiado que he visto nunca", dijo Michael McDowall, el técnico de recursos naturales del Departamento de Servicios Ambientales. “No dejaron ni un clavo, ni siquiera un papel de goma de mascar”. El único rastro que encontraron en el lugar fue un símbolo de los "okupa" dibujado en el piso con carbón.

El movimiento "Okupa" es un movimiento social que toma terrenos desocupados y viviendas vacías temporal o permanentemente, con el fin de utilizarlos como vivienda, guarida, tierras de cultivo, lugar de reunión o centros con fines sociales, políticos y culturales, entre otros. 

Debido a que se trataba de una construcción ilegal, es posible que los responsables nunca confiesen y que por lo tanto jamás se conozca su identidad

¡No dejes de compartir esta extraña historia con todos tus amigos a los que sabes que les encanta el misterio igual que a ti!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR