En un abrir y cerrar de ojos este indigente pasó de ser un callejero a todo un héroe

En un abrir y cerrar de ojos este indigente pasó de ser un callejero a todo un héroe3shares

Al revisar las noticias, diariamente son más las catástrofes propiciadas por las diferencias de posturas bien sea políticas, religiosas  o ideológicas. Lo más grave es que estas tragedias afectan a grupos vulnerables que hacen aún más lamentable lo ocurrido.

Hace pocos días, la noche del lunes 22 de mayo, un hecho violento ocurrido en la ciudad de Manchester sacudió al mundo cuando un "hombre bomba" atacó en un concierto de la popular estrella juvenil Ariana Grande; dejando un saldo de 22 fallecidos y 59 heridos, entre jóvenes fanáticos de la cantante y sus padres.

Son momentos duros para muchas familias. Aún así, allí es cuando logramos apreciar el verdadero valor de las personas. Eso le sucedió a un indigente quien se encontraba cerca del lugar y mientras duró la conmoción, se propuso ayudar a la mayor cantidad de afectados que le fue posible, ganándose la gratitud de muchos. Conoce aquí su impresionante historia.

La intolerancia cada día toma más víctimas.

No importa el motivo que la genere, es triste ver cómo ciertos grupos extremistas optan por la violencia para defenderse e imponen sus creencias frente al mundo entero.

A pesar de eso, no hay que perder la fe y la esperanza en la humanidad.

Estos hechos negativos son oportunidades valiosas para reafirmar que aún hay bondad y solidaridad en el corazón de muchos hombres y mujeres. Y mientas eso suceda, el bien siempre prevalecerá por encima del mal.

La historia de Stephen Jones es una muestra de ello.

Así se llama uno de los  indigentes que vagaba por los alrededores del Manchester Arena la noche del 22 de mayo y, al escuchar las explosiones, se apresuró a colaborar.

A sus 35 años, se desempeñaba como albañil pero llevaba más de un año como indigente.

Primero, escuchó una detonación y pensó que se trataba de fuegos artificiales. Pero el segundo estallido le dejó claro que se trataba de algo más.

Salió corriendo y encontró a un grupo de niños y adolescentes cubiertos de sangre.

Lloraban y gritaban descontroladamente. Asimismo, al ver a su alrededor se percató de muchos hombres y mujeres desesperados frente a los cuerpos sin vida o mutilados de otros chicos.

Se acercó para ayudarlos a quitarse de encima los clavos que tenían en sus brazos y rostros.

Igualmente, asistió a todos los padres que pudo a cargar los cuerpos de sus hijos y mover a un lugar más seguro a los heridos. Estuvo prestándoles asistencia hasta que llegaron los paramédicos y luego de eso siguió con su colaboración.

“Eran niños y más niños. No me lo habría perdonado nunca. Todo lo que hice es lo que cualquiera haría, especialmente cuando son niños, y es tu propia gente la que está herida y necesita ayuda. Es algo que cualquiera habría hecho” dijo a la prensa local.

Muchos huyeron del lugar pero él nunca lo pensó. Sólo quería ayudarlos.

Sus declaraciones son tan conmovedoras como sus nobles acciones.

Ha comentado en varias entrevistas que ver cómo niños, jóvenes y adultos corrían sin saber qué hacer, tantos muertos y heridos; todo eso lo impulsó a socorrerlos. “No podría haber seguido viviendo conmigo mismo si no me quedaba.. si simplemente me iba por miedo” fue parte de lo que dijo.

Personas como él son héroes sin capa.

Dijo en una oportunidad “Es algo instintivo ir y ayudar si alguien necesita ayuda, sobre todo si son niños”. No estuvo solo, otro de sus amigos indigentes llamado Chris Parke también se sumó a prestar su apoyo en ese terrible momento. Y su valioso aporte ha recorrido el mundo entero.

Aunque sus actos fueron desinteresados, no fueron pasado por alto.

Sus acciones han desencadenado una reacción de solidaridad hacia su condición económica, para ayudarle a salir de la calle. Una mujer creó una cuenta para recaudar fondos que le permitan establecerse con mejores condiciones de vida.

Asimismo, grandes personalidades se han sumado a su causa.

David Sullivan, propietario del equipo de fútbol West Ham United FC, y su hijo le pagarán el arrendamiento de una casa por seis meses, para apoyarlo mientras vuelve a establecerse.

No cabe duda que las buenas acciones hay que celebrarlas.

Estos héroes anónimos son dignos de admiración y respeto.

¿Y tú, qué hubieses hecho? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR con todos tus amigos esta noble historia.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR