El Xoloitzcuintle: Entérate porqué los aztecas le rendían culto a este curioso perrito

El Xoloitzcuintle: Entérate porqué los aztecas le rendían culto a este curioso perrito0shares

El Xoloitzcuintle, también conocido como "perro pelón mexicano" o "perro azteca", es una majestuosa y muy peculiar raza de perro endémico del territorio mexicano, con aproximadamente 3,000 años de antigüedad y que ha estado estrechamente vinculado a su historia y su cultura. Para los aztecas, estos perros tenían un carácter sagrado, ya que según su mitología, fueron un regalo que le otorgaron los dioses a los hombres para que guiaran sus almas al inframundo luego de su muerte.

En agosto de 2016, Miguel Ángel Mancera, Jefe del Gobierno de la capital mexicana, decidió declarar esta raza de perros como "patrimonio cultural y símbolo" de Ciudad de México, otorgándole así de manera oficial el rango de importancia que ya se había ganado por derecho propio. Sigue leyendo para que te enteres con todo detalle de la historia y características de esta raza única en el mundo.

Según la leyenda azteca, el dios del inframundo, Xólotl, hermano gemelo de Quetzalcóatl, se ofreció para bajar al inframundo, o “Mictlán” para traer al mundo de los vivos el "hueso de la vida"

A partir de dicho hueso fue que toda vida había sido creada. Xólotl creó al Xoloitzcuintle a partir de una astilla de este hueso y se lo entregó como regalo a los humanos, de ahí su carácter sagrado. Su nombre, en náhuatl, literalmente significa "perro de Xólotl" ( Xólotl + itzcuintli = perro).

Según la mitología azteca, los Xoloitzcuintles acompañaban las almas de los difuntos al inframundo o Mictlán

Es por esta razón que, cuando una persona fallecía, se sacrificaba a uno de estos perros para enterrarlos en la misma tumba junto al humano, de manera que cada persona que moría contara con la guía de un Xoloitzcuintle.

Según la tradición azteca, para que el perro pudiera cumplir su cometido, debía ser negro totalmente

Ya que si tenía alguna mancha en su cuerpo era porque ya había guiado el alma de otra persona previamente.

Existen Xoloitzcuintles de tres tamaños diferentes

Gracias a lo cual, puedes tener uno como mascota, sin importar si vives en departamento o en casa grande.

Los grandes pesan de 11 a 18 kilos y miden de 51 a 76 centímetros

Los de tamaño mediano pesan de 7 a 14 kilos y miden de 38 a 51 centímetros

Y por último, los de tamaño Toy, o miniatura, pesan de 2 a 7 kilos y miden de 23 a 26 centímetros

La piel del Xoloitzcuintle puede ser negra, marrón, gris, roja o moteada, y generalmente son completamente calvos

Aún así, existen ejemplares que presentan algo de pelo en la cabeza, la cola y la patas. Y otros que incluso tienen todo el cuerpo cubierto por un pelo muy fino

Aunque los ejemplares con pelo son menos valiosos, al ser de raza pura también, sirven para ser cruzados con los que nacen sin pelo, pues producen crías sin pelo

Lamentablemente, después de la época colonial, el xoloitzcuintle estuvo al borde de la extinción, lo que los hace bastante raros y escasos en la actualidad

Debido a su rareza, su precio suele ser bastante elevado, llegando a costar 1000 dólares cada ejemplar

Y es que estos perros no sólo son muy fieles y buenos compañeros, sino que también se les considera prácticamente una joya arqueológica

Ha sido testigo de la historia de México desde la época prehispánica, por lo que posee un enorme valor histórico y cultural

Al ser muy mansos, pero al mismo tiempo buenos guardianes, son la mascota perfecta. Por eso, íconos de la cultura mexicana, como Frida Kahlo y Diego de Rivera, los escogieron como compañeros

¡Comparte con todos tus amigos para ayudar a dar a conocer este perro tan increíble!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR