El Sorprendente Enigma de "La Última cena de Da Vinci" ha sido revelado.

El Sorprendente Enigma de "La Última cena de Da Vinci" ha sido revelado.332shares

¿Quién puede resistirse al arte? ¡Es prácticamente imposible! El arte es una forma de expresar todos aquellos sentimientos, pensamientos y emociones que llevamos por dentro. Aunque, claro, no todos somos artistas.

Sin embargo, también podemos expresar lo que sentimos al momento de interpretar o analizar una obra. Y es que muchas personas pueden analizar la misma pieza y llegar a conclusiones diferentes. Y entre las obras que más nos han dado de qué hablar están las piezas de Da Vinci.

Leonardo Da Vinci ha sido uno de los pintores más polémicos de la historia y gracias a él existen un sin fin de teorías conspirativas. Actualmente, es recordado por sus dos principales obras: La Gioconda (La Mona Lisa) y La Última Cena. Las cuales ocultan secretos sorprendentes.

¡Sigue leyendo para enterarte de lo que esconde el famoso mural!

Leonardo Da Vinci fue un polímata florentino del Renacimiento italiano.

Famoso a nivel mundial por su ingeniosidad universal y es considerado actualmente como la persona con el mayor número de talentos en múltiples disciplinas que jamás ha existido.

Lo cierto es que Da Vinci se destacó en diversas áreas.

Como científico, contribuyó significativamente en áreas de anatomía, la óptica y la hidrodinámica. Como ingeniero, llegó a elaborar ideas muy adelantadas para su época, tales como los carros de combates, el submarino, el helicóptero y el automóvil.

Sin embargo, su asociación histórica más famosa es el arte.

A Da Vinci se le ha atribuido alrededor de 20 pinturas, las cuales, en su mayoría, son sobre tablas. Pero él también cuenta con un mural, un dibujo en papel y dos bocetos

No obstante, su obra más famosa es La Última Cena (L'ultima cena)

La cual se cree fue un encargo del duque Ludovico Sforza de Milán. Leonardo trabajó en la pintura durante 1495 hasta 1497. Y ésta fue su obra más serena y alejada del mundo temporal.

En la pintura se muestra a Jesús y a sus discípulos en la última cena.

Poco antes de que ocurriera la traición de Judas y que Cristo fuera crucificado.

La pintura también es popular porque en ella se puede apreciar la reacción de los apóstoles cuando Jesús "predice" que uno de ellos lo traicionará.

Desde su publicación, el mural ha sido objeto de discusión.

Y ha creado un buen número de teorías. Entre ellas, está la teoría de que Jesús y Judas son la misma persona. Sólo que están representadas (o pintadas) en 2 períodos diferentes.

"¿Qué?".

Para elaborar la obra maestra, Da Vinci necesitó de la ayuda de modelos.

En ese entonces, Leonardo vivía en Milán y pedía a los habitantes de la ciudad que posaran para su obra. Aunque, según cuentan, el rostro más difícil de encontrar fue el de Jesús.

Después de una larga búsqueda, Da Vinci halló a un joven: Pietri Bendinelli.

Cuya facciones eran hermosas e inocentes. Perfecto para el rostro de Jesús. Y así fue como comenzó a trabajar en el Cristo de su pintura.

Pero aún quedaba otro reto para el artista: Encontrar al hombre que daría el rostro del traidor.

Después de un tiempo, Da Vinci encontró a un criminal en Roma, el cual tenía un pasado terrible y facciones casi demoníacas.

Durante el proceso, el criminal le preguntó a Da Vinci si lo había reconocido.

El artista no sabía de lo que hablaba al principio, pero después de una breve charla descubrió que el hombre ya había posado para él... para el retrato de Jesús. ¡Sorprendente!

¿Qué opinas sobre ésta teoría?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR