El conmovedor trasfondo de la emblemática imagen del niño llevando a su hermano a cuestas.

El conmovedor trasfondo de la emblemática imagen del niño llevando a su hermano a cuestas.0shares

El trabajo fotográfico suele ser asociado con eventos gratificantes. Las fiestas y todo tipo de celebraciones cuentan con algún profesional en el arte de la fotografía que logre capturar los momentos más representativos del evento y poder así inmortalizarlos. 

A pesar de eso, es igual de relevante dejar constancia de circunstancias o sucesos no tan agradables como éstos, como por ejemplo los relacionados a las tragedias más abominables que sacuden al mundo, pues es la única manera en que podamos precisar sus graves consecuencias para procurar evitarlas. Sin embargo, no sólo es importante lo que se ve en la imagen, sino el contexto en el cual se desarrollaron, aunque muchos ni se detengan por un momento a pensar sobre ello.

En esta oportunidad, Buenamente.com ha recogido las impresiones del célebre fotógrafo Joe O’Donnell en relación con el trasfondo de su retrato más famoso: la icónica foto del niño japonés que lleva cargado a su fallecido hermano. Te sorprenderá todo lo que este profesional tiene para decir al respecto.

El trabajo del fotógrafo estadounidense Joe O’Donnell ha dado mucho de qué hablar.

¡Y cómo no! Si logró captar el drama, la devastación y la resignación tras uno de los sucesos más abominables de la historia de la humanidad: el lanzamiento de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, como parte del ataque en la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, la imagen que revolucionó al mundo fue la de este pequeño de 10 años.

El cual, como todos sabemos (además que es evidente en la fotografía), lleva a uno de sus hermanos muertos a cuestas. Pero, a pesar del sentimiento que verla te produce, ¿has imaginado alguna vez lo que hubo detrás de ella?

El contexto que rodeó ese momento es aún más impactante que la propia foto.

El mismo O’Donnell se ha hecho eco para contar las circunstancias que los rodeaban.

Tanto a él como profesional de la fotografía, como al niño de la foto.

Su trabajo era precisamente retratar las nefastas consecuencias que las bombas ocasionaron.

¡Y vaya que lo hizo! 

Afirma haberlo escogido a él entre tantos porque sintió que era distinto.

“Vi a este niño que caminaba, habrá tenido alrededor de 10 años. Me di cuenta de que llevaba un niño sobre sus hombros. En aquellos días, era una escena bastante común de ver en Japón, a menudo cruzábamos niños jugando con sus hermanos y hermanas llevándolos sobre sus hombros, pero este niño tenía algo diferente”

Cuenta el fotógrafo que el niño estaba de pie cerca de unos hombres con máscaras blancas.

Ellos eran los encargados de incinerar los cuerpos de los fallecidos.. 

Luego de capturar la toma, ocurrió algo todavía más desgarrador.

El niño de aproximadamente 10 años entregó con serenidad el cuerpo sin vida de su hermano a los hombres, para que fuese arrojado a las llamas y ser incinerado, junto con el del resto de los miembros de su familia.

La cara del menor se mantuvo en tranquilidad viendo como todo transcurría.

Este infante se desprendió de lo último que le quedaba en el mundo.

No se movió o lloró, ni tampoco realizó algún otro gesto significativo. Estaba ahí parado viendo como el fuego consumía los cuerpos. Se dio la vuelta y se alejó en silencio, así como llegó.

Todo lo que había acontecido le cambió la vida.

Pudo haberlo dejado tirado para ser recogido por otros. Aún así, él valientemente decidió afrontar su situación con hidalguía y ser él mismo quien diera el último adiós a su pequeño hermano.

Así como este niño, muchas otras personas fueron afectadas por esta guerra.

Lo que se traduce en un sinfín de historias anónimas que jamás podrán ser contadas, pero que igual encierran un profundo dolor y pesar por las pérdidas causadas.

Las guerras, indistintamente sus justificaciones, son hechos terribles.

Cuyos beneficios jamás se podrán equiparar con el daño que producen.

Si no fuese por imágenes como ésta, muchos seríamos indiferentes ante tales realidades.

Por eso es muy importante la labor que fotógrafos, camarógrafos e historiadores realizan.

¡Ojalá se pueda detener tanto odio entre los seres humanos y no ocurran más eventos como éste!

¿Cuál otra imagen similar te ha impactado? COMENTA y COMPARTE esta lamentable historia con todos tus amigos para sensibilizarlos sobre las tragedias que han sacudido al mundo.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR