El antídoto de Séneca para tener una vida sin preocupaciones inútiles y más relajada

El antídoto de Séneca para tener una vida sin preocupaciones inútiles y más relajada16shares

Si hay algo que diversos estudios han demostrado, es que la ansiedad se está convirtiendo en un problema cada vez más común a medida que pasan los años y es que cada vez son más las personas las que se preocupan por cosas irracionales. Pero descuida, si estás incluido entre esas personas, debes saber que existe una salida.

En esta ocasión, queremos discutir algunos hechos sobre la ansiedad moderna y te presentamos el famoso "antídoto de Séneca" para deshacerte de las preocupaciones inútiles. Estamos seguros que te sentirás mucho más aliviado al leer esta nota, ya que te proporcionará las herramientas necesarias para dejar atrás todas aquellas cosas que te agobian innecesariamente.

Si conoces de alguien que pueda necesitar de este antídoto, entonces COMPARTE esta nota con él/ella. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

La mayor parte del tiempo, nos la pasamos preocupados por la posibilidad de que ocurra algo  que consideramos negativo

Lo más terrible de todo, es que ni sabemos cuáles son las probabilidades de que ocurra o si realmente existe alguna posibilidad de que pueda ocurrir, causando preocupaciones innecesarias en nuestras vidas, que simplemente no nos dejan en paz.

Lo más duro de todo, es que en realidad no sabemos diferenciar los eventos malos de los buenos y viceversa

Como muy bien lo dijo el escritor estadounidense Kurt Vonnegut: "la verdad es que sabemos muy poco sobre la vida, realmente no sabemos cuáles son las buenas y las malas noticias", haciendo referencia en que las noticias buenas pueden convertirse en malas y viceversa, puesto que cada acontecimiento contiene una semilla opuesta.

Por su parte, Alan Watt comenta que es prácticamente imposible saber cuándo algo es bueno o malo

"Todo el proceso de la naturaleza es un proceso integrado de inmensa complejidad, y es realmente imposible saber si algo de lo que sucede en él es bueno o malo", señala el filósofo. 

Pero aún así, la mayoría de las personas sigue pensando en términos de bueno o malo, de ganancias o pérdidas

Esto se debe a que tenemos pensamientos dicotómicos, por lo que tendemos a catalogar todo en fenómenos opuesto, por lo que necesariamente debemos pensar que los sucesos pueden ser beneficios o perjudiciales.

Y es precisamente en eso lo que se basa la ansiedad moderna

Aunque suene casi ilógico, lo cierto es que la ansiedad moderna está sustentada en preocupaciones de cosas que nunca van a pasar.

Los psicólogos aseguran que la ansiedad moderna se basa en 5 categorías de preocupaciones

Cuatro de ellas son preocupaciones imaginarias, y solo la quinta se fundamenta en preocupaciones que tienen una base real, aunque esta solo ocupa el 8% del total de nuestras preocupaciones cotidianas.

Dicho en otras palabras: nos preocupamos por nada

Y son precisamente esas preocupaciones las que alimentan nuestros miedos, ya sean manifiestos y ocultos.

Aunque no lo creamos, el Internet ha agravado aún más esta situación

Ya que al estar conectados todo el tiempo, nos permite saber todo lo que ocurre alrededor del mundo, lo que puede generar una ansiedad difícil de soportar y controlar.

Después de todo, ¿cómo podemos estar seguros que no seremos víctimas del próximo ataque terrorista?

¿O qué puede garantizarnos que no ocurrirá un terremoto donde vivimos?

Por lo tanto, estar al tanto de todas las catástrofes del mundo lleva a nuestra mente a pensar lo peor, creando un estado de auténtico delirio

"Quizá el volumen de incertidumbre no ha crecido, pero el volumen de nuestras preocupaciones sí lo ha hecho", comentó el sociólogo Zygmunt Bauman al respecto.

Pero descuida, el antídoto de Séneca puede ayudarte a liberarte de las preocupaciones inútiles

Hace unos siglos atrás, Séneca, un filósofo estoico, examinó la tendencia humana de centrarse en los aspectos negativos de la vida y preocuparse innecesariamente.

"Los animales salvajes huyen de los peligros que encuentran en su realidad, y una vez que han escapado, no se preocupan más", comenta Séneca

"Sin embargo, a nosotros nos atormenta el pasado y lo que está por venir. Nuestra 'bendición' nos hace daño ya que la memoria nos devuelve la agonía del miedo, mientras que la capacidad de previsión lo provoca prematuramente”.

Séneca se refiere que nuestra mente se encuentra continuamente maquinando sobre lo que ha ocurrido en el pasado y lo que podría ocurrir en el futuro

En concordancia con él, su amigo Lucilius, llegó a la conclusión en que "hay más cosas que pueden asustarnos que aplastarnos; sufrimos más a menudo en la imaginación que en la realidad".

"Algunas cosas nos atormentan más de lo que deberían; otras nos atormentan antes de llegar y otras nos atormentan cuando no deberían atormentarnos en absoluto", dice Séneca

"Tenemos el hábito de exagerar, imaginar o anticipar la tristeza".

Por supuesto, es mucho más fácil decir que dejemos de preocuparnos innecesariamente que hacerlo, este filósofo lo tenía presente

Por esa razón estudió las diferencias entre las preocupaciones razonables y las irracionales, señalándonos lo inútil que era gastar nuestra energía emocional y mental en estas últimas.

Por ese motivo, Séneca nos dice:

"Es probable que algunos problemas ocurran realmente, pero no es un hecho presente. ¡Cuántas veces sucedió lo inesperado! ¡Cuán a menudo lo esperado no ha sucedido! Y aunque pueda suceder, ¿de qué sirve agotar nuestros recursos para hacerle frente a su sufrimiento de antemano?"

"Sufrirás cuando suceda, así que mientras tanto, mira hacia adelante para intentar mejorar las cosas. ¿Qué ganarás? Tiempo"

"Mientras tanto, ocurrirán muchos sucesos que servirán para posponer o eliminar el problema. Incluso la mala suerte es voluble. Tal vez viene, tal vez no; mientras tanto, no está. Así que concéntrate en cosas mejores".

Basado a eso, su antídoto para deshacernos de las preocupaciones y aliviar la ansiedad consiste en centrarnos en el presente:

"La verdadera felicidad es disfrutar del presente sin dependencia ansiosa del futuro, no divertirnos con esperanzas o miedos, sino descansar tranquilos, como el que no desea nada. Las mayores bendiciones de la humanidad están dentro de nosotros y se encuentran a nuestro alcance. Un hombre sabio está contento con su suerte, sea cual sea, sin desear lo que no tiene".

Por lo tanto, la clave para no preocuparte innecesariamente de las cosas está en vivir el presente

En vivir el aquí y el ahora, sin desarrollar deseos que se vuelvan extremadamente expectantes y ocasionen incertidumbre por el futuro.

Así como tampoco podemos pensar sobre todo lo negativo que ha ocurrido en el pasado

Sé una persona más resiliente, ya que el pasado ha quedado atrás y el futuro aún está por venir. Vive solamente el presente, ya que es tu realidad y no te preocupes por lo demás.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR