Después de una Vasectomía Mal Hecha, Este padre de Familia Quedó con un Problema Terrible

Después de una Vasectomía Mal Hecha, Este padre de Familia Quedó con un Problema Terrible0shares

Aproximadamente uno de cada seis hombres decide hacerse una vasectomía en algún momento de su vida. El procedimiento es bastante común y permite a los hombres tener sexo sin la posibilidad de dejar embarazada a su pareja. Daniel Neal, de 30 años de edad y oriundo de Clifton, Nottingham, se hizo el procedimiento en 2012, pero su vida ha sido un infierno desde entonces.

La mayoría de las veces se trata de un procediemiento sencillo que no causa complicaciones, pero por supuesto como en todo, hay excepciones , como en la angustiante historia de Daniel , realmente tienes que escucharla... 

Comparte este artículo con tus contactos de Facebook. Ellos deben saber lo posibles efectos colaterales de una vasectomía.

El matrimonio de Daniel y Sara Neal empezó como todos los demás: 

Lleno de alegría y de emoción por el futuro, amor mutuo, sueños y proyectos que esperaban compartir juntos.

No pasó mucho tiempo hasta que la pareja tuvo a su primera hija, Ashley, quien tiene ahora 11 años. Desde entonces, el matrimonio tuvo varios hijos más (Bethany, 10, Caitlyn, 7, Evie, 3 y Jack, 4). Después de tener todos los hijos que deseaban, la pareja decidió que Daniel se hiciera una vasectomía para prevenir embarazos futuros.

En Enero de 2012, Daniel viajó a Nottingham para hacerse un procedimiento que lo afectaría por el resto de su vida. 

En caso de que no lo sepan, una vasectomía implica cortar o bloquear los vasos deferentes con el fin de impedir el paso del esperma. 

Desafortunadamente, Daniel experimentaría un problema con su procedimiento que es sorprendentemente común, pero raramente comentado... 

Daniel le dijo al diario The Sun que pudo sentir cada aspecto del procedimiento después de que 12 inyecciones anestésicas fallaran en adormecer el dolor. 

Este no fue el fin de su padecimiento... 

Después del procedimiento, empezó a experimentar un dolor insoportable en su ingle que se extendía hacia su abdomen. 

Por los últimos tres años, Daniel, ahora de 30, ha tenido que tomar pastillas de morfina para salir adelante. 

Los efectos de la vasectomía también han afectado horriblemente su vida amorosa. El dolor la ha eliminado por completo. 

Cuando se le preguntó sobre este problema a la esposa de Daniel, Sara, ella dijo, "Somos jóvenes, así que no es ideal. Deberíamos tener una vida sexual, pero ¿qué se puede hacer? No es su culpa." A través de todo, Sara ha permanecido junto a su esposo, algo por lo que él está muy agradecido. 

Daniel simplemente está harto. Él hara lo que sea necesario para que su vida vuelva a la normalidad. 

"He tenido sexo una sola vez desde la vasectomía y fue tan doloroso que tuve que ser llevado al hospital más tarde," explicó Daniel. "Por mí pueden quitarme los testículos. Sólo quiero que el dolor se acabe," añadió. La horrible situación de Daniel llegó al punto de que intentó suicidarse en 2015. "Así de malo es," ha dicho. 

Puede sorprenderte saber que la condición que está padeciendo Daniel puede afectar tantos como a un tercio de todos los hombres que se hacen una vasectomía... 

Los doctores creen que Daniel está sufriendo de síndrome de dolor post-vasectomía, una condición que se piensa afecta entre el 14% y el 33% de todos los hombres que reciben una vasectomía. 

Los doctores tienen unas pocas teorías de por qué el dolor persistente puede seguir una vasectomía. 

Un crecimiento anormal de tejido cicatrizado es una causa posible del dolor. Otra posibilidad es que el esperma puede gotear hacia un testículo, llevándolo a tratar el esperma como un invasor extraño. 

Un experto le dijo al diario The Sun que es posible que una infección pueda establecerse inmediatamente después del procedimiento, pero que dolor a largo plazo no debería ocurrir.

En cualquier caso, los pacientes deberian ser completamente informados del posible resultado de una cirugía tan invasiva y significativa.

Aquí está Daniel sosteniendo cartas sobre posibles opciones de tratamiento. 

Han reconocido que su condición es debilitante, pero le han explicado que las opciones de tratamiento son bastante limitadas, incluyendo inyectarle medicamentos anti inflamatorios o revertir el procedimiento.

Creo que se puede decir, sin temor a equivocarse, que todos esperamos que Daniel reciba el tratamiento que merece! ¿Ustedes que piensan? Deja un comentario haciéndonos saber qué opinas de la situación de Daniel.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR