Descubre por qué babeas mientras duermes y cómo dejar de hacerlo

Descubre por qué babeas mientras duermes y cómo dejar de hacerlo0shares

Aunque no nos guste admitirlo, muchos de nosotros babeamos mientras dormimos. Sí, es algo súper molesto, ya que despiertas con una mancha junto a tu boca, tu almohada se siente húmeda y la funda termina manchándose por tu baba. Pero en realidad es un problema mucho más común de lo que crees.

Todo el mundo lo hace de vez en cuando y generalmente sucede por un exceso de saliva acumulado en la boca. Pero, ¿sabías que si babeabas de manera regular y excesiva podría ser una señal de alerta de alguna enfermedad en desarrollo o de un mal funcionamiento en el organismo? Por esa razón, hemos decidido explicarte las razones por las cuales podrías estar babeando y cómo dejar de hacerlo.

Si no conocías estos métodos, entonces COMPÁRTELOS con tus amigos, ellos también deben conocerlos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

¿Por qué babeamos?

Cuando estamos dormidos, nuestros músculos faciales y reflejos para tragar se encuentran completamente relajados. Esto puede hacer que la saliva se acumule en la boca y empiece a gotear lentamente, ya que como los músculos faciales están relajados no cerramos la boca.

Lo que nos puede conducir a despertarnos con una almohada húmeda y poco cómoda para seguir durmiendo

Algo muy importante que debes saber, es que el babeo excesivo o la hipersalivación puede ser una señal de alerta de una enfermedad neurológica o el resultado de una congestión nasal. Por lo que si experimentas este fenómeno de manera frecuente más te vale no ignorarlo.

Además, las personas que ya han sufrido de algún problema serio de salud, como un derrame cerebral, tienden a hacerlo con más frecuencia

¡Pero ya basta de sufrir! Por fortuna existen ciertos métodos que pueden ayudarte a disminuir y evitar ese molesto babeo.

¿Cómo reducir o evitar este problema?

A continuación, te explicaremos 8 métodos efectivos para disminuir o evitar este inconveniente. Estamos seguros que tu almohada y tu sueño lo agradecerán.

1. Pierde esos kilitos de más

El sobrepeso puede afectar seriamente el proceso de sueño. De hecho, más de la mitad de la población de EE.UU. que sufre de apnea de sueño también tiene sobrepeso.

Por esa razón, debes realizar alguna actividad física regular y llevar una dieta balanceada

Prueba salir a caminar o correr al menos unas 4 veces a la semana durante 40 minutos. Estamos seguros que eso te ayudará a sentirte muchísimo mejor.

2. Asegúrate de tomar la medicina correcta

Si estás tomando algún medicamento o realizando un tratamiento médico, asegúrate de que no produzca exceso de saliva.

Por ejemplo, algunos antibióticos pueden causar hipersalivación y ser la razón del babeo excesivo

3. Limpia tus fosas nasales

Una de las principales razones por la cual babeamos mientras dormimos es por un bloqueo nasal, lo que hace que la persona respire por la boca y produce el babeo. Intenta limpiar y desbloquear tus fosas nasales antes de dormir para evitar mojar la almohada todas las noches.

Aquí te enseñamos algunos métodos que pueden ayudarte a destapar tus fosas nasales:

  • Toma una ducha caliente, eso despejará tu nariz y mejorará tu respiración.
  • Asegúrate de tratar cualquier infección nasal una vez que aparezca, para así evitar complicaciones futuras.
  • Usar aceites esenciales, sobre todo aquellos que contiene eucalipto. Esto te ayudará a tener una respiración más libre.

4. Considera realizarte una cirugía

En ocasiones, los médicos pueden recomendar un procedimiento quirúrgico para extirpar las glándulas. Esto generalmente sucede cuando hay problemas neurológicos serios que provocan la hipersalivación.

Por supuesto, lo más recomendable es probar primero los métodos no quirúrgicos

Así que no temas probar distintos tratamientos antes de considerar esta opción.

5. Cambia tu postura para dormir

Si duermes de lado, es muy probable que la saliva acumulada salga de tu boca y moje tu almohada, así que intenta probar alguna otra postura.

Lo más recomendable es dormir boca arriba, ya que de esa manera la saliva no goteará

6. Mantén tu cabeza en alto

Mantener tu cabeza sobre una almohada, o ponerla en una posición más alta de lo usual, mientras duermes puede ayudarte a reducir el babeo.

Así que trata de usar una o dos almohadas a la hora de dormir. Aunque asegúrate de sentirte cómodo

7. Comprueba si sufres de apnea del sueño

La apnea de sueño es un trastorno serio en el que la respiración de la persona deja de funcionar de manera adecuada, lo que ocasiona a tener un sueño interrumpido y no permite al paciente descansar como es debido.

Roncar y babear son las principales señales de sufrir de apnea del sueño

Si tienes sospechas de que puedas estar sufriendo de este trastorno, consulte a su médico para obtener un diagnóstico y así empezar a tratar esta condición.

8. Usa un dispositivo especial

Acudir al médico puede ayudarte a obtener un dispositivo adecuado para tu boca que puede ayudarte a reducir o evitar el babeo.

Pueden tratarse de distintos aparatos dentales que te ayudarán a mantener la boca cerrada o a tragar mejor mientras duermes

Y tú, ¿conoces algún otro método?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR