Descubre las 10 Maneras en las que estás botando tu dinero sin siquiera darte cuenta

Descubre las 10 Maneras en las que estás botando tu dinero sin siquiera darte cuenta0shares

Si hay un aspecto de la vida que suele darnos muchos dolores de cabeza es el financiero, sin importar qué tan bien ganes o cuan eficiente seas al gastar tu dinero siempre sentirás que estas "algo corto" y sentirás deseos de tener una situación más holgada económicamente hablando.

Pero ¿Qué tal si te dijera que hay maneras en que estás gastando una importante cantidad de dinero sin ni siquiera notarlo? La verdad es que la mayoría de nosotros, incluyendo aquellos que elaboran y se apegan a presupuestos bien pensados y elaborados, terminamos haciendo gastos superfluos casi a diario pero que solemos desestimar sin pensar que al acumularse mes a mes pueden tener un impacto sobre nuestros ahorros mucho mayor de lo que la mayoría puede imaginar.

Para ayudarte a fortalecer tu músculo económico a continuación te presentamos 10 maneras en que estás botando tu dinero sin siquiera darte cuenta.

Dejar cargadores y otros artículos electrónicos conectados durante la noche

Cuando dejas tu celular conectado al toma corrientes cada noche este seguirá recibiendo carga cada vez que la batería baje del 99% lo cual acorta la vida útil de la batería y aumenta significativamente tu factura por servicio eléctrico, lo mismo ocurre para los descodificadores de cable, laptops y cualquier electrodoméstico que tenga reloj o indicadores LED que se mantengan encendidos permanentemente.

Acumular deudas en tu tarjeta de crédito

Este instrumento es una gran solución cuando quieres comprar algo y pagarlo por cuotas o si tienes una emergencia, pero ten cuidado, los intereses empiezan a escalar rápidamente  si no empiezas a pagar el balance mensual de manera constante. Lo más recomendable es pagar la mayor cantidad de la deuda total que puedas permitirte cada mes, evitarás ahogarte en intereses y aumentará tu índice crediticio.

Elegir un seguro sin investigar la relación costo / cobertura

Escoger un seguro tanto de salud como para tu auto es un asunto importante que debe ser estudiado con detenimiento, algunos seguros tienen una prima más baja pero un deducible tan alto que puedes terminar pagando mucho más de lo planeado. Igualmente no tiene sentido irte por una póliza más económica pero que no cubrá las totalidad de los gastos si llegaras a necesitar asistencia.

Fumar cigarrillos

Todos sabemos que se trata de un hábito que causa bastantes daños a la salud, pero además puede estar ahogando tus finanzas sin que lo notes, la mayoría de los fumadores consume entre 50 y 100 cajetillas de cigarro en un mes, multiplica eso por el costo de cada una de ellas y verás que se trata de una suma de dinero nada despreciable que puede ser invertida en algo más sano y divertido

Ordenar aperitivos en un restaurante

Creo que a todos les ha pasado alguna vez que los aperitivos suenan tan apetitosos que piden un par para compartir con el resto de la mesa y cuando llega la hora de la comida principal ya nuestro apetito no es el mismo. Está bien ser indulgente de vez en cuando, pero piensa que en la mayoría de las ocasiones el plato principal será suficiente para que quedes más que satisfecho y verás como tanto tu bolsillo, como la línea de tu cintura te lo agradecerán.

Comprar gasolina premium para tu auto

Quizás piensas que estás ayudando a que el motor de tu auto trabaje mejor, pero la verdad es que si no fue diseñado específicamente para ese tipo de combustible no está recibiendo ningún beneficio, ni en potencia ni es en protección de la maquinaría, además la gasolina premium puede llegar a ser muy costosa, sigue las recomendaciones del manual de tu auto y podrías ahorrar mucho dinero.

Pagar por el paquete premium del cable

Los cinéfilos piensan que está justificado pues así pueden ver las películas que les gustan a sólo semanas de su salida de carteleras, pero actualmente encontrarás una mucho mejor oferta, y a un costo más atractivo, en servicios de streaming como Netflix, Hulu o Amazon prime.

Pagar por extensiones de garantías

Muchos productos ofrecen extender el tiempo de garantía por un pago adicional, algo que suena como una buena idea, tanto que casi un tercio de los compradores lo hacen, pero la verdad es que se trata de un gasto que pocas veces te dará un beneficio, cuando un producto viene con una falla de fábrica casi siempre mostrará la falla en los primeros días de uso, mientras están cubiertos por la garantía normal, y si en cambio el daño es resultado de un mal uso no será cubierto por la garantía incluso si pagaste por la extesión.

Pagar demasiadas comisiones bancarias

Algunos banco tienen cargos que se activan cuando una cuenta baja de cierto monto promedio, es especial las cuentas con chequera, igualmente los cajeros automático cobran comisiones que pueden llegra a ser bastante altas, así que es mejor planificar y sacar una buena cantidad de dinero en una sola operación que visitar el ATM de la esquina 3 veces a la semana (y pagar el triple de comisiones)

Pagar la membresía de un gimnasio

Las últimas investigaciones revelaron que casi las mitad de las personas que pagó por una membresía completa no volvió al gimnasio luego del primer mes, y otro 20% sólo asiste de 2 a 4 veces en un mes. Así que en ves de pagar una suscripción mensual tienes dos opciones más económicas y efectivas: la primera es pagar por paquetes de clases, muchos gimnasios ofrecen paquetes de pro ejemplo "5 clases de spinning" que puedes tomar en el horario de tu preferencia  durante los siguientes 2 meses. Y la otra alternativa es ahorrar ese dinero y comprar algunos equipos básico para ejercitarte en casa.

Bonus: La regla del 50/30/20 para un presupuesto estable

La mayoría de los expertos en finanzas recomiendan seguir esta regla a la hora de elaborar tu presupuesto mensual calcula cuanto es tu salario luego de pagar cualquier impuesto y luego reparte tus ingresos de la siguiente manera:

50% Para tus necesidades: Esto incluye, comida, servicios, renta y cualquier otro gasto que sea indispensable, aquí el truco es incluir lo verdaderamente necesario (esos pantalones que usarás para ir a trabajar) y no las cosas que aunque son útiles no son absolutamente necesarias (esos zapatos que te hicieron ver genial).

30% Para las cosas que quieres: Aquí  puedes incluir todas esas cosas que son pequeños lujos: el bote de helado que se antojó mientras haces compras, los gastos de una salida al cine o la bufanda que te coqueteó en aquella tienda.

20% Para ahorro o pago de deudas: Ese 20% sobrante debe ser usado para cancelar cualquier deudas que tengas o el saldo de tu tarjeta de crédito, ¿No tienes deudas? maravilloso, es momento de colocar ese dinero en una cuenta de ahorro, o si es posible en algún instrumento de inversión que te genere ganancias


Comparte estos importantes consejos con tus contactos

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR