Descubre Como es Vivir en el Pueblo Más Frío del Mundo donde la Temperatura es -50 grados.

Descubre Como es Vivir en el Pueblo Más Frío del Mundo donde la Temperatura es -50 grados.103shares

El publo de Oimiakón se encuentra ubicado al lado del río Indigirka, justo al noreste de Sajá, en la ciudad de Siberia en Rusia. Según los cientificos, por estas zonas se han reportado temperaturas que alcanzan los – 71.2 °C, en 1993. Esto sucedió cerca de Yakutsk, quien pasó a ser la segunda ciudad más fría del mundo. 

Y lo cierto es que en Oimiakón se reporta muchísimo más frío, la temperatura promedio del día se encuentra en -50 ºC. Por si fuera poco, en este pueblo el invierno dura 9 meses y es muy rudo para la población, debido a que los peces tras solo estar 30 segundos fuera del agua se congelan y estos son guardados en los sótanos junto a la leche, que por si fuera poco nunca es líquida. Además, te parecerá increíble pero la gasolina se solidifica si se apaga el motor de los automóviles. 

El único lugar más frío del planeta que este pueblo es la Antártida. la cual reporta temperaturas de -91 °C, la diferencia es que en esta última no habita nadie. 

El valiente fotografío Amos Chapple realizó un viaje de dos días desde Yakutsk, a Oimiakón para retratar como la cotidianidad en este pueblo.

“Yo llevaba unos pantalones finos cuando salí por primera vez al exterior, a – 47° C (-52° F). Lo que recuerdo es la sensación del frío aferrándose a mis piernas, y lo sorprendente es ver en ocasiones como mi saliva se congelaba en forma de agujas y me pinchaban los labios", explicó el fotógrafo.

Según el fotógrafo, más allá del frío, lo más difícil de todo era captar la fotografía debido ya que el enfoque y zoom de su cámara se oscurecían a causa del frío. Sin duda alguna allí pudo sentir en carne propia lo que es estar en un lugar extremadamente frío.

Lo más irónico de todo es que Oimiakón significa “agua no congelada”. Al principio, este pueblo era utilizado por pastores para regar el rebaño de sus renos en los manantiales de agua caliente que posee este sitio. 

La única ruta para ir a Oimiakon es conocida como ‘La carretera de los huesos’. 

Como curiosidad de este sitio se podría decir que los inodoros se tienen que construir en el exterior, debido a que el suelo congelado no permite que se puedan instalar tuberías en los interiores de las casas. 

La manera de los granjeros para mantener a sus vacas calientes por las noches es colocarlas dentro de los establos. Por otro lado, los autos sólo se pueden estacionar en lugares con calefacción, y si alguno se queda por fuera debe seguir en ruedo, de lo contrario se congelaría la gasolina y no podría arrancar.  

¿Te gustaría visitarlo?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR