Descubre 8 remedios caseros muy fáciles de hacer que te ayudarán a tratar la conjuntivitis

Descubre 8 remedios caseros muy fáciles de hacer que te ayudarán a tratar la conjuntivitis0shares

Como sabemos, la conjuntivitis puede ser un problema bastante molesto, ya que no solo causa una irritación constante en el ojo, sino que es una condición bastante evidente y contagiosa que puede incomodar tanto a su portador como a quienes lo rodean.

A continuación, te enseñamos algunos remedios caseros muy fáciles de preparar que te ayudarán a tratar la conjuntivitis. Al final del artículo, encontrarás algunos consejos para evitar la propagación de esta enfermedad. Por supuesto, si realmente estás preocupado por la salud de tus ojos, lo mejor es que consultes a un médico.

Si encontraste útiles estos consejos, entonces COMPÁRTELOS con tus amigos, puede que ellos también necesiten conocerlos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

1. Aceite de neem.

Es bien sabido que el aceite de neem proporciona alivio inmediato en los casos de ojos irritados. Cuando se trata de conjuntivitis causada por virus o infección, el aceite de neem puede ser de gran ayuda gracias a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que ayudan a combatir las bacterias e inflamación. Aunque puedes obtener un efecto "antiviral", si combinas el aceite de neem con aceite de árbol de té.

Aplica 1 o 2 gotas del aceite (o la mezcla de aceite de árbol de té y aceite de neem) alrededor del ojo afectado antes de acostarte.

Asegúrate de no tocar el globo ocular y masajea suavemente el área. Puedes dormir dejando el aceite actuar o simplemente aplicándolo durante unos 20 minutos. Es importante usar aceites puros sin aditivos químicos y no apliques el aceite directamente en el ojo.

2. Miel.

Como sabemos, la miel está llena de nutrientes que son muy beneficiosos para la piel. Sus propiedades antibacterianas pueden ayudarte a combatir la infección y sus propiedades antiinflamatorios aliviarán el dolor producto de la infección. Tan solo debes preparar una solución, mezclando 1/4 de cucharadita de miel con un 1/4 de taza de agua destilada.

Con la ayuda de un gotero, vierte dos gotas de esta mezcla en cada ojo.

También puedes aplicar esta solución con la ayuda de una toallita para limpiar el tejido afectado. Puedes reemplazar el agua por leche para obtener un mayor efecto antiinflamatorio, lo que garantizará el ojo irritado desaparezca en menos de 24 horas.

3. Bolsitas de té.

Los té naturales están llenos de bioflavonoides (nutrientes que se encuentran tanto en frutas como en verduras) que ayudan a mejorar la salud de tu corazón. Sin embargo, estos nutrientes también pueden ayudarte a combatir infecciones y a calmar la inflamación.

Te recomendamos preparar compresas tibias usando bolsitas de té de manzanilla, hinojo o caléndula.

Tan solo debes remojar un par de bolsitas en agua tibia y aplicar las bolsitas tibias en tus ojos cerrados. Deja que esa compresa actúe durante unos 10 minutos para reducir la hinchazón. También puedes aprovechar la solución del té y usarla como lavaojos.

4. Compresas frías y tibias.

También puedes aliviar la conjuntivitis desde casa usando compresas frías y tibias. Es la manera más fácil y efectiva para reducir el dolor de una membrana mucosa irritada.

Para calmar el dolor, lo mejor es usar una compresa húmeda tibia, para ayudar a que el ojo se hidrate de manera natural.

Luego, reduce el enrojecimiento e hinchazón aplicando una compresa fría. Es recomendable limpiar la compresa luego de cada uso. En caso de usar trozos de telas, reemplácelos por trozos nuevos.

5. Solución de agua salada.

En lugar de comprar gotas de agua salina, puedes prepararlas fácilmente desde casa. Tan solo debes hervir una taza de agua destilada con media cucharada de sal y dejar que la solución se enfríe antes de usarla. Con la ayuda de un gotero limpio, aplica 1-2 gotas en cada ojo. La sal eliminará los restos que se hayan acumulado en el ojo y sus propiedades antibacterianas eliminarán a las bacterias.

En caso de que los goteros no sean lo tuyo, puedes simplemente rociar un poco de esta solución en la superficie de cada ojo.

No olvides de limpiar los restos de agua de tus ojos con una toalla limpia para evitar que la infección se propague. Se recomienda hacer esta solución cada día y descartarla después de dos días desde que se preparó.

6. Gel de aloe vera.

El gel de aloe vera también es excelente para tratar infecciones oculares. Además, sus componentes como la aloína y el amodin tienen propiedades antisépticas y antibacterianas que pueden serte de ayuda a la hora  de combatir la conjuntivitis.

Tan solo debes aplicar el gel de aloe vera en el párpado y debajo del ojo.

Asegúrate de tener las manos limpias antes de aplicarlo o usar almohadillas desechables limpias. No te recomendamos usar bolas de algodón, ya que pueden dejar restos en el ojo. Lo mejor es que uses almohadillas diferentes para cada ojo, así la infección no se propagará.

7. Gotas de plata coloidal.

Las gotas de plata coloidal son geniales para atacar virus y bacterias irritantes altamente infecciosas. Una vez que se aplica sobre el tejido infectado, los coloides de plata atrapan las células infectadas y las envía al torrente sanguíneo para finalmente eliminarlas del cuerpo.

Este remedio es perfecto para tratar alguna infección subyacente que pueda estar ocasionando el enrojecimiento del ojo.

Es importante tener en cuenta que este remedio debe usarse bajo la supervisión de un médico y no debe ser usado por más de una semana.

8. Hojas de Tulsi.

El Tulsi puede ayudarte a combatir la conjuntivitis y forúnculos. Además, también protege a tus ojos de bacterias y radicales libres. Y su uso constante puede prevenirte de varias enfermedades oculares como cataratas, defectos de visión y oftalmía.

Para preparar este remedio tan solo debes seguir estos pasos:

Hierve un poco de agua, deja remojar las hojas por unos 10 minutos, entonces retira las hojas y usa el agua para lavar tus ojos. También puedes empañar un paño en la solución y usarlo como compresa.

Bonus: Cómo prevenir que la infección se propague.

Existen varias medidas preventivas que puedes tomar para evitar que la infección ocular se propague:

  • Evitar usar lentes de contactos por un tiempo.
  • Lávate las manos antes y después de tocar tus ojos.
  • Usa distintas compresas para cada ojo.
  • Lava las toallas, fundas y ropa que entren en contacto con tus ojos.
  • Evita compartir herramientas de maquillaje.

Y tú, ¿conocías estos remedios para tratar la conjuntivitis?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR