Descubre 7 motivos para dejar de usar tus sandalias favoritas de inmediato.

Descubre 7 motivos para dejar de usar tus sandalias favoritas de inmediato.0shares

Si alguien te preguntara en este momento cuáles son tus zapatos preferidos para estar en la comodidad de tu hogar o para ir a la playa, probablemente tu respuesta sea las sandalias, y si eres mamá y las utilizas para disciplinar a tus hijos, seguramente las conoces como chanclas. Este popular calzado se consigue en el mercado en una amplia gama de colores, diseños, tamaños y materiales, aunque todas ellas comparten las mismas bondades  e igualmente su interesante lista de peligros.

Quizás te preguntes cómo unas inofensivas chanclas pueden representan algún riesgo para ti o incluso para los que estén a tu alrededor. Sin embargo, ¡así es! Detrás de sus coloridos y audaces modelos, se esconden una gran cantidad de desventajas que te harían pensarlo dos o más veces antes de volver a usar una de ellas. 

Para que no te quedes con la duda, sigue leyendo pues aquí en Buenamente.com te presenta las 7 razones para desecharlas desde hoy y para siempre, todo con tal de proteger tu buena salud integral.

1. Su uso prolongado puede producir severos problemas en los huesos.

Usar chanclas por períodos de tiempo demasiado largos podría conllevar a desarrollar espolones óseos, unas molestas y dolorosas acumulaciones en la parte posterior de los talones, aunque también aparecen por debajo de éstos. Son tan incómodos que pueden llegar a alterar tu manera de caminar. Al mismo tiempo, los zapatos planos de este tipo pueden desmejorar totalmente tu postura, provocando dolencias en las rodillas, cadera y espaldas, al punto de volverse crónicas.

2. Los pies permanecen expuestos a todo tipo de infecciones fúngicas y bacterianas.

Algunos especialistas indican que es más probable que tus pies sean invadidos por estafilococo al usar chanclas. Esta bacteria produce irritación en la piel e incluso podría llevar a la amputación (en el peor de los casos). Si tienes algunas micro heridas, bien sea de alguna pedicura reciente u otro tipo de cortadura, estás potencialmente en riesgo. 

Usando chanclas no cuentas con ninguna protección para tus pies.

El pie de atleta es una de las infecciones fúngicas a la que estás más propenso si las usas, en especial porque no cuentas con ningún tipo de protección contra ella. Por si fuera poco, es altamente contagiosa. Así que, el más mínimo contacto con alguna superficie contaminada es suficiente para desarrollar el picor de la enfermedad.

3. Los materiales con que están hechas son tóxicos.

Hayan sido fabricadas en China o no, las tiras plásticas suelen estar hechas con plástico basado en BPA, el cual se presume como responsable de varios tipos de cáncer. 

Otra opción es hacerlas con látex.

Pero este material podría generar alguna reacción alérgica en ciertas personas.

4. Los dedos de los pies pueden sufrir deformaciones permanentes.

¿Has escuchado a alguien decir que tiene los "dedos en martillo? ¿Sabes cuál es la causa? Para poder sostener adecuadamente tus pies dentro de tus chanclas, con frecuencia debes curvar los dedos de los pies hacia abajo, como en una especie de enganche.

Esto podría hacer que se mantengan en esta posición sin vuelta atrás. 

Justo así es como tus dedos lucirían como pequeños martillos.

5. Aparición de severas ampollas que provocan incapacidad para caminar o correr.

La fricción entre la piel de los pies y esas pequeñas correas pueden causar una terrible irritación, generando la aparición de ampollas que sanarán en el transcurso de una semana o un poco más.

Por si fuera poco, hay quienes se atreven a correr usándolas, lo que aumenta exponencialmente la fricción.

Multiplicando al mismo tiempo las posibilidades de la aparición de ampollas en los pies. Sin olvidar que, cualquiera que corra en ellas podría tropezarse con mayor facilidad y lesionarse cualquier área del cuerpo (nariz, brazo, pierna, entre otros).

6. Se corre mayor riesgo de tener alguna lesión en el pie.

Hay quienes apoyan la idea de que las chanclas son el calzado más peligroso que existen; sobre todo considerando su poco apoyo sobre las superficies. Así, sería sencillo torcerse el tobillo o desarrollar problemas delicados, tales como la fasciitis plantar, el cual es una inflamación en la parte inferior del pie muy incómoda.

7. Estás más propenso a sufrir diversos tipos de accidentes.

Son muchos los casos de accidentes de tránsito en donde las chanclas han sido las responsables. Como son de corta duración, hay quienes las usan para manejar y justo cuán aprietan el freno o el acelerador se rompen, trabando alguno de los pedales. ¡¡Semejante lío!!

¿Tus chanclas te han generado algún tipo de problemas? ¿Las consideras peligrosas? 

Deja tus COMENTARIOS y COMPARTE esta interesante información con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR