Descubre 18 Interesantes fotos que muestran cómo lucía el embarazo en el pasado

Descubre 18 Interesantes fotos que muestran cómo lucía el embarazo en el pasado139shares

En el pasado, las mujeres solían usar corsés para mantener sus cinturas estrechas. Si bien ese artilugio parecía más una herramienta de castigo que una prenda de vestir, lo cierto es que fue muy popular entre todas las mujeres. ¡Incluso entre aquellas que se encontraban en la dulce espera!

A continuación, te dejamos 18 curiosas imágenes que revelan cómo lucía el embarazo en el pasado y que demuestra que las mujeres embarazadas sí podían usar corsés. Estamos seguros que te sorprenderás con algunos de estos datos...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si quedaste sorprendido con algunos de estos hechos, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. Retrato del embarazo.

Entre los años 1580 y 1630, existió una gran tendencia en Inglaterra conocida como el "retrato del embarazo", en donde se pintaba a la clásica mujer embarazada vistiendo de manera elegante. En la imagen vemos a Anne, la esposa de Sir Philip Constable Bt, de Everingham, Yorkshire.

En ese entonces, las mujeres casadas debían tener tantos hijos pudiera, aún cuando el embarazo y el parto eran algo increíblemente peligrosos para las mujeres. Es por eso que las familias adineradas encargaban estos retratos, para que así quedara algún recuerdo por si perdían la vida dando a luz. Sin embargo, este retrato no era nada barato, por lo que estas pinturas se volvían objetos de orgullo y se mostraban en áreas públicas de la casa.

2. El embarazo y las perlas.

Aquí vemos otra pintura del siglo XVI, en donde se muestra a una mujer sonriendo. Y junto a ella, hay un dibujo de un corsé típico de la época, en el que solo las mujeres podrían ser vistas por su esposo y doncella. Antes de que el "retrato del embarazo" se volviera en un artículo invaluable, era extraño que una mujer embarazada apareciera sin tantos adornos como vemos en la imagen, aún cuando pasaban la mayor parte de su "edad fértil" embarazadas.

Aunque no tenemos claro la identidad de esta futura mamá, su vestido, con muchas perlas, revela que perteneció a una familia rica de gran estatus. Las telas monocromáticas con perlas fueron el apogeo de la moda para la élite durante la década de 1590.

3. Telas hasta el cuello.

Ya en la era georgiana, la moda era usar kilómetros de tela y volantes, como se ve en el vestido de la imagen, en donde trozos de telas se atan al cuello para darle facilidad a la lactancia. En la imagen vemos a Anna Margareta von Haugwitz, una noble alemana que se casó con el conde sueco Carl Gustaf Wrangel.

Anna conoció a su futuro esposo en un campamento militar sueco y su matrimonio causó muchísimo escándalo, pero su profundo amor hizo que permanecieran juntos y tuvieran 11 hijos, una cantidad bastante normal en ese entonces.

4. Corsé ligero para la futura madre.

En este retrato vemos a Praskovya Ivanovna Zhemchugova-Sheremeteva, una mujer rusa del siglo XVIII que nació en la servidumbre. En ese entonces, la servidumbre era una clase de esclavitud en que la familia que vivía en las tierras del señor de la casa debía trabajar para él a cambio de un lugar para vivir y su protección.

Siendo niña, Praskovya fue convertida en doncella y entonces se descubrió que tenía una gran voz. Así que fue entrenada para ser una cantante profesional y se unió a una compañía de ópera de su maestro y su hijo. El hijo, Nikolai Sheremetev y Praskovya se enamoraron y cuando su maestro murió, la pareja se juntó, causando un escándalo nacional. En la imagen se le ve vestida con un atuendo tradicional, y aunque lleva un corsé, no está intentando esconder su vientre. Y en el colgante que lleva puesto se le ve a su amor: Nikolai Sheremetev

5. Traje completo y pérdida lamentable.

Aquí vemos un segundo retrato de Praskovya, estando embarazada de su primer y único hijo. No está claro si ella estaba viva cuando se hizo esta pintura o fue encargada luego de su muerte, ya que ella falleció 20 días después del nacimiento de su hijo Dimitri.

Praskovya tenía un estado de salud delicado durante el embarazo y el parto tuvo un efecto terrible en su cuerpo. Dado que ella siempre fue rechazada por la sociedad, los médicos de la época no quisieron atenderla. Pocos días antes de su fallecimiento, Nikolai había informado al emperador Alejandro I de su matrimonio y se solicitó el reconocimiento oficial, el cual fue concedido, pero muy tarde.

En la imagen, vemos a la talentosa cantante usando un traje de cuerpo completo que se ajusta un poco en su pecho, dando a relucir su notable vientre.

6. No es un orgullo estar embarazada.

El término "corsé" fue usado por primera vez en Inglatera en 1830. Estos vestidos buscaban enfatizar los hombros y senos, dejando que los corsés se ocuparan de la cintura mientras que levantaban un poco los pechos hacia arriba.

Los victorianos re-descubrieron la cintura y mantuvieron su afición a los corsé, diseñando un nuevo tipo de corsé pesado y rígido que debía ser atado al cuerpo de las mujeres. Igualmente, los victorianos llevaron esta afición a otro nivel, haciendo que cualquier representación de una mujer embarazada, ya sea en un libro, pintura o fotografía, fuera mal vista. Esa es la razón por la que es difícil encontrar fotografías de mujeres embarazadas en la época victoriana.

La mujer que ven en la imagen estaba "encinta" al momento de la fotografía y adoptó esta pose, con las manos cruzadas sobre su vientre, para disimular su embarazo.

7. Corsés de maternidad.

En este entonces, la ropa ya se fabricada a mayor escala y se vendía en tiendas. Dado que los vestidos y la ropa interior se volvieron más accesibles, empezó a surgir un nuevo concepto: la ropa  de maternidad. Dado que los corsé tradicionales eran muy rígidos, se decidió inventar un nuevo producto, el "corsé de maternidad".

Para esa época, los anuncios de "ropa interior" eran muy inusuales. Sin embargo, los franceses no tenían tantos complejos y anunciaban corsé de maternidad en los periódicos y revistas. 

8. El embarazo en los Estados Unidos.

A diferencia de Inglaterra, Estados Unidos era más progresista y liberal hacia las mujeres, por lo que las mujeres no eran obligadas a usar atuendos tan tesos y abrochados como las inglesas de la época. 

Esta imagen fue tomada en 1840, en ella la mujer usa una falda típica de la época y un abrigo que cubre tanto sus senos como su barriga en etapa de embarazo. Ya que, incluso en Estados Unidos, el hecho que una mujer enseñara su barriga y la tocara para una foto podría hacer que empujara su suerte.

9. Abrigos y faldas levantadas.

Al igual que en la imagen anterior, esta mujer ha decidido vestir un abrigo para minimizar la apariencia de su embarazo, y aquí podemos estar seguros de que la mujer estaba cerca de sus 9 meses de embarazo, ya que en la parte posterior de la foto se lee la inscripción "tomada una semana antes de que naciera Willie".

Como se puede ver, en ese entonces las mujeres habían abandonado las faldas con aros gigantes, para usar un estilo más recto por delante y enfatizado por detrás. Y se usaba esa clase de vestido incluso estando embarazada. Otra muestra de que esta pareja era muy progresista es que el vestido es ligeramente alto en la parte delantera. Por lo que las personas podían verle los pies a esta futura madre. ¡Qué escándalo!

10. Corsés ceñidos.

Aquí vemos un retrato tomado en Nueva York en la década de 1890. Aunque este atuendo no parece ser particularmente cómodo, era el que se usaba en la época y las mujeres embarazadas también eran obligadas a usarlos

La cintura se ceñía tan fuerte como se podía y las mujeres dormían con corsés nocturnos especiales para evitar que la cintura se expandiera mientras dormían. En ese entonces, se creía que tener una cintura diminuta era muy atractiva, por lo que las jóvenes seguían esta moda para poder atrapar a un hombre adecuado.

11. Confinamiento durante el embarazo.

La ironía de ese entonces, es que las mujeres usaban corsés para tener una cintura diminuta y así conseguir un marido, sin embargo, luego perdían esa cintura que tanto les costó conseguir al tener a sus hijos. Esto hizo que las mujeres usaran sus corsés el mayor tiempo posible y cambiaron a un "corsé de maternidad" cuando no había remedio.

Aunque estos maravillosos corsé le permitían a las futuras madres obtener toda la comodidad que deseaban, la mayoría de las mujeres lo usaban para mantener su cintura y estómago lo más pequeño posible, pero afortunadamente esta práctica fue rechazada en Inglaterra. Ya que se consideraba "indecoros" que desfilaras en público con una evidencia clara de una vida íntima activa. 

Así que las mujeres embarazadas pasaban la mayor parte de su embarazo confinada en su hogar, en donde podían usar prendas cómodas y sueltas.

12. Ropa brillante.

Aunque en ese entonces las fotos eran en blanco y negro, lo que da una impresión triste incluso a los retratos de mujeres embarazadas, lo cierto es que los vestidos de maternidad de ese entonces, como el de la imagen, eran coloridos y brillantes.

Por supuesto, las mujeres que usaban vestidos como este debían ser muy ricas para permitirse algo tan hermoso que solo usaría por muy poco tiempo. El confinamiento, que mencionábamos anteriormente, significaba que no necesitabas usar ropa lujosa. Pero solo los muy ricos podían permitirse este lujo.

13. Futuro sin corsés.

En la foto vemos cómo luciría el embarazo en la década de 1870. En ese entonces, las mujeres estadounidenses estaban muy activas en los movimientos anti-esclavistas y exigían que la vestimenta femenina fuera más sensata y no restringiera tanto su movimiento. De hecho, los reformistas de ese entonces decían que la moda de las mujeres no solo les ocasionaba un daño físico y emocional, sino que eran "el resultado de la conspiración masculina para someter a las mujeres cultivándolas en la psicología de los esclavos".

En 1873, Elizabeth Stuart Phelps Ward escribió: "¡Quema los corsés!... No, ni guardes los huesos de ballena, nunca necesitarás huesos de ballena otra vez. Haz una hoguera con los crueles aceros que han arrojado sobre tu tórax y abdomen durante tantos años y da un suspiro de alivio, para tu emancipación...".

14. Corsé para toda la vida.

En la imagen, vemos a una futura madre que permanece muy erguida con la parte superior del estómago apretada por usar un corsé. A pesar de los llamamientos de los liberales y progresistas, muchas mujeres seguían usando corsés ajustados para obtener una figura deseable para los hombres.

Sin embargo, esta afición no acaban luego del matrimonio. Algunas mujeres seguían usando corsés aun luego del matrimonio e incluso luego de tener hijos.

15. Los corsé de maternidad eran la última moda.

Dado que el uso de corsé ya no era deseable para las mujeres embarazada, pero como aún estas futuras madres necesitaban usar sostén para los senos, las mujeres optaban por usar un "corsé de maternidad", el cual era ajustable y cómodo para la madre.

El corsé que vemos en la foto es de alta gama y permitían una lactancia más cómodas. También existían las "cinturas de maternidad" las cuales eran alternativas más cómodas, ya que se abrochaban en frente y no usaban cordones. Tanto estas cinturas como corsé de maternidad se hicieron para curvarse alrededor del cuerpo y no para presionar al feto hacia adentro.

16. Embarazo y el trabajo.

Mientras que las mujeres de clase alta no cambiaron sus actitudes hacia el embarazo de un siglo a otro, las mujeres de menor posición social si tuvieron que cambiar sus pensamientos. Debido a las circunstancias económicas, muchas mujeres debía trabajan aún cuando estaban casada y tuvieran hijos.

E incluso se requirió que lagunas continuaran prestando servicios a empresas durante el embarazo. Un ejemplo de eso es esta fotografía tomada en Globe Cotton Mill, Georgia, EE. UU., En 1901. En la imagen, la mujer de la izquierda estaba "encinta".

17. Corsé de salud.

En ese momento, la moda victoriana que promovía tener una figura de reloj de arena estaba siendo reemplazada por el "corsé de frente recta", el cual era conocido como "corsé cisne, corsé de doblez en S o corsé de salud". 

Este cursé se hizo muy popular en 1900 y "su nombre se deriva del rígido y recto busk insertado en el centro del frente del corsé. Este corsé forzó el torso hacia adelante e hizo que las caderas sobresalieran hacia atrás".

18. La faja posparto.

En la década de 1880 las mujeres se preocupaban mucho para recuperar su figura luego del embarazo. Sin embargo, muy pocas de ellas lo lograba dado a que solían tener varios hijos luego del matrimonio. Y aquellas que lograban recuperar su figura, debían agradecer su hazaña a los corsé y a decenas de doncellas que la ayudaran a vestirla.

Sin embargo, en 1955 surgió la faja posparto, lo cual ayudó a muchas mujeres a tener una figura "deseable" luego del nacimiento de sus bebés.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR