30 Datos curiosos sobre Hitler que prueban que además de malvado era alguien muy extraño

30 Datos curiosos sobre Hitler que prueban que además de malvado era alguien muy extraño443shares

A estas alturas de la historia de la humanidad, la mayoría de la gente sabe exactamente quién fue Adolfo Hitler, así que no necesita mucha presentación de nuestra parte. Hitler es considerado uno de los seres humanos más malvados que ha vivido en este planeta. Todo el mundo está perfectamente al tanto de su ideología racista, del Holocausto, y de las millones de personas que murieron asesinadas bajo sus órdenes. Debido a él y a la guerra que causó, seis millones de judíos fueron asesinados en los campos de concentración y 70 millones de personas murieron durante la guerra.

¿Pero, puede un hombre ser un monstruo absoluto? y ¿qué sabemos verdaderamente acerca de Hitler? A pesar de ser uno de los peores hombres que ha vivido y al mismo tiempo, uno de los seres humanos más documentados de toda la historia, hay algunos datos poco conocidos acerca de él. Hoy, Buenamente.com ha querido revelarles algunos de esos aspectos y datos curiosos que de esta figura tan controversial de la historia universal, de los que probablemente aún no te habías enterado.

30. Hitler estaba drogado la mayor parte del tiempo

A pesar de que era completamente abstemio, por lo que no consumía alcohol, Hitler tomaba alrededor de unas 80 drogas diferentes cada día. Una de ellas, llamada pervitin, contenía básicamente los mismos componentes de lo que hoy conocemos como metanfetaminas.

29. Hitler ni siquiera nació en Alemania

Adolf Hitler nació en Braunau am Inn, una pequeña aldea cerca de Linz en la provincia de la Alta Austria, no muy lejos de la frontera alemana, en lo que entonces era el Imperio austrohúngaro. Al estallar la Primera Guerra Mundial, Hitler se presentó como voluntario en el Ejército alemán, haciendo su vida en Alemania a partir de ese momento.

28. Hitler tuvo un sobrino llamado William Patrick Hitler, quien peleó contra él como parte de la armada norteamericana

Nacido en Liverpool, hijo de Alois Hitler (medio hermano de Adolf Hitler) y su primera esposa, de origen irlandés, Bridget Dowling. William Patrick Hitler regresó a la Alemania nazi en 1933, en un intento de beneficiarse del ascenso al poder de su tío. Éste le consiguió trabajo en un banco y en la fábrica de automóviles Opel después, para seguir posteriormente como vendedor de automóviles. Insatisfecho, William persistió en pedirle a su tío un mejor trabajo, y existieron rumores de que posiblemente chantajeó al líder nazi con la venta de historias vergonzosas sobre la familia Hitler a la prensa si no recibía un mejor trabajo (entre los rumores podría haber estado la bigamia de su padre). En 1938 Hitler le pidió a William que renunciara a su ciudadanía británica a cambio de un trabajo de alto rango. William sospechó que se trataba de una trampa y decidió huir del país. En 1939, William y su madre fueron de gira de conferencias a los Estados Unidos, invitados por el magnate William Randolph Hearst, y se quedaron "atrapados" cuándo estalló la Segunda Guerra Mundial. Después de realizar una petición especial al presidente Franklin Roosevelt, se permitió a William unirse a la Armada de los Estados Unidos en 1944.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR