Cuando te sientas desanimado, recuerda la parábola del helecho y el bambú

Cuando te sientas desanimado, recuerda la parábola del helecho y el bambú0shares

Desde que tenemos conciencia, nuestro primer objetivo en la vida es alcanzar la felicidad y el éxito, evidentemente, nos planteamos un futuro y los posibles destinos a los que queremos llegar, y trabajamos duramente para alcanzarlos. 

Pero en ocasiones no tenemos la suficiente paciencia para esperar los resultados y nos encontramos faltos de ánimo y motivación, casi dispuestos a renunciar, sin saber que todo el esfuerzo que hemos puesto hasta ese momento quizás está a punto de dar frutos. Esto nos aleja inevitablemente de la felicidad que tanto anhelamos y que por momentos, colocamos erróneamente en un segundo lugar. 

Esta hermosa parábola habla precisamente de ello, por lo que en Buenamente hemos decidido compartirla con ustedes, para ayudarlos a encontrar impulso e inspiración en esos momentos en que sientan que su esfuerzo ha sido en vano. 

El helecho y el bambú

Hubo una vez un carpintero que sentía que tenía todo en la vida. Una bella esposa, una hermosa familia y un oficio que le proporcionaba la estabilidad económica que necesitaba para cuidar de esta felicidad. 

Los problemas llegaron

Sin embargo, un buen día los problemas llegaron sin avisar y tambalearon su preciada estabilidad. Su esposa y él no paraban de discutir y sus hijos se veían tristes y afectados. Fue cuando sintió que su felicidad se alejaba. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR