Cosas que hacemos cuando conducimos y no sabíamos lo peligrosas que son

Cosas que hacemos cuando conducimos y no sabíamos lo peligrosas que son0shares

Muchas personas manejan a diario para lograr completar sus rutinas diarias a tiempo. Otros manejan por horas para completar viajes de placer, negocios o incluso como parte de sus empleos. Todos ellos, muchas veces sin querer, comienzan a cometer errores que pueden parecer inofensivos, pero que al momento de una situación inesperada que requiera de acciones rápidas por parte del conductor, pueden entorpecer las reacciones, terminando en un accidente que en ocasiones, le costará la salud y hasta la vida a alguien.

Muchas de estas conductas las conocemos, gracias a la enorme cantidad de publicidad preventiva que vemos a diario, repartida entre la televisión, las vallas de camino y hasta la radio. Sin embargo, muchas otras pasan desapercibidas, y son igual de peligrosas. 

En Buenamente nos interesa tu salud y la de todos, por ello, hemos dedicado este artículo a recordarte y darte a conocer las cosas que no debemos hacer mientras manejamos. 

Relajar tus pies sobre el tablero del auto

Evidentemente esto lo hacen los que viajan como copilotos y aunque parezca inofensiva, esta postura será un verdadero ´problema en caso de un accidente inesperado, cuando las bolsas de aire traten de protegerle y empujen sus piernas hacia el rostro. Además, resta capacidad de reacción al cuerpo. 

¡Jamás debes cambiar tu ropa mientras conduces!

Si, así es. Algunas personas se encuentran con algo de prisa y aprovechan el tiempo transcurrido en el auto, de camino a su destino, para cambiar su ropa de acuerdo a la necesidad. ¿Te imaginas lo que pasaría si tienen que mover el volante de prisa y tienes el brazo atrapado en la manga de la camisa? 

El copiloto dormilón, una mala idea

Es casi tan peligroso como que el conductor de quede dormido. ¿La razón? en primero lugar, está comprobado que el sueño es contagioso, y en segundo lugar, el copiloto debe cumplir una función importante, ser el segundo par de ojos en el camino. 

Los tacones altos son para lucir elegante, no para conducir

Este tipo de calzado puede interferir o atascarse en los pedales, y producir un terrible accidente. Lo recomendable es tener un par de calzados planos para conducir esperando en el auto. 

¡Nunca, jamás debes leer mientras conduces! 

Esto te mantiene absorto y, evidentemente, te resta concentración e incluso puede producir algo de sueño. 

Evite llevar a sus mascotas en el auto

A menos de que sea necesario o tenga el equipo adecuado para el traslado de las mismas, evite llevarlas con usted en el auto. Aunque no lo crea, esto demostrará amor por ellas, ya que no las pondrá en peligro, y a usted mismo tampoco. 

No importa que tan corto sea el recorrido, nunca dejes de colocarte el cinturón de seguridad

Fumar en el auto es increíblemente peligroso. Sólo abasta una pequeña brisa y la ceniza estará haciendo de las suyas

Evite ingerir alimentos al conducir. Si el viaje es largo y le da hambre, es preferible detenerse para tomar un bocadillo. Las manos deben estar siempre disponibles para el volante. 

Tomando en cuenta la afirmación anterior, conducir con los codos o las rodillas es tremendamente peligroso. 

Los adolescentes no deben conducir a menos de que reciban las clases adecuadas para ello

Escribir o revisar mensajes de texto por el celular desvía la mirada del camino y puede entorpecer una reacción necesaria en un momento dado

Del mismo modo, hablar por el celular es igualmente peligroso, no sólo le resta concentración, sino que ocupa una de sus manos

Por supuesto, revisar la tablet o laptop es prácticamente lo mismo que el celular

Dejar que el copiloto se encargue del volante mientras revisas tus mensajes, no le resta peligrosidad.

Aunque no lo creas escuchar música a alto volumen y cantar a toda voz es peligroso. Normalmente mientras estamos inspirados en nuestra canción, gesticulamos, cerramos los ojos en las notas altas y quitamos la atención del camino por fracciones de segundo

Unas audífonos, por lo tanto es igual de peligroso, e incluso más, ya que tampoco escucharás a tu alrededor, que puedan alertarte de un peligro

El asiento delantero no es lugar para un niño. Las bolsas de aire pueden resultar en extremo peligrosas, así como cualquier impacto

El auto no es lugar para maquillarse y pintarse las uñas. Esto restará atención al camino, que es tu objetivo en ese momento

De más está decir que conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier droga, incluso medicinal, es casi lo mismo que llamar a la mala suerte

Y aunque suene divertido y excitante, jamás se debe tener sexo mientras se está conduciendo

Ahora que has empezado a tomar conciencia, comparte estos consejos y salva algunas vidas

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR