¡Contra toda adversidad! 10 Personas que salieron de PELIGROSAS SITUACIONES con vida

¡Contra toda adversidad! 10 Personas que salieron de PELIGROSAS SITUACIONES con vida0shares

Puede que no sea lo más lindo que puedas leer, pero está determinado por el mismísimo universo que cada persona deba enfrentar situaciones en las que parece que el mundo entero está en su contra. Por supuesto, en tales momentos, lo más importante es no rendirse, de lo contrario puede que no sobrevivas para contarlo.

A continuación, te dejamos 10 increíbles historias de personas cuya voluntad de vivir superó toda adversidad. Ellos demostraron que es posible enfrentar cualquier problema bajo cualquier circunstancia si crees en ti mismo y en tus habilidades... ¡Puesto que si tu lo crees, lo crearás!

Si quedaste tan sorprendido con estas historias como nosotros, entonces no dudes en COMPARTIRLAS con tus amigos, ellos también deben conocerlas. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

1. Vesna Vulović: Cayó a desde una altura de 32.000 pies.

El 26 de enero de 1972, la azafata Vesna Vulović tomó un vuelo de Copenhague a Belgrado por equivocación. Cuando el avión se encontraba a una altitud de 32.000 pies, una bomba estalló en la parte trasera de la nave, lo que hizo que el avión cayera en las montañas y las 27 personas a bordo perdieran la vida.

Vesna fue la única superviviente, y ella estaba en la parte trasera del avión.

A consecuencia del accidente, ella tuvo una lesión cerebral y sus piernas y 3 vértebras quedaron destrozadas. Pero aún así, sobrevivió. Eso la llevó a pasar mucho tiempo en el hospital y a someterse a múltiples cirugías, pero al final volvió a caminar. Ahora, su nombre figura en los Récords Mundiales Guinness como la persona que sobrevivió a la caída más larga sin paracaídas.

2. Anna Bågenholm: Pasó 80 minutos en agua helada.

Anna Bågenholm se encontraba esquiando en una montaña empinada cuando perdió el control y cayó en una corriente de agua congelada cerca de una cascada. Su cabeza y su cuerpo estaban bajo una gruesa capa de hielo, mientras que sus piernas y esquís todavía estaban afuera.

La chica pasó 80 minutos en esa posición, por fortuna, había encontrado una bolsa de aire entre el hielo y el agua y así pudo respirar.

La temperatura de su cuerpo bajó a 56.6°F, la cual es la temperatura más baja que se haya registrado jamás en un ser humano. La operación de rescate de Anna tomó 80 minutos. Luego fue llevada al hospital y 3 horas después, su corazón comenzó a latir de nuevo. Los médico piensan que el motivo por el cual esta chica sobrevivió fue porque su cuerpo entró en un estado de "hibernar".

3. Coolidge Winesett: Pasó 3 días encerrado en la letrina.

Coolidge Winesett, un hombre jubilado de Virginia de 75 años, es dueño de una casa con servicios públicos externos. Un día, él fue a la letrina, y el piso debajo de él se rompió porque la madera estaba podrida, cayendo al pozo que se encontraba debajo.

Él no era capaz de salir del pozo por sí mismo, dado a que se había amputado parte de su pierna y un brazo se encontraba inmóvil luego de un derrame cerebral.

Durante 3 días, Winesett permaneció en el pozo y fue salvado por un cartero que oyó su débiles gritos de ayuda. El anciano estuvo a punto de morir por respirar gases venenosos. También fue mordido por ratas y se encontraba agotado por la falta de sueño de 3 días, hambre y estrés.

4. Douglas Mawson: Caminaron 310 millas en un desierto helado.

En 1912, 3 científicos australianos realizaron una expedición a la Antártida. En su camino de regreso, uno de ellos cayó en una hendidura junto con la mayoría de sus suministros y murió. Para regresar a la base, los 2 científicos que sobrevivieron (Douglas Mawson y Xavier Meritz) tuvieron que caminar 310 millas en el frío desierto.

Solo tenían comida para un tercio de su viaje, por lo que los científicos tuvieron que comerse sus propios perros. 

Meritz murió de hambre y agotamiento. Mawson sufrió una terrible congelación, su piel y cabello se congelaron, sus pies estaban sangrando y sus heridas se estaban pudrieron. ¡Pero el científico siguió y finalmente llegó a la base!

Sin embargo, había otra mala noticia esperándolo allí: el Aurora, el barco que se suponía que lo llevaría a su casa, había salido 5 horas antes. Mawson tuvo que esperar el próximo barco durante 10 meses.

5. Mauro Prosperi: Pasó 10 días en el desierto del Sahara sin comida ni agua.

Mientras Mauro Posperi corría en un maratón por el desierto del Sahara, una tormenta de arena hizo que perdiera su rumbo. Él había ido unas 180 millas a la dirección incorrecta. Debido al calor, Mauro sólo podía caminar por la noche y por la mañana, por lo que se tomaba el día para descansar.

Afortunadamente, encontró una capilla, donde atrapó algunos murciélagos y bebió su sangre.

En un momento en que lo dio todo por perdido, Prosperi trató de suicidarse cortándose las venas, pero su sangre se coaguló y no murió. Esto fue una señal para el hombre de que debería continuar su camino. 5 días después, encontró un pequeño oasis. 2 días más tarde, fue encontrado por algunos nómadas que lo transportaron al hospital y sobrevivió.

6. Ricky Megee: Pasó 3 meses en el desierto australiano.

En 2001, el australiano Ricky Megee se despertó en el medio del desierto . No tenía idea de cómo había llegado allí. Durante 10 días, caminó descalzo en una dirección aleatoria, sin siquiera esperar que se salvaría. Finalmente, encontró una represa, donde construyó un pequeño refugio con ramas de árboles.

El hombre vivió allí durante 3 meses, comiendo sanguijuelas, saltamontes y ranas secas.

Al final, Megee fue encontrado y salvado por los agricultores locales.

7. Katrina Burgess: 11 barras de metal atravesaron su cuerpo.

Katrina Burgess se encontraba manejando a 100 kilómetros por hora, cuando perdió el control de su vehículo y cayó de la carretera. Su cuello, espalda y costillas estaban rotos. Sus pulmones se encontraban perforados y su pelvis destruida.

Los médicos le colocaron una varilla de metal en la cadera de la mujer, la cual conectaba al hueso con 4 puntas de titanio.

Luego pusieron 6 barras horizontales en su cuerpo para sostener su médula espinal y colocaron otro tornillo de titanio para conectar su cuello a su espalda. La joven pasó los siguientes 5 meses tomando analgésicos extremadamente fuertes. Después de recuperarse, obtuvo un contrato con una agencia de modelos.

8. Aaron Ralston: Cortó su brazo para sobrevivir.

En abril de 2003, en el Parque Nacional Canyonlands, Utah, una roca de 300 kilos cayó sobre el escalador Aaron Ralston y atrapó su brazo derecho. Aaron pasó 4 días debajo de la roca. Incluso talló su nombre y su fecha estimada de muerte. Pero decidió luchar, y se cortó el brazo atrapado con un cuchillo que tenía en su mochila.

Después de eso, Aaron pudo bajar por una pared de 19 metros.

Afortunadamente, conoció a algunos turistas que lo transportaron al hospital. Y así fue como logró salvarse.

9. Steven Callahan: Pasó 76 días en el océano.

En 1982, en el Océano Atlántico, el barco del estadounidense Steven Callahan se hundió durante una tormenta. Steven logró rescatar una balsa inflable y un kit de supervivencia. Estaba a la deriva en el océano abierto. Usó un arpón para cazar peces, luchó con olas e incluso sobrevivió a un ataque de tiburones.

76 días después, la balsa se acercó a la isla de Marie-Galante en el Mar Caribe.

Steven, que había perdido mucho peso, fue descubierto por los pescadores locales. El navegante había viajado más de 3.000 kilómetros.

10. Marina Chapman: Criada por simios.

Marina Chapman fue secuestrada a la edad de 4 años y abandonada en la selva colombiana. La niña fue encontrada por simios que la dejaron entrar en su clan. Aprendió de ellos cómo obtener alimentos, cómo trepar a los árboles y cómo robar arroz y frutas de pueblos cercanos.

Unos años más tarde, fue encontrada por una familia que la usó como esclava. Marina logró escapar, y una mujer la tomó y la crió como a su propia hija.

Marina logró adaptarse a la vida en la sociedad, mudarse a Inglaterra y casarse.

Y tú, ¿qué opinas sobre estas historias?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR