Conoce lo que nadie te dijo que pasaría en tu organismo después de dar a luz

Conoce lo que nadie te dijo que pasaría en tu organismo después de dar a luz0shares

La magia de la concepción, el embarazo y, por supuesto, el momento de dar a luz, comprende una de las cosas más maravillosas y llenas de magia que pueden hallarse en la vida. 

Para una mujer que siempre ha deseado tener hijos es el momento en que se siente realizada y completa y, para la familia, el nacimiento es el comienzo d la más maravillosa aventura de todas. 

Pero, todo este milagro parece silenciar casi por completo otra parte de este proceso que es igual de real, pero mucho menos agradable y para nada maravilloso. Algo que nadie cuenta, pero en lo que la mayoría de las mujeres coinciden. 

Esta son las cosas que no te avisaron que pasarían después de dar a luz y que seguramente agradecerás saber, para estar prevenida cuando tengas tus hijos. 

No, la ropa de antes no te quedará después del parto

Si pensaste que llegarías de la clínica con tu hermoso bebé y te pondrías aquellos pantalones de mezclilla que usabas cuando eras una mujer delgada, será mejor que los guardes un poco más de tiempo en el armario. 

Tu cuerpo se tomará su tiempo

Después del parto, tu cuerpo queda hinchado, especialmente el vientre, y seguramente aún guardarás algunos kilos de más por el embarazo, así como tus caderas se han ensanchado un poco. Pero tranquila. Seguramente todo volverá a la normalidad con una buena dieta más adelante. 

Tu pareja será el nuevo foco de tu odio

Y no tiene nada que ver con que se comporte injustamente contigo y tus necesidades, de hecho, él también estará pasando por un período de cambios en su vida, no lo olvides. 

Además, este bebé te demandará mucho tiempo

Estarás cansada, pues aún cuando ya el pequeño retoño esté fuera de tu cuerpo y tengas mucha ayuda, eres la principal responsable de él. 

Y las hormonas no dejan de volverte loca

De hecho, gran parte de tu intolerancia a las personas y tu pareja se deben a que aún están ellas controlando la situación. 

Si bien es cierto que te avisaron que tus senos crecerían, nadie te preparó para un aumento de al menos dos tallas de ropa interior

Además, si te decides por la lactancia materna, que es lo más recomendado, se pondrán realmente duros y pesados

La primera vez que la leche está lista para salir puede subirte un poco la temperatura o darte "calorones"

Incluso pueden llegar a dolerte, en especial si se te pasa la hora de darle pecho al bebé y la leche se acumula

Y el riesgo de una mastitis es más grande de lo que piensas, así que si tu bebé se salta alguna comida, es recomendable sacarte la leche manualmente

El sangrado de después del parto dura varios días y es mucho más abundante de lo que esperas

De hecho, es recomendable usar compresas, toallas extra grandes o hasta pañales de adulto para atender este sangrado

Por supuesto, si sientes que es excesivo, puedes preguntar a tu médico, pero no te alarmes demasiado

Lo de que no te embarazas mientras das pecho, es un mito. De hecho se conocen muchos casos de hermanos con apenas 9 meses de diferencia

Así que si te sientes lista para retomar tu vida sexual, consulta a tu ginecólogo para que te recomiende un buen método anticonceptivo 

El parto no termina cuando el bebé sale, termina cuando botas la placenta, que es igual de doloroso

Tu cuerpo posiblemente termine con algunas marcas, como estrías, especialmente en la barriga, senos y glúteos

Son las señales inequívocas de que has sido parte del milagro de la vida, no las odies, aprende a amarlas como parte de tu experiencia

Y recuerda que siempre puedes ayudarte a minimizarlas usando algunas cremas (También puedes usarlas durante el embarazo para prevenir)

Tu vientre tampoco lucirá como el de una estrella POP, pero ten paciencia y con un poco de ejercicio y dieta sana, posiblemente logres recuperarte

Reírse puede volverse una experiencia muy dolorosa tras el parto. Esto es por todo el esfuerzo y heridas internas que ha dejado la salida del bebé

Ahora que sabes todo esto estarás más preparada a la hora de recibir a tu bebé. Y recuerda, lo más importante es lo maravilloso de esta experiencia

Comparte con otras posibles madres para que también estén prevenidas del lado no tan romántico de la maternidad

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR