Conoce las 5 Cosas de las que no debes preocuparte durante un vuelo y 3 que sí.

Conoce las 5 Cosas de las que no debes preocuparte durante un vuelo y 3 que sí.0shares

Mientras a algunos les fascina volar y lo encuentran relajante, hay otros que realmente le tienen miedo a los aviones y cada vuelo se convierte en un enorme desafío para ellos. Aún cuando las estadísticas han demostrado que es más seguro volar que conducir un auto, es normal que puedas asustarte un poco cuando vuelas.

Con el fin de ayudarte a calmar esos nervios, hemos decido revelarte cuáles son las situaciones absolutamente normales que pueden enfrentar los aviones y cuáles podrían resultar sumamente peligrosas. Descuida, al terminar de leer esta nota tendrás una confianza renovada en los vuelos...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si desconocías algunos de estos detalles, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas..

Situaciones normales e inofensivas en el avión.

1. Crujidos, vibraciones y otros ruidos durante el despegue y el aterrizaje.

Casi todos los ruidos "sospechosos" que se puedan percibir durante el vuelo generalmente no son señales de un peligro inminente. De hecho, en su mayoría, son causados por los colgajos que se abren antes de aterrizar. Un extraño sonido (como si alguien golpeara una cuerda de guitarra con una moneda) durante el vuelo puede ser causado por la unidad de transferencia de energía, un equipo que se encarga de regular la presión en todos los sistemas hidráulicos del avión.

El ruido y crujido que se escucha después del despeje o antes del aterrizaje es causado por el tren de aterrizaje que se despliega o se guarda.

Y la vibración que se produce durante el aterrizaje es causado por un dispositivo que evita que el avión se deslice. Otra cosa que es normal es que el avión aterrice de manera bruzca durante la lluvia, ya que es la manera más sencilla de mantener el control del avión.

2. Turbulencia.

Es muy probable que todos los pasajeros hayan experimentado turbulencia en algún vuelo. Esto es cuando el avión comienza a temblar. Es muy normal que te sientas asustado, pero debes saber que la turbulencia es algo absolutamente normal durante el vuelo, por lo que no debes entrar en pánico.

La turbulencia es generada por la diferencia de temperaturas del aire descendente y ascendente.

Sobre todo cuando se viaja sobre el agua, montañas o donde haya un flujo de aire desde un plano diferente. Pero no debes preocuparte en absoluto, los aviones están diseñados para soportar estas situaciones.

Por supuesto, los pilotos siempre intentan evitar las nubes de tormenta y cuando no pueden hacerlo, avisan a los pasajeros para que se preparen para la próxima turbulencia.

Aunque hay situaciones en que la turbulencia puede aparecer de manera inesperada, pero hablaremos sobre estos momentos más adelante.

3. Un patrón de espera.

Un patrón de espera antes de aterrizar no es señal de que al avión le haya ocurrido algo. Por lo general, esto ocurre cuando el aeropuerto está demasiado lleno o hay algún obstáculo en la trayectoria del vuelo.

También puedes entrar a un patrón de espera cuando hay un viento demasiado fuerte o que no exista la posibilidad de tener un aterrizaje seguro.

En todos los casos, un patrón de espera es señal de que llegarás con retraso a tu destino y no de que el avión se vaya a caer.

4. Luces intermitentes en las ventanas.

Algunas personas pueden sentirte asustadas por las luces que ven a través de las ventanas, pero no hay nada preocupante en esto. Esas luces en las puntas de las alas, junto a otras luces de navegación, ayuda a prevenir colisiones entre aviones. A menudo, estas luces se reflejan en las nubes y crean la ilusión de un rayo, pero no es más que un efecto óptico.

Además, los aviones están diseñados para soportar relámpagos reales, así que descuida.

Con el fin de proteger a los aviones de los rayos, todos los materiales que lo cubren están fuertemente unidos, igualmente los sistemas de a bordo se encuentran protegidos con rejillas de cobre, los tanques de combustibles están llenos de un gas inerte para evitar incendios y las alas tienen descargadores antiestático. Pero aún así, volar en una tormenta eléctrica es peligroso, por lo que los pilotos deben evitar las nubes de tormenta.

5. Flexión de las alas.

Algo de lo que tampoco debes asustarte es sobre la flexión de las alas. Es completamente normal que veamos que las alas del avión se muevan de arriba a abajo, ya que están diseñadas para volar en turbulencia.

Además, todos los aviones son revisados minuciosamente antes de cada despegue, así que no temas si ves que el ala se dobla, es completamente normal.

Situaciones peligrosas en el avión.

1. Lluvias fuertes, tormentas eléctricas, vientos fuertes, tormentas, nubes de cenizas de volcanes y temperaturas anormales.

Todos estos fenómenos ambientales hacen que los vuelos se retrasen. Pero, ¿qué ocurre si aparece una tormenta eléctrica durante el vuelo? Para estos casos, la tripulación tiene un plan de acción y el avión cuenta  con un radar meteorológico por donde puede ver las nubes de tormenta. El color de la nube en el radar muestra qué tan peligrosa es: mientras más oscura sea, mayor es el peligro. Dependiendo del color, los pilotos toman la decisión sobre si seguir la ruta programada o tomar una nueva que sea más segura.

2. Formaciones de hielo.

Algo muy peligroso que puede suceder durante un vuelo es formación de hielo en la atmósfera y en la pista. Durante la formación de hielo, el avión se vuelve más pesado y complicado de controlar. Por fortuna, existe una manera de controlar esta situación: Los aviones son cubiertos con un líquido especial antes de volar en un clima frío. Por lo que si ocurre una formación de hielo en el aire, la tripulación habilita el sistema de protección contra hielo y dejan el área peligrosa.

3. Turbulencia en aire claro.

Como mencionamos anteriormente, existen casos en que la turbulencia aparece de manera inesperada, esto ocurre cuando sucede gracias a un aire aparentemente transparente que incluso el radar meteorológico no puede detectar. En estos casos, no hay que preocuparte, ya que los aviones modernos están diseñados para soportarlos. El mayor peligro de estos casos, es que como no se puede predecir, existe la posibilidad de que los pasajeros que no estén en sus asientos sufran lesiones. Por eso es muy importante usar el cinturón de seguridad y cuando vayas al baño, sostenerte de los asientos.

Bonus: ¿sabes por qué volar de oeste a este siempre es más rápido?

Es posible que no hayas notado esto, pero siempre resulta más rápido viajar de oeste a este, debido a las corrientes en chorro. Dado que la tierra gira de oeste a este y el avión vuela en la misma dirección, este puede usar esas corrientes para impulsarse. En cambio, si vuela en dirección opuesta, estas corrientes lo ralentizan.

Y  tú, ¿sabías todos estos datos? ¿Conoces algún otro?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR