Conoce la Historia de Este Maniquí... parecía Normal hasta que Vieron sus Manos

Conoce la Historia de Este Maniquí... parecía Normal hasta que Vieron sus Manos8.7kshares

Existe en México una tienda de moda para novias llamada "La Popular" en Chihuahua, la cual tiene una historia muy popular y de hecho la población piensa que guarda un secreto en su haber. 

Se cuenta en la ciudad que el señor que fundó este local era alguien apasionado por el mundo fashionista, y de hecho, fue él quien le diseñó el vestido de novia a su futura esposa. Acabando de esta manera con la tradición de que el hombre no puede ver a su novia hasta el día de su boda, porque sería de mala suerte para su matrimonio. Sin embargo, este señor no era nada supersticioso por lo que no le importó realizar este hecho. 

De su matrimonio nació una pequeña niña, la cual fue llamada Pascualita, y su belleza fue admirada por toda la ciudad de Chihuahua. Ya crecida, conoció a un chico con el cual se enamoro y decidieron casarse. 

Tal como había hecho previamente con su esposa, el papá de Pascualita realizó el vestido para su hija y era totalmente hermoso, con piedras preciosas y muy elegante. Todo se desmoronó cuando la chica fue atacada por una viuda negra y justo cuando llegó al altar, cayó muerta en los brazos del que iba a ser su futuro esposo. 

Nadie sabe como fue el entierro de Pascualita, pero se rumorea que el maniquí que se encuentra en la tienda "La Popular" se parece muchísimo a la difunta hija, y en honor a ella decidieron llamar al lugar "La casa de Pascualita”. 

Lo que más impacta a las personas que visitan la tienda son las manos de este maniquí, y es que lucen totalmente reales. Inclusive se ha llegado a pensar que se trata del cuerpo de Pascualita embalsamado. La historia se pone más interesante con el hecho de que antes de que el padre de la chica muriera, solamente él podía cambiarle el vestido al maniquí.

Muchos aseguran que las novias que están próximas a casarse se encomiendan al maniquí de Pascualita, y de esta manera puedan tener suerte en su matrimonio y que no les suceda la misma desgracia que sufrió ésta en su momento. 

Se dice en la ciudad que por las noches el maniquí coloca la mirada fija en aquellos hombres que son solteros y así tratar de conquistarlos, porque aún cuando ella está vestida de novia, jamás llegó a casarse.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR