Conoce la escalofriante verdad que esconde el crucifijo del Papa Francisco

Conoce la escalofriante verdad que esconde el crucifijo del Papa Francisco0shares

Como sabemos, el Papa es el obispo de Roma y la máxima autoridad de la Iglesia Católica, siendo además el soberano en el Estado de la Ciudad del Vaticano, por lo que no es extraño que todo en cuanto lo rodea se convierta en noticia. Pero si ha habido un papa que ha dado muchísimo de qué hablar es el Papa Francisco.

Al ser el primer Papa latino, Francisco marcó la historia de la Iglesia desde que fue electo a través de un cónclave en 2013, tras la renuncia del Papa Emérito Benedicto XVI. Desde entonces no ha hecho más que sorprender al mundo con su peculiar forma de manejar el ministerio papal, pero hay algo que muchos de los creyentes desconocen y es que Su Santidad esconde un terrible secreto detrás de su crucifijo...

¡Sigue desplazándote para saber esta escalofriante verdad!

Si no sabías este hecho, entonces COMPÁRTELO con tus amigos, ellos también deben saberlo. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

No tenemos ni la menor duda que el Papa Francisco llegó a la Iglesia Católica para revolucionarla

Tras ser elegido en la quinta votación realizada durante el segundo día de cónclave en marzo de 2013, se han observado evidentes cambios no solo en el Vaticano, sino en la figura del Papal y en toda la Iglesia.

Algo que los creyentes han amado del actual Papa es su sencillez ante todo

Según lo reportado por el diario El País, el Papa decidió cambiar el trono papal por una sencilla silla de madera, además se rehusó a utilizar la estola roja bordada con oro y es el primer Papa que usa un anillo de plata en lugar de uno de oro.

No cabe duda, que estos cambios lo han hecho acercarse aún más a las personas

Ya que deja de ser visto como la poderosa figura de una de las religiones más grandes del mundo, sino que luce como un hombre deseoso de compartir el amor de Dios.

Sin embargo, aunque muchos de estos cambios fueron abiertamente aceptados por los creyentes

Hubo algo que causó mucha polémica y atrajo la atención del mundo: y es que el Papa Francisco rechazó el crucifijo de oro que durante muchísimos años ha simbolizado al papa.

En su lugar, decidió portar una cruz de plata que, de acuerdo al diario La Nación, esconde un terrible secreto

Te hablamos de un secreto que podría hacerte cambiar totalmente tu forma de ver a Francisco para siempre.

Según la Agencia Católica de Informaciones, el Papa reveló la historia de su crucifijo en una reunión con la diócesis de Roma en 2014

En dicha ocasión, Francisco comentó que su cruz lo acompaña ya desde hace varias décadas y que lo ayuda a luchar contra sus malos pensamientos.

¡Y no solo eso!

El sumo pontífice también reveló que la cruz alguna vez perteneció al Padre José Aristi, de la parroquia del Santísimo Sacramento en Buenos Aires, quien fue muy reconocido por confesar al Papa Juan Pablo II durante sus visitas a Argentina.

"En aquel tiempo yo era vicario general. Cada mañana iba a ver el fax a ver si había alguna noticia importante", cuenta el Papa

"La mañana de Pascua leí un fax del superior de la comunidad: 'Ayer, media hora antes de la Vigilia Pascual falleció el Padre Aristi, a los 96 años. El funeral será el día tal'".

"La mañana de Pascua debía almorzar con los sacerdotes de la casa de reposo, lo hacía habitualmente en Pascua y luego me dije iré a la iglesia", continúa Francisco

"Era una iglesia grande, muy grande, con una cripta bellísima".

Cuando Francisco, Jorge Bergoglio en aquel entonces, llegó a la iglesia se dio cuenta que no había flores para adornar el ataúd de quien le concedió el perdón a millones de creyentes

Así que fue a la florería más cercana para comprar algunas.

"Volví y comencé a preparar bien el ataúd, con flores. Y vi el rosario que tenía en la mano…"

"y de pronto se me vino a la mente ‘¿ese ladrón que todos tenemos dentro, no?’, y mientras acomodaba las flores tomé la cruz del rosario, y con un poco de fuerza logré arrebatarlo".

"Desde ese momento lo he guardado y he dicho ‘dame la mitad de tu misericordia’"

"¡He sentido una cosa fuerte que me dio el coraje de hacer esto y de hacer esta oración!", confesó el Papa.

Fue así como el Santo Padre se convirtió en un ladrón, tomando lo que no era suyo:

Una cruz que lo ayudó a convertirse en un papa ejemplar.

"Luego, esa cruz la puse aquí, en el bolsillo. Las camisas del Papa no tienen bolsillo, pero yo siempre llevo aquí una pequeña bolsa de tela, y desde aquel día hasta hoy, esa cruz está conmigo"

"Y cuando me viene un mal pensamiento contra cualquier persona, la mano la llevo aquí, siempre. ¡Y siento la gracia! Siento que me hace bien. Cuánto bien hace el ejemplo de un sacerdote misericordioso, de un sacerdote que se acerca a las heridas", concluyó el Sumo Pontífice.

Y tú, ¿qué opinas al respecto? ¿Conocías esta historia?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR