Conoce la desgarradora razón por la cual la Reina Isabel II no criará más perritos Corgis

Conoce la desgarradora razón por la cual la Reina Isabel II no criará más perritos Corgis0shares

La vida de la realeza es sumamente fascinante: viven en palacios, siguen grandes tradiciones, cumplen con estrictas normas de etiqueta, asisten a espectaculares galas y hacen grandes obras benéficas. Por lo que resulta natural que todo el mundo esté al pendiente de lo que ocurre en sus "reales" vidas.

Hace unos días, una fuente del Palacio de Buckingham reveló el triste fallecimiento de la mascota más fiel de la Reina. Esto motivó, además de otras desgarradoras razones, a la Monarca Británica dar por terminada toda una tradición de criar Corgis Galés en sus palacios...

¡Sigue leyendo para enterarte de los detalles!

Si consideras que es muy triste que la Reina deba renunciar a sus perritos, COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben enterarse de esta dura verdad. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos gustaría saber lo que piensas al respecto.

Independientemente de que ames u odies a la familia real británica, es no puedes negar que el amor que la Reina Isabel II tiene por los Corgis es muy enternecedor.

Y es que durante décadas, hemos visto a la Monarca Británica acompañada de sus leales mascotas y acariciando a estos perritos en diferentes eventos públicos.

Lamentablemente, luego del fallecimiento de su último corgi Willow, la Reina decidió dejar de criarlos, dándole un fin a una historia de amor de más de 8 décadas.

Y es que Willow tenía un lugar muy especial en su corazón, ya que era el descendiente de Susan, el perro que la Reina, en ese entonces Princesa Isabel, recibió como regalo en su cumpleaños número 18.

Debido a una enfermedad relacionada con el cáncer, el leal perrito de 15 años fue puesto a dormir  en el Castillo de Windsor el pasado 22 de abril.

El hecho dejó el corazón de la Reina simplemente destrozado. Puesto que Willow había sido su mascota más devota al acompañar a la monarca en sus diferentes viajes.

Una fuente del Palacio de Buckingham le informó al Daily Mail que la noticia ha golpeado fuertemente a la Reina:

"Ella ha llorado a cada uno de sus corgis a través de los años, pero le ha afectado más la muerte de Willow que cualquiera de ellos", aseguró.

"Probablemente sea porque Willow fue el último vínculo con sus padres y un pasatiempo que se remonta a su propia infancia. Realmente se siente como el final de una era".

"Willow representa un hilo conductor que atraviesa la vida de la Reina desde su adolescencia hasta los 90 años".

"Durante muchos, muchos años crió y crió corgis y pensar que el último se ha ido es algo así como un hito", dijo la fuente.

Se cree que Willow fue enterrado en los terrenos del castillo y que se le ha colocado una lápida que dice "fiel compañero de la Reina"

Puede que recuerdes a Willow en su aparición en el clip de James Bond creado para los Juegos Olímpicos de Londres 2012:

Aunque el fallecimiento de Willow no le pone fin a la larga vida de la Reina como orgullosa dueña de perros, ella ha declarado que no criará más corgis.

En realidad, la Reina aún tiene dos "dorgis", que son cruces de perro salchicha con corgi, Vulcan y Candy.

Su decisión de poner fin a esta adorable tradición, vino por varias razones.

Según los informes, la Reina temía con tropezarse con perros tan pequeños, ya que así podría lastimarse. Igualmente, ella no se siente cómoda con criar a un nuevo cachorro que podría dejar atrás en caso de su muerte.

Al respecto, Monty Roberts, un experto en caballos que asesora a la familia real le dijo a Vanity Fair:

"Le dije a la reina: 'Quiero que me digas cuál es el mejor criador de corgis que reverencies. ¿Quién está haciendo el mejor trabajo? Porque quiero que un cachorro se llame Monty, para ser un reemplazo'. Pero ella no quería tener más perros jóvenes".

"Ella no quiere dejar ningún perro joven atrás. Ella quiere poner fin a eso", aseguró el hombre.

"Los perros viven por menos tiempo que los seres humanos y sabemos que los vamos a perder, pero son parte de la familia de la Reina".

Monty también agrega:

"Entendí que lo discutiríamos más adelante en una fecha posterior. Bueno, nunca lo discutimos en una fecha posterior, y no tengo derecho a intentar obligarla a continuar trayendo cachorros jóvenes si no quiere".

"Ese no es mi derecho. Pero aún me preocupa".

"Porque quiero que crea en su existencia hasta que ya no esté aquí, porque ella es demasiado importante para el mundo como para pensar que ya no estará aquí. Para mí, la Reina no puede morir".

Es lamentable que esta hermosa tradición deba acabar.

Aunque estamos seguros que muchas personas de todas partes del mundo seguirán criando corgis en honor a la Reina.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR