Chico que se negó a dejar de fumar en la gasolinera recibe una merecida lección

Chico que se negó a dejar de fumar en la gasolinera recibe una merecida lección0shares

Hace una semana hicimos un post divertido sobre personas que rompen las reglas y se salen con la suya, pero en esa ocasión se trataba de reglas absurdas o de poca importancia. Pero existen normas que están ahí para proteger tu propia integridad física así como tu seguridad y la de los demás, es importante entender que tales reglas existen por una buena razón y que habrá consecuencias si las irrespetas, como por ejemplo las leyes de tránsito, que permiten que podamos circular con nuestros autos sin causar accidentes.

Una norma muy lógica es la que prohíbe fumar en las estaciones de gasolina, algo que pareciera ser obvio para cualquiera con un poco de sentido común, la gasolina al ser inflamable y volátil, se enciende con suma facilidad, algo que si llegara a suceder, pone en riesgo incluso a quienes estén en las inmediaciones del lugar, ya que si el fuego llega a los gigantescos depósitos que están debajo del suelo, la explosión puede llegar a ser de inmensas proporciones.

Pero hoy veremos a un chico que prefirió obviar todas las advertencias y estuvo a punto de causar una desgracia por su empeño de fumar mientras ponía combustible.

Una noche como cualquiera en la estación de servicio

Un auto con un grupo de 4 jóvenes se aproxima, se nota que los chicos vienen con ánimos de fiesta, pues traen la música a alto volumen y una actitud alegre. Nada que criticar aquí, es el típico comportamiento de los jóvenes en una noche de fin de semana.

Pero de repente vemos que el copiloto tiene un cigarrillo encendido

No sólo eso, se baja mientras sigue fumando y además en una muestra de total falta de sentido común, se dispone a servirse de combustible con su cigarro en la mano, sin importarle las advertencias de seguridad de la estación, ni el hecho de que está literalmente parado encima de decenas de miles de litros de combustible altamente inflamable.

Tanto los empleados de la gasolinera como los otros clientes le reclaman por ponerlos en peligro

Pero el joven responde de mala gana y se niega a apagar el cigarro.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR