Chico aprende una gran lección gracias a un compañero que lo tenía harto

Chico aprende una gran lección gracias a un compañero que lo tenía harto199shares

Así que, cuando estas personas hacen algo que percibimos como molesto, como poner sus cosas en nuestros escritorios, no tenemos el tiempo ni la energía para analizar sus intenciones o pensar en las vidas que llevan

Pero, si logramos salirnos de nosotros mismos por un segundo, podríamos darnos cuenta de que todos estamos mucho más conectados de lo que pensamos; que nuestras nociones preconcebidas de los demás generalmente son solo eso: preconcebidas. Y, a menudo, erradas.

Es por eso que esta historia de Twitter sobre un chico que aprendió una importante lección de vida de un compañero con el que se sentía frustrado se ha vuelto viral

Es el ejemplo perfecto del adagio que dice "no juzgues un libro por su portada", el cual deberíamos haber aprendido en preescolar, pero a veces olvidamos. Y comienza exactamente de la misma manera que esta publicación, con un estudiante universitario quejándose internamente cuando ve cosas de alguien más sobre su escritorio.

El hilo de sus tuits comienza de esta manera:

En ocasiones, cuesta creer que alguien que solo usa sus redes sociales para compartir contenido chistoso agregue algo serio. Sin embargo, cuando sucede debe ser un suceso extraordinariamente importante para él. Justamente eso fue lo que le sucedió a Thomas McFall.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR