Chica Decide Poner Los Vestidores De Diferentes Reconocidas Tiendas A Prueba.

Chica Decide Poner Los Vestidores De Diferentes Reconocidas Tiendas A Prueba.0shares

Cuando se trata de ir de compras, estoy segura que todos podemos estar de acuerdo en que una de las peores partes de esto es tener que probarse la ropa. En los vestidores es donde se hacen las pesadillas, te lo digo.

Las luces son demasiado brillantes y hacen que te veas pálido, o van por encima de la parte superior, haciendo que te veas tan hermosa, realmente lo que están tratando de hacer es que compres su ropa. Por supuesto, llevas el vestido a casa, sólo para descubrir que realmente no era tan lindo.

Para probar mi punto, fui a diferentes tiendas y probé cada vestidor. Había algunos buenos, algunos malos, y algunos muy feos.

Sigue leyendo para ver todos los horrores que experimenté.

Vestidor de "Gap".

Esta fue la primera tienda a a que fui. Tomé unos pantalones cortos y una camiseta para "probar", fui atendida por un empleado que alegremente me dijo que fuera a la derecha. Me encanta cuando las tiendas hacen esto.

Para dejar claro, llevaba el mismo "Outfit" en cada vestidor para ser consistente, lo que significa que definitivamente pretendía probarme ropa en todas las tiendas que seleccioné. Sí, fue raro.

Todo blanco.

De todos modos, cuando entre al vestidor fue bastante decepcionante, ya que, la iluminación era muy hostil, y con todas las paredes blancas, realmente no me hacían ningún favor.

Vestidor de "Lululemon". 

La siguiente tienda que me toco visitar fue Lulemon, cuando me fui a "probar" una blusa, el hombre que estaba en los vestidores era TAN atento, que no fue incomodo esperar a que quedara alguno libre. 

¿Lo mejor de este vestuario? Es cuando entras, hay tres espejos en la pared detrás de ti y uno justo delante. Lo cual es perfecto para poder ver la parte trasera de la ropa que te estás probando.

Además, la iluminación era muy favorecedora. Definitivamente saben lo que están haciendo en Lulu.

Vestidor de "Garage".

Cuando entre al vestidor en realidad me reí en voz alta.

Para ser justos, mido 1,83 metros de altura, pero este fue el único espejo de todas las tiendas a las que fui en el que no pude ver mi cabeza. La iluminación también era bastante mala. Había sombras y sobreexposición en todos los lugares equivocados.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR