Bikinis, lujos, drogas: Está historia tiene más emoción que una película de espías

Bikinis, lujos, drogas: Está historia tiene más emoción que una película de espías13shares

Cuando las obligaciones familiares de trabajo exigen que viajes a un país lejano lo mejor que puedes hacer para es convertirlo en unas vacaciones. Buscar algunas actividades divertidas que hacer o zonas turísticas en el área cambiará totalmente como enfocas el viajes haciendo que de hecho te provoque llegar.

Y si cuando llegas al lugar descubres que es mucho más hermoso de lo que imaginabas puedes sentirte inclinado  a compartir lo bien que lo estás pasando con el resto del mundo, después de todo en parte pare eso se inventaron las redes sociales. ¿Cierto?

La mayoría de las veces esto no es una mala idea pero hay ocasiones en el que el propósito de tu visita requiere que mantengas un perfil bajo. Esto es especialmente cierto para estas dos chicas canadienses y las fotos que compartieron en Instagram, ya que sin darse cuenta le dieron todas las herramientas a los agentes de seguridad para que las pusieran bajo arresto.

Hace dos meses Melina Roberge Partió a las vacaciones de su vida

Esta hermosa canadiense de 22 años se embarcó en MS Sea Princess, un crucero de lujo que partió de el Reino Unido y navegó alrededor del continente americano antes de hacer una parada final en Australia.

Acompañando a Roberge viajaba  Isabelle Lagace.

Isabelle es una bellísima chica de 28 años que está acostumbrada a las cámaras ya que ha trabajado como modelo posando en sugerentes atuendos para revistas de entretenimiento para adultos

En sus fotos de Instagram parecen estar gratamente impresionadas con el barco

Muy buenas noticias ya que pasarían mucho tiempo en él

El crucero las llevó a New York City, Polynesia, Perú, Chile, Bermuda, y Ecuador before fantes de llegar a su destino final en Sydney, Australia.

Cada tramo de su viaje estuvo acompañado de hermosas fotos

Entre paseos en moto en  Peru, las hermosas vistas de Bermuda, y deliciosos cocteles de coco en la Polinesia francesa, parecían estarla pasando de lujo, poco sabían que la diversión se acabaría pronto

Bajo toda esta diversión en el mar se escondía algo más oscuro

En el crucero también viajaba Andre Tamine 

El hombre de 63 años tenía una muy buena razón para mantenerse alejado de las cámaras

Aunque no mostraron ninguna actividad ilícita sus fotos hicieron sospechar a las autoridades

Mientras el trio navegaba La agencia de servicios fronterizos canadiense, el departamento de seguridad estatal de los Estados Unidos, y la fuerza fronteriza australiana estaban hablando sobre elos

Cuando los viajeros desembarcaron en la bahía de Sydney los esperaba una sorpresa

Los agentes de frontera, la Policía Federal Australiana y sus perros entrenados abordaron el barco y revisaron las maletas del trio

En el camarote que Lagace y Roberce compartían la policía encontró 35 kilogramos de cocaína

En el camarote de Tamine encontraron 60 kilos más de la droga convirtiendo este en el decomiso más grande  de droga en un bote por avión que intenta ingresar en el territorio Australiano

La droga que hallaron está valorada en unos 30 millones de dólares

Los tres enfrentan cargos por intentar ingresar cocaína en cantidades comerciales y podrían ser condenados de por vida

De momento todavía quedan algunas dudas sobre el caso

Los investigadores no están seguros de si Lagace and Roberce estaban trabajando en conjunto con Tamine. Tampoco se ha aclarado si abordaron con la cocaína en Inglaterra o si la adquirieron durante alguna de las paradas que hicieron en Sudamérica.

Cualesquiera que sean los detalles parece que las autoridades los estaban rastreando desde hace semanas

El servicio fronterizo canadiense las había identificado como "pasajeros de alto riesgo" y habían informado a las autoridades Australianas.

Aunque siempre supieron que la mercancía se dirigía a Australia

Los precios de la cocaína son particularmente altos en Australia debido a la dificultad para ingresarla al aislado país. Es sabido que los precios en Australia pueden llegar a ser el triple que los de Canadá.

Tu qué opinas ¿fueron indiscretas o igual las hubieran apresado? 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR