Aumenta la vida útil de tu refrigerador siguiendo este sencillo proceso de mantenimiento

Aumenta la vida útil de tu refrigerador siguiendo este sencillo proceso de mantenimiento38shares

La vída en nuestro hogar es mucho más fácil gracias a que contamos con el apoyo de los electrodomésticos. Estos artefactos simplifican algunas de las tareas más tediosas, entre ellas limpiar, lavar y planchar. Debido a esto, es importante procurar revisarlos periódicamente para garantizar que todas sus piezas internas se encuentren bien, además de realizar los procedimientos de mantenimientos respectivos.

Por la función que cumple, el refrigerador (conocido en otros países como frigorífico, nevera o enfriadora) es uno de los más valiosos. Pero, ¿realmente sabes cómo hacerle un mantenimiento de forma efectiva? Generalmente uno asea sólo lo que se ve que, aunque es necesario, no es lo que alargará su vida útil.

Buenamente.com te muestra el procedimiento que debes seguir para una limpieza profunda y eficaz, el cual es tan sencillo que no entenderás porqué nadie te lo dijo antes, además de darte unos tips para que logres aumentar la vida útil de tu refrigerador.

Todos los electrodomésticos necesitan mantenimiento para garantizar su adecuado funcionamiento

Más aún, aquellos que son usados ​​con mucha regularidad, siendo los refrigeradores unos de los primeros en esta lista, debido a que nos ayudan a conservar la frescura de las comidas y bebidas para nuestro consumo diario.

Pero, la mayoría de las veces, nos limitamos únicamente a realizar limpiezas superficiales

Es obvio que lo ideal es que todos los compartimientos queden libres de residuos de comida y suciedad. Sin embargo, esto no es suficiente para que siga funcionando correctamente. Todos los artefactos eléctricos requieren mantenimiento.

En el caso específico de los refrigeradores, hay un área bastante puntual que tienes que considerar en tu aseo

Aunque, por simple desconocimiento, suele pasarse por alto. ¿Sabes de qué estamos hablando?

Si te paras frente a tu refrigerador, notarás que en la parte inferior de su puerta posee una rejilla

Lo más probable es que una o dos veces le hayas pasado un paño (bien sea seco o húmedo) para quitar el polvo acumulado en su superficie, creyendo que con eso era suficiente. Pues, lamentamos decirte que es totalmente falso.

Debajo de esta rejilla, se encuentran unas piezas que son sumamente importantes

Justo allí se localizan las bobinas, un conjunto de válvulas que transportan los gases y los líquidos necesarios para que el condensador haga su trabajo de enfriamiento.

Debido a esto, suelen acumular una gran cantidad de suciedad

Sin contar con que sus rejillas protectoras casi nunca son removidas para acceder hasta ellas.

Esto hace que requieran un esfuerzo mayor para cumplir con su función

Y de manera innecesaria, ya que limpiarlas es muy sencillo.

A continuación, te presentamos la mejor manera de mantenerlas limpias

Es tan sencillo, que no te perdonarás no haberlo hecho desde mucho antes.

En primer lugar, quita la rejilla

Tomándola por ambos extremos y halándola hacia tu cuerpo debería ser suficiente. De no ser así, levanta primero un extremo y luego el otro. Te conseguirás algo como esto.

Ahora, pasa la aspiradora por encima de ellas

Esto removerá la mayor cantidad de residuos que allí se hayan acumulado. Si no cuentas con una, no te preocupes y sigue con el siguiente paso.

Seguidamente, frota con un cepillo de cerdas entre los tubos

Un pincel grueso o hasta una brocha mediana te puede servir. Lo cierto es que con esto puedes sacar el sucio que esté adherido con la fuerza mayor a las bobinas.

De ser necesario, pasa la aspiradora nuevamente

Para finalizar, coloca en su posición original la rejilla protectora y ¡listo!

Tu refrigerador quedará pulcro y trabajará más eficientemente.

Es importante tomar algunas previsiones

La primera de ellas es que se encuentre desconectado. No es obligatorio pero sirve para minimizar el sobrecalentamiento.

Procura no doblar ninguno de los tubos

No debes aplicar exagerada fuerza para limpiar el área porque tal vez podría costarte una reparación costosa. Por nada del mundo queremos que el remedio sea peor que la enfermedad ...

En los refrigeradores de modelos viejos, están ubicadas en la parte posterior

Como ves, es demasiado fácil

¡Anímate y haz la prueba. Verás que no te arrepentirás!

Otros consejos para mantener tu refrigerador 100% operativo

Mantén libre de polvo el área donde está alojado el compresor 

Típicamente lo conseguirás en la parte trasera del refrigerador, ten cuidado de desenchufar la unidad antes de limpiarla con una aspiradora y cepillos. 

¿Cómo mantener las juntas de la puerta?

Mantén las juntas en el refrigerador y de las puertas del congelador limpias con un detergente suave y agua, no uses lejía. Esto asegurará un buen sellado y evitará desperdicio de energía.

¿Cómo saber si las juntas están buenas?

Verifica el sello de la junta, cerrando las puertas y colocando un billete entre la junta y la nevera; la junta debería reemplazarse si el billete se cae o puede quitarse muy fácilmente sin abrir la puerta

Nivela tu refrigerador

Asegúrate de que el refrigerador esté nivelado; si no, la puerta podría no cerrarse correctamente. La mayoría de los refrigeradores tienen patas o ruedas regulables.

Piensa antes de abrir la puerta de tu refrigerador

Antes de abrir la puerta para buscar algún alimento, decide lo que quieres. Cada vez que abre la puerta, puede escapar hasta el 30 por ciento del aire refrigerado, aumentando tu factura eléctrica y acortando la vida útil del compresor.

No utilices la rejilla trasera de tu nevera como una secadora

No coloques paños, zapatos o algún objeto que entorpezca el paso del aire en las rejillas del condensador (la rejilla trasera que traen la mayoría o la salida de calor en las que tienen la rejilla incorporada dentro del armazón), al hacerlo, bajas la eficiencia del refrigerador y dañas la unidad compresora.

Usa dispositivos de protección electrónicos

No conectes la refrigeradora directamente al tomacorriente, utiliza filtros de corriente para evitar daños en los componentes electrónicos, además trata que el dispositivo protector tenga un tiempo de re-encendido de al menos 3 minutos antes de activar la unidad.

Aleja tu refrigerador de la luz solar directa

Si tienes una opción de ubicación al remodelar tu cocina, mantén el refrigerador alejado de la luz solar directa y fuentes de calor, eso aumentará su vida útil.

¿Habías limpiado estas zonas antes? ¡Ya sabes lo importante que son!

Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR