Aterradores animales que al verlos, seguramente agradecerás que estén extintos

Aterradores animales que al verlos, seguramente agradecerás que estén extintos0shares

La evolución es un proceso bastante complejo durante el cual la naturaleza pone a prueba más que nuestra resistencia, la capacidad que tengamos para adaptarnos a los cambios y lograr subsistir. 

Durante este difícil espacio de tiempo, vamos puliendo nuestras capacidades y generando ajustes en nosotros mismo, tanto físicos como cognitivos, que nos permiten ir avanzando al ritmo de la evolución planetaria, y prevalecer como especie. 

Sin embargo, durante este difícil proceso no todas las especies logran sobrevivir, desapareciendo por completo. A esto lo llamamos extinción, ¡y basta con observar algunos de las criaturas que habitaron este planeta para agradecer que así fuera!

Estos aterradores animales existieron hace unos cuantos miles de años y es realmente difícil imaginarnos compartiendo espacio con ellos, sin tener una buena dosis de pesadillas. ¡Descúbrelos! Y luego coméntanos si estás de acuerdo... 

Un enorme felino cazador, el Smilodon

Este familiar de los dientes de sable podía alcanzar un peso de 300 Kilogramos, y sus enormes y filosos colmillos son algo con lo que nadie en su sano juicio quisiera tener un enfrentamiento. ¿No lo creen? 

El Spinosaurus o lagarto de espinas, bastante respetable

Se sospecha que es el más grande de los carnívoros, superando incluso en tamaño al imponente Tyrannosaurus rex, con sus 18 metros de longitud y 9 toneladas de peso. ¿Te gustaría encontrar uno en tu jardín? 

El purasaurus como el rey de los pantanos

Si crees que encontrarte de frente con un cocodrilo es aterrador, ¡imagina una bestia del doble del tamaño y peso de dichos lagartos!

El Mosasaurus hace que el tiburón parezca un pez de acuario

Con un apetito incontrolable, seguramente este titán de las aguas habría acabado con los paseos tranquilos a la playa. 

La Attercopus justifica cualquier fobia a las arañas

Siendo la primera tejedora oficial de la historia y equipada con un aguijón estilo escorpión, sería una pesadilla quedar dentro de su red. 

El  Cameroceras, con sus 9 metros de largo sería el protagonista de cualquier historia aterradora del océano

Seguido de cerca por el  Dunkleosteus, también con 9 metros de largo, además conocido como el caníbal de las aguas

Nunca le tendrías suficiente miedo y respeto al terrible Carnotaurus, de carácter agresivo y con un escudo óseo que lo protegería de nuestros ataques

El  Megalania es el ancestro del dragón de Komodo, y llegaba a medir más de 5 metros de puro terror

El Oso Cavernario pocas veces comía carne, pero cuando el hambre asechaba, no era fácil defenderse de sus 3 metros de altura

La Arthropleura es un ciempiés de más de 2 metros de largo. Lo único positivo es que no consumía carne en su dieta

El Ceratosaurus, con  unos 5,3 metros de largo y 2 metros de alto, y una dieta con base en carne, no es precisamente un simpático lagarto grande

Las Phorusrhacidae, o aves del terror, llegaban a medir 3 metros, rompían las cabezas de sus presas dejando caer con fuerza sus poderosos picos

El Megistotherium era un carnívoro temible y voraz. Sólo su cráneo medía 66 centímetros, ¿hay que decir más?

El Dilophosaurus media unos 7 metros de largo y la fuerza de su mandíbula competía únicamente con la fiereza de sus garras

El aterrador Megalodón, capaz de devorar una ballena, sería el temible emperador del océano

El Andrewsarchu llegaba a pesar una tonelada. Sus dientes eran máquinas perfectas para romper y triturar huesos

El Platybelodon, casi tan adorable como un elefante, salvo por los terroríficos dientes que decoran el final de la trompa

La imponente Titanoboa llegó a medir 15 metros y pesar 1133 kilos, y se alimentaba de cocodrilos y tortugas gigantes

Los Phoberomys pattersoni eran roedores gigantes que medían 4,5 metros, nada que ver con un enorme ratón

Las Meganeura eran libélulas gigantes, cuyas alas medían unos 60 centímetros de largo. Nada que quisieras ver volando entre tus flores

El Gigantopithecus es el primate más grande que ha habitado el planeta y poseía muy mal carácter

Imagina un escorpión de 2 metros de largo, eso es un Pulmonoscorpius. ¡Menos mal que ya están bien extintos!

El Argavantis era nada menos que un buitre del tamaño de una persona, que se dedicaba a la cacería

El entelodon era bastante similar a un jabalí de una tonelada de peso y con muy mal humor

¿Te gustaría tropezarte con alguno de estos animales? Comparte y asombra a tus amigos

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR