Atentado suicida en Manchester durante un concierto de Ariana Grande

Atentado suicida en Manchester durante un concierto de Ariana Grande0shares

Tras los atentados de 2005 en Londres, las autoridades británicas tomaron medidas de seguridad con el fin de evitar la venta de material que pudiera servir para la fabricación casera de explosivos, aunque esta vez ... nada a podido parar la tragedia y es que existen páginas en internet donde incluso te instruyen para armar tus propios explosivos. 

Las reacciones a esta gran tragedia que sacude la ciudad de Manchester no se han hecho de esperar. En primer lugar la campaña electoral ha quedado suspendida y a las 9 de la mañana hora local la primera ministra Theresa May ha reunido al gabinete COBRA que afronta los casos de emergencia. Mánchester, con un área metropolitana de 2,2 millones de habitantes, es la mayor ciudad del Noroeste de Inglaterra. Por su parte, el alcalde de Manchester, el laborista Andy Burnham, ha hecho una declaración frente al ayuntamiento esta mañana: 

«No ganarán, permaneceremos fuertes. Tristes, heridos, pero somos más fuertes». Burham elogió la buena pasta de la gente de Manchester «que tras el ataque abrió sus casas a extraños, ese es el espíritu que prevalecerá, permaneceremos unidos».

En la ciudad de Manchester en pleno concierto de Ariana Grande en en estadio de la ciudad británica, con capacidad para 21.000 personas se vivía una de las más terroríficas noches jamás recordadas y es que un atentado suicida acababa con la vida de 22 personas, entre ellas niños y dejaba el balance de 59 heridos de diversa consideración. 

La primera ministra asegura que la policía cree que el ataque fue perpetrado por una sola persona, que murió en la explosión, y que las autoridades la habrían identificado, sin dar más detalles. El atacante tenía la intención de hacer “el mayor número de víctimas”, ha asegurado.

“Puedo confirmar que hay niños entre los fallecidos”, indicó el jefe de Policía de Manchester, Ian Hopkins en rueda de prensa.
“El autor, puedo confirmar, murió en el Arena. Creemos que el atacante llevaba un artefacto explosivo improvisado que él detonó, causando esta atrocidad”, 

Explicó Hopkins. Al parecer, el atacante pudo activar la bomba en el vestíbulo que conecta el recinto cubierto con la estación de trenes de Victoria, que sigue parcialmente suspendida su actividad.

Todo ocurrió aproximadamente a las 22:35 (hora local), una vez que la actuación de Ariana Grande ya había finalizado y las luces ya estaban prendidas. Parte del público huyó corriendo despavoridamente tras escuchar las explosiones. Los testigos describen el momento  como "ruidos de disparos o bombas", tras lo que se produjo una ola de pánico de gritos, carreras y empujones para abandonar el recinto. 

Hay que recordar que el Manchester Arena es una de las salas cubiertas más grandes de Europa, con capacidad para 21.000 espectadores.

La cantante estadounidense ha mostrado sus condolencias en Twitter: 

"Rota. Desde lo más hondo de mi corazón. Lo siento mucho. No tengo palabras"

A consecuencia del caos en la evacuación muchos jóvenes se dispersaron por la zona:

Los taxistas de Manchester e incluso de la cercana Liverpool han trabajado durante toda la noche para acercar a muchos de ellos a sus casas. Familiares y amigos han ido colgando fotos en las redes sociales en un intento desesperado por localizarlos. Esas búsquedas en Twitter llevan la etiqueta (hashtag) #MissingInManchester.

La situación más angustiosa es ahora la de algunos padres: 

Ya que buscan desesperadamente a sus hijos. Es el caso de Charlotte Campbell una madre desesperada quien a través de BBC radio compartió sus dramáticos esfuerzos para localizar a su hija Olivia de tan solo 15 años: 

«Ella estaba en el concierto y había visto ya a los teloneros cuando me dijo que lo estaba pasando de maravilla y me dio las gracias por haberla dejado ir. Estaba con su amigo Adam, que apareció a la media hora en un hospital, pero ella aún no ha aparecido. He telefoneado a todo el mundo: hospitales, policía, centros de niños… Su padre está allí buscándola y también algunos amigos. La gente tiene su foto. La llamo a su teléfono, pero está muerto».

Hoteles y particulares de Manchester decidieron también ofrecer habitaciones a través de Twitter a quienes lo necesiten:

Con el hashtag #RoomForManchester (Habitación para Manchester), al mismo tiempo el Servicio Nacional de Salud ha solicitado donaciones de sangre, ya que están desbordados con tanta urgencia. 

A continuación os dejamos testimonios de los testigos de la tragedia que afortunadamente vivieron para contarlo: 

Gemma Cardwell, una gran fan de Ariana Grande

“Estábamos bastante cerca. Oímos un estruendo y enseguida nos empezó a rodear gente corriendo y gritando. Teníamos mucho miedo y no sabíamos donde ir”
"Logramos salir bastante rápido, pero teníamos el coche en el aparcamiento [del recinto], así que tuvimos que quedarnos en un hotel"

Elisse Wilde, de 19 años, y Bethany Keeling, de 21, son amigas e iban juntas al concierto. 

Las dos amigas, que se habían desplazado desde Keighley, a 70 kilómetros de Manchester. Elisse cuenta que poco antes de que terminara la actuación oyó un ruido "enorme" y alguien gritó:

"Todo el mundo quieto, ¡es una bomba!". "Al principio no nos movimos, teníamos mucho miedo y no sabíamos cómo reaccionar"
"[Ariana] salió del escenario poco antes de que se terminara la música. Estuve tentada de decirle a mi amiga que nos fuéramos para evitar multitudes, pero ella me convenció de que nos quedáramos", recuerda. 
"Si hubiéramos salido en ese momento, nos habría alcanzado [la explosión] de lleno", suspira y recuerdan cómo los agentes de seguridad salvaron las vidas de cientos de asistentes. 
"Nos gritaban: '¡Corred por vuestras vidas!".

Nick Haywood de Nottingham, había comprado las entradas a su hija Caitlin por su 17 cumpleaños

Él dejó a su hija con una amiga para que disfrutaran de tan esperado momento y asegura que todo iba normal. Aprovechó y se fue a dar una vuelta por la ciudad habiendo quedado más tarde para recogerlas. 

"Oí la bomba y la sentí. No fue un temblor sino que era como cuando en un concierto escuchas un bajo muy fuerte que te sacude el pecho"
 "En un momento así puedes entrar en pánico o calmarte. Entonces llamé a mi hija al móvil, pero sabía que en estos eventos la red suele estar colapsada y así estuvo durante cinco minutos". "Escuchar su voz fue un auténtico alivio"

Nick ha pasado toda la noche recorriendo el camino desde el Manchester Arena al hotel recogiendo a niños desubicados, perdidos, en estado de shock... "Me acercaba a la zona con el teléfono para que los jóvenes llamasen y localizasen a alguien", recuerda. "Fue gratificante ver la respuesta de la gente".

Gary Walker cuenta que escuchó la última canción y, "de repente", vio un destello. 

Walker estaba con su esposa esperando a que sus hijas abandonasen el Mánchester Arena. Tras la explosión, tuvo que ser atendido tras el impacto de varios trozos de metralla en el pie y su mujer, por una herida en el estómago. Su hija Abigail narra a los medios locales lo difícil que le resultó salir del lugar: 

"Tenía que asegurarme de que tenía a mi hermana. La agarré y tiré de ella con fuerza. Todo el mundo corría y gritaba. Fue absolutamente aterrador".
"El pasillo estaba lleno y olía a quemado, había mucho humo en el momento en que nos fuimos", recuerda. "Tenemos suerte de haber sobrevivido".

La mañana después de la tragedia este es el aspecto que muestran las calles: 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR