ATENCIÓN: ¿Te tiembla el párpado? ¡Podrías estar en grave peligro!

ATENCIÓN: ¿Te tiembla el párpado? ¡Podrías estar en grave peligro!810shares

Es muy posible que esto te haya pasado alguna vez realizando cualquier actividad, bien sea correr, o incluso durante un examen, o quizás simplemente estés descansando en casa revisando el celular, y comienzas a sentir ese extraño movimiento en tu ojo. Es incómodo y repetitivo, una especie de temblor que no puedes controlar, y se detiene igual que empezó, sólo. ¿Te ha ocurrido alguna vez? Si respondiste sí, no dejes de leer, y si dijiste que no, lee de todas maneras porque podría sucederte a ti o a alguien cercano, y entonces la información te será muy útil.

Este movimiento en tu cuerpo quiere decir que hay movimientos oculares, una especie de contracciones en los músculos que se encuentran en tus párpados, que aunque son muy pequeños, también son muy importantes. Éstas contracciones no duelen, aunque sí resultan bastante incómodas y como no dejaremos de mencionar: involuntarias.

Te daremos un consejo: a pesar de que todos sabemos lo desesperante que pueden llegar a ser, lo mejor que se puede hacer en estos casos es mantener la calma, ya que es algo que se irá por su cuenta en cuestión de instantes, puede llegar a ser verdaderamente rápido si te mantienes tranquilo. Este movimiento como ya mencionamos anteriormente, no causa ningún daño, ni si quiera a tus ojos.

Pero sabemos cuál es la pregunta que no deja tu mente: ¿A qué se debe? Pues, algunas posibles causas son:

1.- Bebidas u otras sustancias energéticas

2.- Substancias psicotrópicas

3.- Estrés

4.- Insuficiencia de descanso (dormir muy poco, por ejemplo)

Normalmente, estos extraños temblores en el párpados podrían presentarse una vez al año, al mes, o a la semana, o incluso varios días seguidos. Ellos se encuentran muy estrechamente relacionados con el sistema nervioso, pero a pesar de esto no son un indicativo de que te ocurrirá u ocurre nada malo, pero sí te dice que debes cuidar un poco más tu estilo de vida. 

Para conocer con exactitud la raíz del problema, trata de hacer memoria de cuándo normalmente se presentan estos movimientos, ¿durante una discusión con tu pareja? ¿Algún problema relacionado con el trabajo y no has dormido bien? Conocer la fuente de éste tic nervioso podría ayudar a controlarte cada vez que se presente, así te afectará cada vez menos y pronto no tendrás ningún problema.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR