Así fue como la "Barbie latina" consiguió la despampanante figura que hoy presume.

Así fue como la "Barbie latina" consiguió la despampanante figura que hoy presume.39shares

Para algunas mujeres es difícil responder cuando les preguntan sobre qué tanto estarían dispuestas a hacer con tal de verse "perfectas". Algunas comenzarían a divagar entre el concepto de perfección, alegando que es algo relativo y demás implicaciones filosóficas o morales. Otras se quedarían enmudecidas, prefiriendo continuar hablando sobre otro tema. Pero muy pocas serían las que se animaran a indicar, por ejemplo, que aceptarían un poco de ayuda del bisturí para lucir una figura más estilizada.

Sin embargo, eso no le ocurrió ni por un segundo a la modelo venezolana Aleira Avendaño, quien desde siempre soñó con tener un cuerpo de impacto, tipo "reloj de arena"; así que se propuso hacer hasta lo imposible por lograrlo. Fue entonces cuando comenzó a buscar alternativas, y una de las cosas que más le ayudó fue el uso de un corset, aunque de una manera muy poco tradicional.

No teme contar los detalles de su transformación física, que incluye no sólo este artilugio sino también el apoyo médico especializado. La realidad ahora es que ella se siente feliz y complacida con el cuerpo que presume hoy día. Sigue trabajando fuertemente por mantenerlo y, de ser posible, perfeccionarlo todavía más. ¿Será que se podrá? No en vano, le has adjudicado el calificativo de la "Barbie latina". Conoce mayores detalles sobre su vida a continuación.

Su nombre es Aleira Avendaño, pero todos la llaman por el apodo de la "Barbie latina".

Sobrenombre que tiene muy bien ganado debido a que posee un cuerpo sumamente similar al de esta popular muñeca, siendo el atributo que más resalta su pronunciada cintura.

Sus increíbles medidas son 90-52-92.

Con tan sólo 28 años, su testimonio le ha dado la vuelta al mundo pues tras largos años de esfuerzo y un poco de ayuda del bisturí, obtuvo lo que ella denomina "el cuerpo perfecto".

Como es de suponer, trabaja como modelo.

Ha salido en una gran variedad de revistas, tanto de salud como para caballeros, en las cuales ha dado rienda suelta a su sexy personalidad.

Su cintura es realmente diminuta.

De hecho, eso es exactamente lo que la hace resaltar entre todas.

Ella no teme revelar su más grande secreto de belleza.

En múltiples ocasiones ha declarado que para definir de una forma tan pronunciada su cintura, tuvo que usar un corset ¡por 8 años seguidos!

Además, ha recurrido a la cirugía para varios retoques.

Entre la ayuda que ha recibido por parte del bisturí están: algunas liposucciones, aumento de senos y glúteos, una rinoplastia, aumento de los labios y un bypass gástrico. 

En total, acumula poco más de 20 intervenciones quirúrgicas.

Para ella, no ha sido ningún problema pues dice estar dispuesta a enfrentar cualquier sacrifico con tal de conservar sus curvas.

Gracias a todo esto, hoy día posee una figura tipo "reloj de arena".

¡Vaya que sí! Es imposible que pase desapercibida.

Está en un proceso continuo de perfeccionamiento físico.

Comprende que es imposible alcanzar la perfección total pues es un concepto relativo. A pesar de ello, no pierde oportunidad para lograr verse, al menos, como ella en su mente define a la mujer ideal.

Es una de las consentidas de la revista Playboy.

Tanto en su versión mexicana, país donde reside desde hace ya varios años, como en las de otros países latinoamericanos, incluyendo su país natal, Venezuela.

Confiesa que el corset lo usaba por aproximadamente 23 horas al día.

Nada más se lo quitaba para bañarse, el resto del tiempo lo usaba para todas partes. 

Fue hecho especialmente para ella.

“Lo odié al principio, pero amo la manera en que me hizo ver, después de 6 meses de usarlo, me sentía desnuda sin el.”

Ha sido objeto de opiniones divididas por parte del público que la conoce.

Unos admiran su dedicación por verse tan bien como anhela. Mientras que otros emiten juicios bastante duros, aludiendo principalmente a que es una actitud anormal la que está adoptando para sí misma en su afán por mantener una figura que, lejos de parecer natural, la hace ver completamente falsa y artificial.

Ha tenido que soportar que la llamen extraterrestre.

Lo bueno es que ella hace caso omiso a quienes la critican, afirmando que no le importa el que dirán; siguiendo por el mismo camino, siempre y cuando a ella le haga feliz.

Lo que nadie puede negar es que su cuerpo califica como increíble.

Tanto para bien como para mal...

¿Qué opinas sobre la figura de esta modelo venezolana? COMENTA y COMPARTE esta nota con tus amigos para que conozcan a esta exuberante mujer.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR