11 cosas que ocurren en tu organismo cuando consumes demasiada sal

11 cosas que ocurren en tu organismo cuando consumes demasiada sal0shares

No hay duda de que la sal hace que los alimentos sepan mejor, pero consumir demasiada sal puede tener unos efectos sumamente dañinos para nuestra salud. Desafortunadamente, las empresas productoras de alimento continúan agregando cada vez más sal a sus productos, ya que esa es la fórmula mágica para aumentar sus ganancias, debido a que los alimentos salados son prácticamente adictivo y siempre queremos más.

La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir de 1.500 a 2.400 mg de sal al día, pero el consumo promedio de los norteamericanos es de 3.400 mg al día, los cuales provienen en su mayoría de los alimentos procesados. Esto ha causado un aumento del riesgo de padecer problemas de salud entre la población, debido a que este tipo de alimentos tiene muy pocos nutrientes, muchas calorías y demasiada sal.

Para ilustrar los peligros de las dietas altas en sodio, la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra publicó un estudio en el que se encontró que 1,65 millones de muertes alrededor del mundo cada año están relacionadas con el exceso de sodio.

A continuación encontrarán una lista de signos ante los que hay que estar alerta, pues son indicadores de un alto consumo de sal y algunas recomendaciones para limitar este consumo.

Tienes sed todo el tiempo

El sodio juega un papel muy importante en el balance de fluidos de nuestro cuerpo. Cuando hay demasiado sodio en tu organismo, la sed es la manera que tiene tu cuerpo de decirte que no tienes suficiente agua en el organismo para soportar todo ese sodio.

Y esto te lleva a sentir la necesidad de orinar continuamente

Al tomar tanta agua, la consecuencia lógica es que surge una necesidad frecuente de orinar. Sin embargo, como este también podría ser síntoma de otras condiciones serias, como la diabetes tipo 2, es importante que consultes a tu médico al respecto.

La comida no te sabe a nada

Cuando consumes demasiada sal en tu día a día, tus papilas gustativas terminan por adaptarse y desensibilizarse, por lo que con el tiempo la comida te parecerá desabrida y sentirás la necesidad de irle agregando cada vez más y más sal.

Todo el tiempo sientes antojo de comer botanas saladas

Cuando te habitúas a los sabores salados, te empieza a surgir una especie de necesidad de consumir alimentos salados una y otra vez, por lo que de repente empezarás a sentir antojos por refrigerios salados continuamente.

Sufres de dolores de cabeza frecuentes

Debido a la deshidratación que el alto consumo de sal genera en tu cuerpo, lo más probable es que empieces a padecer de dolores de cabeza frecuentes.

Aumenta el riesgo de osteoporosis

Debido a que el cuerpo pierde calcio por la orina, y como al consumir mucha sal empiezas a sentir mucha sed y a tomar mucha agua y esto te lleva a orinar con más frecuencia, eso significa que mientras más sal consumas, más calcio perderás. Y cuando no tengas más calcio en la sangre, empezarás a perder el calcio de tus huesos, lo que es la principal causa de osteoporosis.

Empiezas a experimentar confusión y otras dificultades cognitivas

Un estudio publicado en La Neurobiología del Envejecimiento en 2011, encontró que las personas de la tercera edad que consumían grandes cantidades de sal podían experimentar un mayor deterioro cognitivo. Esto se debe a que la confusión generalmente es un síntoma de inflamación, la cual puede ser causada por un exceso de sal.

Te han aparecido úlceras estomacales

Un exceso de sodio ha sido vinculado a las úlceras estomacales y el cáncer en los animales, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Infecciones e Inmunidad.

Empiezas a hincharte

Al consumir demasiado sodio, empiezas a retener líquidos en todo tu cuerpo. El término médico para este tipo de hinchazón es "edema" y es más frecuente en las extremidades. Aunque consumir comidas muy saladas ocasionales usualmente no es problema, si es una hábito que se mantiene en el tiempo, esto puede causar hinchazón crónica.

Tu presión arterial se eleva

Las personas que consumen mucha sal tienen un riesgo muy alto de sufrir de presión arterial, debido a que la sal hace que tu cuerpo retenga líquido para intentar diluir el sodio, lo que obliga a tu corazón a bombear con más fuerza.

Empiezas a desarrollar cálculos renales

Una dieta alta en sodio aumenta el riesgo de padecer cálculos renales, debido al aumento de calcio en la orina, el cual es un factor determinante en la formación de los cálculos.

¿Cómo podemos limitar nuestro consumo de sal?

Evita o elimina el consumo de comidas muy procesadas

La mayoría de estos productos tienen mucha sal y ni siquiera contienen nutrientes de calidad.

Asegúrate de incluir mucho potasio en tu dieta

El potasio puede contrarrestar los efectos del sodio y ayudar a disminuir tu presión arterial. Las bananas, batatas, las espinacas, los aguacates y los tomates son fuentes saludables de potasio.

Prepara la mayoría de tus comidas en casa y trata de sazonar tus alimentos con condimentos sin sal

Limita tu consumo de enlatados, que tienen mucha sal añadida y sustitúyelos con alimentos frescos

¡Comparte con todos tus contactos esta importante información sobre la salud!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR