¡Alarga tu esperanza de vida! 6 Reglas que te convertirán en una persona más fuerte y sana

¡Alarga tu esperanza de vida! 6 Reglas que te convertirán en una persona más fuerte y sana33shares

Cuando se trata de mejorar la salud y fortalecer el cuerpo, los orientales pueden usar algunas técnicas más sencillas que aquellas que te recomendaría tu doctor. Bien sea que te hagan tomar té de hierbas, meditar durante horas y sentir la armonía de tu cuerpo con el mundo, muchos sabios piensan que el bienestar físico se encuentra al hallar el bienestar psicológico.

Por supuesto, muchos de nosotros no creemos que con solo estar bien mentalmente nuestro cuerpo mejorará por sí solo, es por eso que hemos decidido buscar algunas técnicas un poco más "físicas" que realmente generen un cambio positivo en nuestro organismo.

¡Así fue como llegamos a las grandes enseñanzas de Katsuzo Nishi! Quien con una serie de reglas, nos enseña lo que debemos hacer para convertirnos en personas mucho más fuertes y saludables. Tan solo basta con seguir sus instrucciones para experimentar esa mejoría en tu vida.

Cuando el maestro japonés Katsuzo Nishi era un niño, su cuerpo se encontraban muy débil y los médicos pensaron que probablemente no llegaría a cumplir los 20 años.

Para mejorar su salud, sus padres lo enviaron a un monasterio budista. Pasó 3 años allí aprendiendo diferentes técnicas de meditación y espada.

Todavía en busca de otras formas de mejorar su salud, Katsuzo leyó muchos libros contemporáneos escritos por médicos modernos.

Así como antiguos tratados sobre medicina oriental y europea, todo con el fin de fusionar las enseñanzas y hallar una manera eficaz de conseguir un cuerpo saludable.

Como resultado, este ingeniero japonés terminó escribiendo su propio libro en donde estableció un sistema para fortalecer el cuerpo.

El libro fue publicado en 1927 cuando el autor tenía 44 años. 

Ahora, aquí en Buenamente.com, te invitamos a conocer el sistema de Katsuzo.

El cual ha ganado muchos seguidores en todo el mundo desde que se explicó por primera vez hace más 90 años gracias a su sorprendente manera de mejorar casi cualquier condición física.

A continuación, te dejamos las 6 reglas que establece Katsuzo:

Regla 1: Un ejercicio de columna y estómago.

Posición inicial: siéntate con las piernas cruzadas y baja un poco su hombro. Repite cada ejercicio 10 veces. Después de cada ejercicio, realiza lo siguiente: estira los brazos hacia delante, perpendicularmente al piso. Dobla la cabeza hacia la izquierda y mira hacia tu espalda. Haz lo mismo para tu lado derecho. Realiza las mismas acciones con las manos en alto.

Estos son los ejercicios que debes hacer para comenzar:

  1. Mueve los hombros hacia arriba y hacia abajo sin cambiar la posición de los brazos.
  2. Mueve tus manos nuevamente a la posición inicial y suavemente dobla tu cabeza hacia tu hombro izquierdo, luego repita el ejercicio para tu hombro derecho.
  3. Coloca tus manos sobre la suela y levante la cabeza, estirando la barbilla hacia arriba. Luego baja la cabeza para que tu barbilla toque el pecho.
  4. Levanta los brazos a los lados, mantenlos paralelos al piso y dobla los codos. Junta tus manos frente a tu cara, rodea tu espalda y toca el pecho con tu barbilla. Luego, extiende las manos a los lados, junta los omóplatos, estira la espalda, echa la cabeza hacia atrás y mantén esta posición durante 7 segundos.
  5. Siéntate en la posición inicial y repite el primer ejercicio, moviendo los hombros hacia arriba cuando inhala y hacia abajo cuando exhala.
  6. Al permanecer en la posición inicial de la espalda y el ejercicio estomacal, dobla hacia la izquierda y hacia la derecha, esforzando y relajando el estómago durante 10 minutos.

Regla 2: Unir palmas y plantas.

Posición inicial: acuéstate sobre una superficie dura y plana y coloca un rodillo sólido debajo de la 3ra y 4ta vértebra de tu cuello. Dobla las rodillas sin quitarlas del piso, y junta las plantas de tus pies. Repite el ejercicio 10 veces.

Para unir tus palmas y pies debes seguir estos pasos:

  1. Une tus palmas perpendicularmente a tu cuerpo y presiona las yemas de los dedos de ambas manos juntas. Repite las mismas acciones, pero esta vez presione todas las palmas. Manteniendo las palmas presionadas juntas, levanta tus manos y luego colócalas nuevamente en tu plexo solar.
  2. Coloca tus palmas (mientras todavía están unidas) detrás de su cabeza, sin cambiar la posición. Luego colócalos de nuevo en tu plexo solar.
  3. Coloca tus palmas (mientras aún están unidas) en su plexo solar, y muévelas hacia tus piernas. Mueve las manos hacia adelante y hacia atrás desde el pecho hasta la ingle 10 veces. Luego levanta tus manos unidas perpendiculares a tu plexo solar, muévelas hacia las piernas, y luego colóquelas detrás de la cabeza.
  4. Coloca sus manos nuevamente sobre tu plexo solar, levanta las palmas y comienza a mover las piernas hacia adelante y hacia atrás, manteniendo las plantas juntas.
  5. Combina ambos movimientos de mano y pierna. Si sientes dolor, reduce la cantidad de repeticiones que haces. Regresa a la posición inicial y descansa con los ojos cerrados durante 10 minutos.

Regla 3: Mejorar la circulación capilar.

Posición inicial: Acuéstate sobre una superficie plana y dura, colocando un rodillo sólido debajo de la tercera y cuarta vértebra del cuello.

Entonces, sigue los sientes pasos:

  1. Levanta las piernas y los brazos, flexiona ligeramente los codos y las rodillas y relájate tanto como sea posible.
  2. Sacude los brazos y piernas. Repite este ejercicio por 1-3 minutos.

Regla 4: El ejercicio del pez dorado.

Posición inicial: Acuéstate directamente sobre una superficie dura.

Una vez que estés acostado, sigue las siguientes instrucciones:

  1. Estira tus manos hacia arriba.
  2. Colocas tus plantas perpendiculares al piso.
  3. Estira tu suela izquierda hacia adelante y tu mano izquierda hacia arriba sin quitarlas del piso. Repite las mismas acciones para la suela y la mano derecha. Repite el ejercicio por dos minutos.
  4. Coloca tus manos entrelazadas debajo de tu cuello, cruzándolas contra la tercera y la cuarta vértebra. Junta las piernas y extiende ligeramente los pies hacia los lados. Mueve los pies hacia la izquierda y hacia la derecha para que su cuerpo vibre. Repite el ejercicio por dos minutos.

Regla 5: Usa un rodillo sólido en lugar de una almohada.

Los japoneses creen que la escoliosis del cuello es uno de los primeros indicios de que la vida de una persona se verá arruinada. Y aunque podemos controlar la posición de nuestra cabeza durante el día, es más difícil hacerlo por la noche. Es por eso que Katsuzo recomienda usar una almohada sólida o un rodillo.

Al principio, un rodillo causará cierta incomodidad, y es por eso que puedes envolverlo en un par de capas de tela y luego eliminarlas una a una.

Regla 6:  Una espalda fuerte.

Como todos sabemos, la curvatura espinal puede causar varios problemas en tus órganos internos. Es por eso que es muy importante controlar tu postura todo el día e incluso por la noche.

Katsuzo afirma que mantener una columna vertebral recta le permite ser más alto de 2 cm (0,80 in) y tiene un efecto beneficioso sobre el trabajo de los órganos digestivos y el sistema circulatorio.

Y tú, ¿estás listo para implementar estas reglas?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR