A Este Joven Desfigurado Le Hacen Un Trasplante De Cara. ¡El Resultado Es Sorprendente!

A Este Joven Desfigurado Le Hacen Un Trasplante De Cara. ¡El Resultado Es Sorprendente!577shares

Este joven que sufría una terrible depresión, tomó la decisión de quitarse la vida dos días antes de navidad, tomó el rifle, lo colocó bajo su mentón y accionó el gatillo...pero falló. Luego de años de sufrimiento y desprecios, ¡ahora finalmente vuelve a sonreir!

En el 2006, Andy Sandness padecía de una profunda depresión, por lo cual bebía demasiado, apenas tenía 21 años, Dos días antes de navidad, agarró un rifle lo puso bajo su mentón, y tiró del gatillo...

Inmediatamente se arrepintió de lo que había hecho. El oficial que acudió al lugar era su amigo, cuando se acercó y lo tomo en brazos, Andy le suplicó: “¡Por favor, no me dejes morir! ¡No quiero morir!”.

Lo ingresaron a la clínica Mayo,  Cuando abrió los ojos lo primero que vio fue a su mamá, lo tenía agarrado de la mano y se veía muy triste. Por la lesión, no podía hablar, así que escribió "lo siento".  Ella que siempre fue una mujer fuerte, solo atinó a decir "Te amo, está bien" ...

El cirujano plástico, especialista en reconstrucción facial, doctor Mardini, no estaba en la ciudad para el momento del hecho. Cuando regresó de sus vacaciones, le asignaron el caso de Andy. El doctor se comprometió con el muchacho: “Haré lo mejor que pueda para arreglar tu rostro; sólo necesito que seas fuerte y paciente”.

El impacto le destrozó la nariz, mentón, pómulos, perdió todos sus dientes. A pesar que le realizaron ocho cirugías en cuatro meses y medio. El daño era muy grande y el rostro de Andy no quedó bien.

Luego de las cirugías Andy volvió a su casa en Newcastle, Wyoming, Su vida ya no era igual, a pesar del esfuerzo que hacían la familia y amigos. Trabajó en un albergue, como electricista y en los campos petroleros. La adaptación no fue fácil, su boca era muy pequeña, de apenas una pulgada, por lo que para comer, tenía que picar la comida en trocitos muy pequeños, aspirarlos, luego tragarlos. Tenía una prótesis de nariz, que se colocaba con una pega especial, la cual tenía que llevar siempre con él siempre, pues a veces se le soltaba la prótesis que le cubría el hueco que le quedó, 

Por su apariencia las personas al verlo en la calle se asustaban, murmuraban, los niños lloraban y la mayoría de las personas lo rechazaban, su vida social era un desastre.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR