A esta mujer le comenzó a crecer algo espantoso en la frente después de su embarazo

A esta mujer le comenzó a crecer algo espantoso en la frente después de su embarazo48shares

¿Has notado cómo el cuerpo de las mujeres cambia cuando están embarazadas? ¡Pero no te alarmes! Eso es algo sumamente normal. Muchas mujeres durante el embarazo sienten cómo partes de su cuerpo crecen, ya sean sus pies o hasta las caderas, pero todo eso es producto de los cambios hormonales.

Pero no con eso te estamos diciendo que ignores los cambios de tu cuerpo si estás embarazada. De hecho, recomendamos que en caso que experimentes algún cambio extraño, visites a tu médico de inmediato, ya que podría tratarse de algo mucho más grave, de una enfermedad que podría poner en riesgo tu vida.

Algo así experimentó una mamá de Estados Unidos, que cuando estaba embarazada vio que su cuerpo y piel cambiaba, pero no se preocupó porque pensó que era debido a un desorden hormonal. Sin embargo, su vida se volvió toda una pesadilla cuando descubrió lo que era en realidad.

En el 2014, Bethany Greenway se encontraba en la dulce espera de su segundo hijo

Para ese entonces, esta mamá de Texas, Estados Unidos, tenía 39 años y experimentaba su segundo embarazo. De acuerdo con Bethany todo iba normal… hasta que comenzó a notar que un gran círculo rojizo estaba creciendo en su frente paulatinamente.

Gracias a su experiencia, esta mujer consideró que esa mancha no podía tratarse de algo normal

Por lo que decidió acudir a un dermatólogo para que estudiara la zona en cuestión. No obstante, su médico le dijo que esa mancha era resultado de un desorden hormonal, algo muy común durante los embarazos, por lo que esta mamá se sintió aliviada de nuevo.

Sin embargo, el especialista se equivocó

Durante 18 meses no sintió síntoma alguno, hasta que su médico le detectó un lunar gigante en la frente.

Y después de varios exámenes le detectaron un tipo de cáncer de piel

Llamado "Melanoma desmoplásico", el  cual estaba actuando de manera agresiva.

Por lo que tuvo que someterse a varias cirugías para eliminar el tumor

Después de eliminar el lunar, le injertaron piel en la zona

Así quedó después de la operación:

Pero no sólo tuvo que someterse a dos cirugías

Sino que también se sometió a sesiones de radioterapia para vencer el cáncer.

Por fortuna, ella nunca se rindió

Y menos ahora que tenía dos preciosas hijas por las que vivir.

Durante todo ese difícil proceso, ella documentó su historia en su perfil de Facebook

La cual ha inspirado a muchas personas a seguir luchando por sus vidas.

Igualmente, hizo un llamado a cuidar la piel

"Por favor dejen de tomar sol y de ir a salones de bronceado, la piel bronceada no es sana, es piel dañada", escribió en su perfil de Facebook.

En su perfil también explicó de qué se trata esta enfermedad

El melanoma desmoplásico es una forma rara de melanoma, un cáncer de piel que surge de las células de pigmento o melanocitos.

Indicó que en ocasiones este tipo de melanoma es difícil de diagnosticar

La lesión se presenta como una zona poco a poco ampliada, de piel engrosada, a veces descrita como similar a una cicatriz.

Por eso fue necesario hacer una biopsia del tejido afectado

A pesar de su diagnóstico, se mantuvo serena

No niega que fue duro, pero siempre manifestó ganas de seguir adelante.

En todo el proceso su actitud hizo una gran diferencia 

Bethany siempre se mostró animada, aun en los peores días trataba de sonreír.

Aun cuando hubo días en que le costaba levantarse de la cama...

Y los medicamentos les daban náuseas y mareos...

Pero sus ganas de vivir y superar este proceso eran mayores al malestar

Su familia también fue un gran apoyo

Su hija Arabella le dijo un día que tenía un golpe en el mismo sitio de su herida y le pidió que le pusiera cinta en ese lugar.

Pero a pesar de los buenos momentos, hubo otros de duda y temor

Como cuando le hicieron una ecografía del cuello y una biopsia de un nodo linfático.

O cuando veía el agujero en su frente 

Pero, nuevamente, sus ganas de compartir con su familia la ayudaron a salir adelante

Así que descubrió cómo disimular su cicatriz para sentirse más segura y poder salir a la calle

"Para ocultar  la marca de mi frente uso corrector de color amarillo claro, corrector, polvo mineral, y luego pinto  la ceja"

Las grandes gafas de sol y los pañuelos también la ayudaron

Sin duda, su proceso de recuperación fue largo y complicado 

y ella ha querido ilustrarlo para alertar que debemos estar atentos a nuestro cuerpo...

Porque, en ocasiones, una enfermedad tan seria como esta se puede confundir con algo menos grave, o con un síntoma normal del embarazo, como fue su caso

Por esta razón, invitamos a nuestros lectores a realizarse chequeos periódicos y a no ignorar ningún síntoma extraño que se presente en sus cuerpos.

Y tú, ¿qué opinas sobre esta sorprendente historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR