A esta mujer le comenzó a crecer algo espantoso en la frente después de su embarazo

A esta mujer le comenzó a crecer algo espantoso en la frente después de su embarazo36shares

¿Has notado cómo el cuerpo de las mujeres cambia cuando están embarazadas? ¡Pero no te alarmes! Eso es algo sumamente normal. Muchas mujeres durante el embarazo sienten cómo partes de su cuerpo crecen, ya sean sus pies o hasta las caderas, pero todo eso es producto de los cambios hormonales.

Pero no con eso te estamos diciendo que ignores los cambios de tu cuerpo si estás embarazada. De hecho, recomendamos que en caso que experimentes algún cambio extraño visites a tu médico de inmediato, ya que podría tratarse de algo mucho más grave, de una enfermedad que podría poner en riesgo tu vida.

Algo así experimento una mamá de Estados Unidos, que cuando estaba embarazada vio que su cuerpo y piel cambiaba, pero no se preocupó porque pensó que era debido a un desorden hormonal. Sin embargo, su viva se volvió toda una pesadilla cuando descubrió lo que era en realidad.

En el 2014, Bethany Greenway se encontraba en la dulce espera de su segundo hijo.

Para ese entonces, esta mamá de Texas, Estados Unidos, tenía 39 años y experimentaba su segundo embarazo. De acuerdo a Bethany todo iba normal… Hasta que comenzó a notar que un gran círculo rojizo estaba creciendo en su frente paulatinamente.

Gracias a su experiencia, esta mujer consideró que esa mancha no podría tratarse de algo normal.

Por lo que decidió acudir a un dermatólogo para que estudiara la zona en cuestión. No obstante, su médico le dijo que esa mancha era resultado de un desorden hormonal, algo muy común durante los embarazos, por lo que esta mamá se sintió aliviada de nuevo.

Sin embargo el especialista se equivocó.

Durante 18 meses no sintió síntoma alguno, hasta su médico le detectó un lunar gigante en la frente.

Y después de varios exámenes le detectaron un tipo de cáncer de piel.

Llamado "Melanoma desmoplásico", el  cual estaba actuando de manera agresiva.

Por lo que tuvo que someterse a varias cirugías para eliminar el tumor.

Después de eliminar el lunar, le injertaron piel en la zona.

Así quedó después de la operación:

Pero no sólo tuvo que someterse a dos cirugías.

Sino que también se sometió a sesiones de radioterapia para vencer el cáncer.

Por fortuna, ella nunca se rindió.

Y menos ahora que tenía 2 preciosas hijas por las que vivir.

Durante todo ese difícil proceso, ella documentó su historia en su perfil de Facebook.

Lo cual ha inspirado a muchas personas a seguir luchando por sus vidas.

Igualmente, esta mamá hace un llamado a cuidar la piel.

"Por favor dejen de tomar sol y de ir a salones de bronceado, la piel bronceada no es sana, es piel dañada", escribió en su perfil de Facebook.

Es sorprendente como una enfermedad tan seria pudo confundirse con un síntoma normal del embarazo.

Por esa razón, invitamos a nuestros lectores a realizarse chequeos periódicos y a no ignorar ningún síntoma extraño que se presente en sus cuerpos.

Y tú, ¿qué opinas sobre esta sorprendente historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR