9 Síntomas de que tu cuerpo no está digiriendo bien la carne... ¡Más te vale reconocerlos!

9 Síntomas de que tu cuerpo no está digiriendo bien la carne... ¡Más te vale reconocerlos!19shares

Cuando se trata de comida, muchas personas podrían preferir un buen bistec o una jugosa hamburguesa de carne. Y está bien eso, puesto que la carne tiene muchos nutrientes que ayudan a tu cuerpo y es una gran fuente de proteína. Sin embargo, también contiene toxinas naturales, grasas saturadas y otros elementos que dificultan su digestión.

Comer demasiada carne puede generar severas consecuencias que van desde aumentar el riesgo de tener diabetes y enfermedades cardíacas hasta incluso padecer cáncer. A continuación, te dejamos una lista de síntomas que podrías estar experimentando si tu cuerpo no está procesando adecuadamente la carne.

Si desconocías algunos de estos síntomas, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, pueden que ellos tampoco los conozcan. No olvides dejarnos tu opinión al respecto en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. Náuseas.

La náusea es un síntoma bastante común de no digerir bien la carne, puesto que puedes estar haciendo reacción a ciertas bacterias que se encuentran en la carne. Este síntoma se presenta sobre todo en las mujeres embarazadas. También podría ser consecuencia de que tu cuerpo está rechazando la carne.

Aquí lo mejor que puedes hacer es reemplazar la carne por algo más ligero, como una ensalada.

Si esto no te ayuda y comienzas a experimentar calambres de entre 4-26 horas después de comer carne, lo mejor es que vayas a ver a un médico de inmediato.

2. Presión arterial alta.

Si comienzas a experimentar una presión arterial alta, puede ser una señal de que va siendo hora de que reduzcas tu consumo de carne. Las carnes procesadas contienen un alto nivel de sodio, dado a que se sazonan y se conservan con sal. Además, la piel de pollo y la carne roja tienen un alto nivel de grasas saturadas.

Todo esto puede conducirte a sufrir de hipertensión e incluso a desarrollar una enfermedad coronaria.

Trata de reducir la cantidad de carne que sueles consumir y come verduras en su lugar. Si el problema aún persiste, intenta cambiar la carne por pescado y mariscos, ya que contienen menos grasa.

3. Estreñimiento.

El estreñimiento puede ser el resultado del alto contenido de hierro que normalmente se encuentra en las carnes rojas (carne de res, cerdo o cordero). Además, la carne roja es baja en fibra, que es esencial para la buena digestión de los alimentos.

De acuerdo a varios estudios, consumir demasiada carne roja puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de intestino.

Trata de comer carne roja de manera más proporcionada (de 100-200g cada dos veces a la semana) e incluye muchas verduras y granos a su dieta. Intenta evitar comer hígado y riñones. No comas carne frita y siempre escoge el pollo o los mariscos sobre la carne.

4. Hinchazón.

La carne es un alimento difícil de digerir, puesto que la proteína que contiene la carne roja es más complicada de descomponer y eso puede causar hinchazón. Consumir grandes cantidades de alimentos ricos en grasas, como la carne, hace que el estómago se vacíe más lentamente, lo que causa malestar e hinchazón.

No digerir adecuadamente la carne puede conducirte a acumular toxinas en el cuerpo.

Por eso, en lugar de escoger un bistec, elige pollo o pescado. Estos productos animales son más fáciles de digerir. También incluye vegetales en tu dieta. Si dejas de comer carne, lo más probable es que te deshagas de la hinchazón para siempre.

5. Constantemente tienes hambre.

Si todo el tiempo tienes hambre, incluso cuando acabas de comer, puede ser una señal de que estás consumiendo demasiada proteína. Cuando no tienes suficientes carbohidratos, el azúcar en la sangre de tu cuerpo baja y no produces serotonina, lo que hace que siempre tengas hambre.

Si notas este síntoma, lo mejor que puedes hacer es saciar esas ganas con yogurt griego con bayas o con algunas galletas integrales.

También evita consumir carne por un tiempo para ver si de esa manera dejas de tener esa sensación de hambre descontrolada.

6. Sistema inmunológico débil.

Cuando tu cuerpo no digiere bien la carne, es posible que te enfermes con más frecuencia de lo normal. Ya que tu sistema inmunológico puede verse afectado por el azúcar natural (llamado Neu5Gc) que se encuentra en la carne roja, y es muy difícil de digerir por nuestros cuerpos. Este azúcar normalmente es producido por animales carnívoros y les permite mantener sus dietas de carne. Nuestros cuerpos no lo producen, y es por eso que lo tratamos como una sustancia extraña, que desencadena una reacción tóxica. Esta reacción puede causar muchos otros problemas, siendo el cáncer el más grave.

Trata de consumir alimentos más nutritivos como quinoa, nueces, vegetales verdes y fruta.

Estos brindan antioxidantes, fibra, proteínas esenciales y garantizan que se cumplan todas tus necesidades de macro y micronutrientes. Y si quieres comer carne, asegúrate de equilibrarla con alimentos saludables. No olvides incluir algo de ejercicio y suficiente vitamina D para apoyar su sistema inmunológico.

7. Fatiga.

Si después de comer carne comienzas a sentirte muy pesado, lento o cansado, puede ser una señal de que tu cuerpo no está digiriendo la carne y que se encuentra atascada en tus intestinos.

Cuando eso ocurre, tu cuerpo desvía toda la energía a tu sistema digestivo.

Además, si sientes que llevas algo así como un ladrillo en el intestino por días después de comer carne, es hora de cambiar completamente a algo verde y fresco: fruta, licuados frescos y verduras crudas.

8. Círculos oscuros debajo de los ojos.

No creas que los círculos oscuros que aparecen debajo de los ojos sólo provienen de la falta de sueño o cansancio. También pueden ser resultado de no digerir la carne adecuadamente.  Si aparecen mucho, especialmente después de comer carne, entonces es una señal de que no la estás digiriendo bien.

Cuando el intestino se ve comprometido, puede permitir que las partículas de carne pasen a través de la pared intestinal y lleguen al torrente sanguíneo.

Eso hace que el cuerpo intente producir ciertos anticuerpos para eliminar la sustancia extraña, y la reacción a esto son los círculos oscuros debajo de los ojos, un síntoma que generalmente es ignorado por los profesionales de la salud.

9. Mal aliento y olor corporal

Experimentar mal aliento y olor corporal es una clara señal de que tu cuerpo no está digiriendo la carne adecuadamente.

Si la carne no se digiere bien, un mal olor puede salir de tu sistema digestivo, que eventualmente se abrirá paso en la piel y el aliento.

Si sigues teniendo estos problemas desagradables, intenta tomar enzimas digestivas para que la carne no se acumule en los intestinos.

Y tú, ¿conocías estos síntomas?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR