9 Hábitos extraños de la Reina Isabel II que podrían sorprender incluso a la Familia Real

9 Hábitos extraños de la Reina Isabel II que podrían sorprender incluso a la Familia Real0shares

Todos nosotros tenemos hábitos y costumbres completamente absurdas que podrían bien, hacer reír a los demás o hacerlos pensar que estamos mal de la cabeza. Pero es precisamente gracias a estas pequeñas idiosincrasias que somos diferentes, divertidos y únicos. Además, ¿te imaginas un mundo de otra manera?

Por supuesto, la Familia Real no es la excepción cuando se trata de hábitos extraños, sin embargo, es la Reina Isabel II la que más logra sorprendernos con sus bizarras costumbres y exigencias. A continuación, compartimos algunos de sus hábitos más curiosos con sus explicaciones lógicas...

¡Sigue desplazándote para conocer estos hechos tan extraños!

Si no tenías idea que la Reina tenía estas raras costumbres, entonces COMPÁRTELAS con tus amigos, ellos también deben saberlo. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. No aprueba las barbas ni las pajaritas

Cualquiera pensaría que las barbas y bigotes son un gran rasgo masculino, no obstante, la Reina Isabel II los encuentra sumamente irritantes. Por esa razón, los hombres cercanos a ella siempre se mantienen bien afeitados.

La única excepción de esta regla es su nieto favorito, el príncipe Harry, aunque ella ha intentado persuadirlo

Por otro lado, a la reina tampoco le agradan los chalecos ni las pajaritas, aunque no todas, simplemente aquellas que resultan demasiado obvias que son falsas. Así que es muy raro ver a un miembro de la Familia Real llevando una pajarita de gancho.

2. Siempre lleva un gancho portátil en su bolso

En el bolso de la Reina jamás encontrarías cosas habituales como una billetera o dinero, aunque sí encontrarás un gancho.

Resulta que la Reina pone este gancho debajo de las mesas para colgar su bolso

Además, la reina puede usar su bolso para enviar señales a sus sirvientes. Por ejemplo, si su bolso está en el suelo, significa que la Reina desea irse. Mientras que si el bolso cuelga del gancho, significa que está cómoda donde se encuentra.

3. Tiene un sirviente para que estire sus zapatos 

Todos sabemos lo incómodo que es usar zapatos nuevos, sin embargo, la Reina se libra de esta incomodidad a través de una sirvienta especial.

Sí, cómo acabas de leer, la Reina Isabel II tiene una sirvienta especial con el mismo tamaño de zapatos para que estire sus zapatos nuevos

Aunque la Reina siempre ha preferido usar zapatos similares de la misma marca durante muchos años, ella simplemente prefiere saltarse la incomodad de un calzado ajustado.

4. Jamás viaja sin su propio paquete de sangre personal

La Reina siempre viaja acompañada de un médico, el cual debe conocer la ubicación de todos los hospitales cercanos de los lugares que visitan.

Éste también debe encargarse de llevar una enorme bolsa médica que contiene un desfibrilador móvil y medicina de emergencia

Además, este médico debe cargar un paquete de sangre para la Reina Isabel II en caso de que necesite una transfusión.

5. Ella jamás come papa ni sopa

Aunque estos son platos que suelen servirse en el Palacio de Buckingham en ciertos eventos especiales, la reina no los come cuando se encuentra sola.

Por lo tanto, el chef real jamás le ofrecerá una sopa a la Reina

En cuanto a las papas, no es que no le gusten, es solo que prefiere evitar el consumo de almidón.

6. Jamás come frambuesas en público

Las frambuesas son una de las frutas favoritas de la Reina, aunque no las come en público por una sencilla razón: sus semillas pueden quedarse atrapadas en los dientes.

Las moras también están prohibidas en las recepciones reales

Mientras que en los pepinos y tomate, las semillas son removidas antes de servirlos.

7. Está prohibido abrir las ventanas

No todas las ventanas, por supuesto, sino solo aquellas que puedan mostrar el interior del Palacio de Buckingham desde las afueras de la residencia.

Además, abrir las ventanas desde la parte frontal del palacio puede arruinar la vista del mismo

Por esa razón, estas ventanas solo pueden abrirse en una hora en específico.

8. Todos sus trajes están enumerados

Cada traje de la reina tiene un número y un registro especial que dicen dónde y cuándo lo ha usado con anterioridad.

Dado que el estilo y colores de los trajes de la reina son muy parecidos, estos pueden mezclarse con facilidad

Por esa razón, la reina tiene un especial control con su ropa. Ya que es impropio para ella aparecer con un mismo atuendo o color dos veces seguidas.

9. Odia los cubitos de hielo

La Reina Isabel II detesta el sonido de los cubos de hielo dentro de su vaso. Por eso es impropio que sirvan sus bebidas con cubitos de hielo.

En cambio, ella encuentra el sonido de las bolas de hielo mucho más musical

Se dice que el Príncipe Felipe inventó una máquina especial que produce hielo esférico.

Bonus: "The Crown", la serie sobre la Reina Isabel II

Si deseas saber más sobre la sorprendente historia de la reina más longeva de la historia, entonces debes ver esta serie producida por Netflix. En ella, cuenta con detalle los primeros pasos como Reina y la evolución de su reinado.

Aquí te dejamos un tráiler:

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR