9 hábitos diarios que deterioran tu columna vertebral a niveles peligrosos e irreversibles

9 hábitos diarios que deterioran tu columna vertebral a niveles peligrosos e irreversibles0shares

¿Recuerdas desde cuándo sufres de ese terrible dolor de espalda? Quizás nunca te lo hayas preguntado, pero desde que recuerdas siempre ha estado ahí, como para recordarte de toda la carga que llevas a cuestas. El dolor de espalda puede tener muchas causas y la más común es sin dudas la mala postura. Sin embargo, existen otras causas que, en mayor o menor grado, nos hacen padecer de este incómodo mal.

En la era moderna el dolor de espalda se ha convertido en un malestar común. Es muy probable que en estos tiempos se deba al estilo de vida sedentario al que nos hemos adaptado muchos, o quizás tenga más relación con las actividades que hacemos a diario y a cómo las realizamos. Lo que sí tenemos claro es que no descansar suficiente aumenta nuestros niveles de estrés y desmejora nuestra postura, lo que nos lleva a sufrir de dolores crónicos de espalda. Conozcamos cuáles son los hábitos que según la ciencia nos provocan el dolor de espalda crónico.

1. La desventaja de los teléfonos móviles

Según un estudio reciente, el simple hecho de leer un mensaje de texto puede provocar una fuerte presión en la médula espinal ¿Crees que sea necesario pasarnos el día revisando nuestros mensajes? El uso diario y frecuente de un teléfono móvil conduce a una pérdida de la curvatura natural de la columna cervical y una carga más pesada en esta parte de la espalda, sobre todo en los adolescentes.

La idea no es dejar de usar la tecnología, pero sí mejorar nuestra postura al hacer uso de ella. Tu espalda se sentirá mucho mejor

Los científicos calcularon que una persona promedio usa su teléfono móvil de 2 a 4 horas por día, lo que resulta en que su cuello se doblan de 700 a 1400 horas al año. Y esta postura incorrecta constante puede conducir a una curvatura espinal seria y crónica. Entonces, algún día no muy lejano, notará que no puede permanecer de pie por mucho tiempo, ¡y el principal culpable será su teléfono celular!

2. Evitamos movernos para no sufrir de dolor de espalda

Evitar hacer deportes no te dejará nada bueno, sobre todo si evitas aquellos que te hacen más flexibles, como el yoga.

Es importante que te mantengas en movimiento

Tus músculos se relajarán mientras estés en movimiento y se estirarán lentamente. Aumenta de manera gradual el número de ejercicios y su complejidad, y no te detengas.

3. No descansar lo suficiente

Es común que no prestemos atención a los primeros indicios de un dolor de espalda. Pero, es muy importante que te tomes un tiempo para descansar una vez que identifiques la molestia.

Claro, no siempre puedes descansar en esos momentos

Pero en cuanto tengas la oportunidad no olvides descansar, aunque ya no te sientas tan mal. Una manera de reducir el esfuerzo extra en los músculos es acostarse y levantar los pies.

4. Usar los zapatos incorrectos

Cuando usamos zapatos incómodo lo más probable es que terminemos con un terrible dolor de espalda. Para reducir la tensión en tus piernas debes aprender a eligir calzado de calidad.

Si eliges usar zapatillas de deporte o botas, ponte calcetines para disminuir la fricción y la incomodidad

5. Fumar

Fumar es un mal hábito conocido y muy peligroso. Aparte de sus terribles consecuencias para la salud de nuestros pulmones, fumar puede causar dolores de espalda debido a que la nicotina interrumpe el flujo sanguíneo normal a lo largo de la médula espinal.

6. Trabajar de pie

La postura que adoptas al estar de pie puede tener un gran impacto en la condición de tu cuello, columna vertebral y hombros y en tu médula espinal, causando dolor crónico y curvaturas graves. 

Tus músculos y articulaciones necesitan mantenerse flexibles para estar saludables

Y una mala postura no te permite lograr esto. Si la cabeza y los hombros están en la posición incorrecta, resultará en curvaturas que harán que el cuerpo tenga que compensar la mala postura durante el movimiento. Esto produce un fuerte estrés en el cuerpo.

La mala postura puede evitarse

Debemos pararnos, sentarnos y acostarnos en una postura que ejerza la menor tensión posible sobre nuestros músculos y ligamentos, y que sostenga debidamente la médula espinal, sobre todo cuando estamos en movimiento o hacemos deporte.

7. Interrupción de los ritmos circadianos

Según expertos la condición de las células en los discos intervertebrales depende directamente de cuán estables sean nuestros ciclos diurno y nocturno. Los científicos explican que cuando nuestros ritmos circadianos se alteran por la edad, el insomnio crónico y los turnos nocturnos, estas células comienzan a funcionar mal, lo que provoca una inflamación crónica y nos deja como resultado el desarrollo del dolor en la parte inferior de la espalda y la degeneración de discos intervertebrales.

Se demostró, además, que algunas sustancias químicas naturales antiinflamatorias en nuestros cuerpos se producen mejor durante el día.

Así que, si queremos ralentizar el envejecimiento de la médula espinal, debemos acostumbrarnos a un horario que nos permita descansar durante el día.

8. Saturar tu mente de trabajo

Hacer que tu cerebro trabaje más horas de lo que debe puede provocar dolores de espalda. Intenta relajarte tomándote un tiempo para descansar. Practicar un deporte o ir al cine te ayudará a olvidarte una rato de los problemas que te causan estrés. Ocupar tus mente en algo diferente puede disminuir tus posibilidades de sufrir de dolor de espalda.

9. Trabajar en algo que odias

Según la ciencia los dolores de espalda son muy comunes entre las personas que no son felices son sus trabajos. Las investigaciones no encontraron ningún problema fisiológico: el dolor es puramente psicológico.

¿Qué haces para aliviar tu dolor de espalda? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR