9 Hábitos de belleza que poco a poco han marchitado tu piel... ¡Debes evitarlos!

9 Hábitos de belleza que poco a poco han marchitado tu piel... ¡Debes evitarlos!0shares

Cuando se trata de belleza, es normal que seamos las mujeres las que más nos preocupemos al respecto. Los hombres son mucho más relajados, sin embargo, nosotras no podemos evitar agobiarnos cuando vemos cualquier imperfección en nuestro rostro.

Por eso es tan común que pasemos horas y horas frente al espejo arreglándonos para vernos hermosas. Así sea una salida casual o algo un poco más forma, la imagen es muy importante, ya que es la primera impresión que damos al llegar.

Además, seamos honestas, la belleza realmente ayuda a nuestra autoestima. No obstante, a veces nos preocupamos tanto por mantenernos glamurosas que caemos en terribles hábitos que nos perjudican gravemente, poniendo en riesgo toda esa belleza en la que has trabajado.

¡La apariencia es muy importante!

No estamos diciendo que lo sea todo, pero sí es algo a lo que debes dedicarle tiempo. Ya que es la primera imagen que proyectas cuando conoces a gente nueva. Y nada habla mejor de una persona que una apariencia pulcra.

No obstante, hay una serie de errores comunes que solemos cometer las mujeres en nuestros tratamientos de bellezas.

Hábitos que ni sabías que podrían poner en riesgo tu belleza natural. Descuida, hemos realizado una lista con esos malos hábitos para que puedas evitarlo y así mantenerte siempre hermosa.

1. Cepillar tu cabello después del baño.

El cabello puede encontrarse frágil y quebradizo después del baño, por lo que no es recomendable cepillarlo cuando aún está mojado, ya que sólo generas más nudo. Aunque si estás apurada por peinarlo, usa un cepillo de dientes grandes. 

Recuerda: envuelve tu cabello con una toalla para quitar el exceso de agua y evita el uso continuo de la secadora.

2. Aplicar protector solar sólo en tu rostro.

Es normal que queramos proteger nuestra cara del sol, sin embargo, también debemos tener en cuenta nuestros hombros y cuello cuando usamos algo más abierto. Ya que con el paso de los años, comenzaremos a notar diferencias en las tonalidades de nuestro cuerpo.

3. Usar maquillaje después del depilado.

Cuando te depilas las cejas, tu poros quedan abiertos e irritados, por lo que al maquillarte corres el riesgos de que se infecten. En estos casos, lo mejor que puedes hacer es esperar a que baje la hinchazón.

4. Tatuarte las cejas.

Entiendo que lo hagas si no te sale casi ceja, pero es terrible rasurarte las cejas para hacerlo. 

5. Aplicar rímel sobre rímel.

Esto causa que se forme un pegoste de rímel en tus pestañas, algo que se ve sumamente desagradable. Además, esto ocasiona que se te caigan las pestañas.

6. Usar un maquillaje diferente a tu tono natural.

Lamento ser yo la que tenga que decírtelo, pero eso se ve muy mal. Siempre lucirás mejor y más natural si usas tonos de acuerdo a tu piel. Por lo que no ignores la diferencias de tonos entre tu rostro y cuello.

7. Morderte las uñas.

Morderte las uñas es un hábito desagradable, que no sólo deforman tus dedos, sino que hace que proyectes una imagen sucia y descuidada. Además, hay un montón de bacterias ahí, por lo que corres el riesgo de enfermarte seriamente.

8. Teñirte el cabello constantemente.

Cuando te tiñes el cabello muy seguido, puedes ocasionar un daño difícil de reparar. Tu cabello queda quebradizo, sin brillo ni vida. A la hora de pintarte el cabello, se recomienda esperar unas 3 semanas entre tinte y tinte.

9. Cruzar las piernas cuando te sientas.

Sin duda estar sentada con las piernas cruzadas hace que luzcamos más seguras y hermosas, sin embargo, mantener esa postura por mucho tiempo puede hacer que tus venas se inflamen y que aparezcan las horribles varices. Por esa razón, recomendamos sentarte con las piernas cerradas e inclinadas a un lado, de la misma forma que vemos en "El Diario de la Princesa".

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR