7 Razones que te harán amar aún más a tu tía y verla como una segunda mamá

7 Razones que te harán amar aún más a tu tía y verla como una segunda mamá0shares

Cuando hablamos de la familia, siempre pensamos en el rol que tienen los abuelos, padres y hermanos, dejando por fuera a unas personas muy especiales: ¡los tíos! Independientemente de que tengan hijos o no, los hermanos de tus padres son como las mejores personas que puedas conocer.

Ellos se convierten en tus mejores amigos y confidentes, a la vez que se preocupan por ti por el simple hecho de ser familia. A continuación te dejamos 7 poderosas razones para creer que los tíos son como unos segundos padres...

¡Sigue desplazándote para conocerlas!

Si tienes un gran lazo con alguno de tus tíos, entonces COMPARTE esta nota con él/ella. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas. 

Los tíos son como un regalo del cielo, de eso no hay duda.

Se convierten en tus amigos, confidentes y aliados. Te hacen reír, te escuchan cuando lo necesitas, te brindan consejos y guardan todos tus secretos. Y, aunque tienen un poco de responsabilidad de ayuda con tu crianza, lo hace sin presiones y con mucho gusto.

Aquí te dejamos 7 razones que prueban que los tíos son lo mejor del mundo:

1. Llegan a ser tus mejores amigos.

Por lo general, los amigos van cambiando con el paso de los años, ya que a medida de que crecemos descubrimos que esas personas no son lo que esperábamos o simplemente tomamos caminos diferentes.

Pero eso no ocurre con nuestros tíos y tías, ya que el cariño que nos ofrecen es incondicional e infinito.

Pueden pasan milenios sin verlos, pero ellos siempre nos abrazarán con el mismo cariño. Además, ellos saben ser padres y amigos al mismo tiempo. Por lo que nos ofrecen un amor que dura para toda la vida.

2. Puedes contarles cosas que jamás le dirías a tus padres.

Nuestros tíos son como nuestros cómplices. Ellos pueden ayudarte en tus planes, pueden darte un enfoque un poco más maduro para tus aventuras y pueden aconsejarnos cuando tenemos problemas que no podemos hablar con nuestros padres.

"Quiero un mundo donde puedas escapar de los problemas y no aprender nada".

Lo mejor de todo, es que jamás nos regañan e incluso pueden poner sus manos al fuego por nosotros.

Y puede que no seamos sus hijos, pero nos aman como si lo fuéramos. Así que siempre escucha a tu tío o tía, ellos siempre sabrán darte buenos consejos.

3. Ellos son como tus segundos padres.

A diferencia de tus abuelos, ellos tienen una edad parecida a nuestros padres. Por lo que nos permiten crear un gran lazo con ellos y verlos como una figura paterna/materna.

Ellos siempre nos cuidan, aunque hay casos en que podemos desarrollar una gran complicidad y sinceridad con ellos, de manera diferente que con nuestros padres.

Ellos nos hacen sentir seguros y nos ayudan en todo lo que pueden.

4. Nos brindan un amor incondicional.

El amor de un tío es honesto y no tiene límites. Siempre nos sorprenden con los mejores regalos, nos llevan a comer a donde queramos y siempre es divertido pasar tiempo con él/ella.

"Sabes que te amo".

Pero ellos también se preocupan por nosotros, nos escuchan e intentan ayudarnos.

Ellos tienen la energía de un niño, el humor de un hermano, la paciencia de un abuelo y el amor de un padre.

5. Son la perfecta combinación entre consentir y proteger.

Todos los tíos se encargan de consentir a sus sobrinos, ya sea dándoles el helado que tanto desean o dejándolos romper algunas reglas (aunque en secreto).

Es por eso que nos sentimos más tranquilos y en confianza con ellos.

Ellos nos dejan hacer las cosas que queramos, pero sin arriesgar nuestra seguridad. Lo mejor de todo, es que no abusan de su autoridad con prohibiciones absurdas y cuando nos regañan es porque realmente lo merecíamos. 

6. Tenemos una conexión que dura para siempre.

Los tíos tienen una gran influencia en nosotros, ya que saben escuchar y no reaccionan exageradamente como nuestros padres. Además, que no tienen problema de hablar de algunos temas delicados sin sentirse incómodos y sin juzgarnos.

Y lo mejor de todo, es que es una conexión con la que podrás contar para toda la vida.

Siempre serán parte de la familia y estarán allí cuando los necesitemos.

7. Sus enseñanzas siempre son divertidas.

Ellos se encargan de enseñarnos a través del juego y anécdotas divertidas. Les fascinan compartir sus experiencias y nos cuentan historias locas sobre nuestros padres.

Y lo mejor de todo, es que siempre estás dispuestos a cuidarnos cuando nuestros padres no están.

Y tú, ¿qué opinas sobre los tíos?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR