7 cosas de tu vida personal que no deberías contarle a nadie

7 cosas de tu vida personal que no deberías contarle a nadie0shares

Está claro en que las relaciones humanas deben basarse en la honestidad para que fluyan de la mejor manera posible. Sin embargo, hay una diferencia abismal entre esto y andar contándole cada mínimo detalle de tu vida a quienes te rodean, por mucha confianza que tengamos en ellos. Hay cosas que son mejor mantenerlas en nuestro interior, por cuanto no todo el mundo sabe cómo reaccionar antes ciertas experiencias personales, pudiendo sentirse abrumados, confundidos o incluso acongojados.

Por otro lado, tener la debida precaución sobre la información que revelas también te asegura de que los detalles importantes sobre ti no podrán ser usados más adelante en tu contra, en especial si llegas a enemistarte con quien conoce tus secretos.

Para que tengas una idea sobre qué aspectos podrías excluir de tu lista de futuros temas de conversación, Buenamente.com reunió aquellos que considera claves, cuya divulgación podría traerte más problemas que beneficios. ¡Pendiente de lo que sale de tu boca!

1. Problemas familiares

Ya sea sobre tu familia extendida o tus parientes de sangre, mantén los secretos dentro del contexto familiar. No abuses de la confianza de la gente. Te han contado dichas cosas porque eres cercano a ellos, pero no te permitieron difundirlas al resto de tu círculo social. Confiaron en ti, así que romper esa confianza es lo peor que podrías hacer. Respeta los secretos de las demás personas. A cambio, podrás esperar que te traten igual.

2. Tus ingresos

Solo debes permitir que un limitado grupo de gente conozca los detalles sobre tus ingresos: las personas que trabajan en tu banco. El dinero jamás ha sido un buen tema para hablar en público ya que nunca se sabe cómo es la situación financiera de nadie. Podría parecer que estás presumiendo sin la menor intención.

El dinero y el conocimiento sobre las finanzas pueden cambiar las relaciones de forma irreparable

Una vez que tu situación financiera sea del conocimiento público, las personas comienzan a mirarte de manera diferente sin poder cambiarlo. Para salvarse de esta incómoda situación, mantén los detalles de tus ingresos exclusivamente en tus estados de cuenta bancarios.

3. Tu conocimiento espiritual

Todos buscan la redención y la guía espiritual en diferentes lugares. Algunos recurren a la religión, otros a los deportes, otros a la atención plena y la meditación. Sea cual sea tu elección, no obligues a nadie más a seguir la que a ti te haya funcionado. 

Quizás causen una confusión innecesaria en alguien más o incluso su relación desmejore en consecuencia de sus diferencias

Aunque lo más probable es que ocurra lo segundo. Pocos son los que coinciden en sus impresiones sobre lo bueno acerca de una tendencia en específico. Luego te verán como una de esas personas que gritan en las calles sobre cómo su versión de la religión es la correcta. ¿Con qué frecuencia los escuchas? Eso es lo que sucederá si comienzas a “predicar” la tuya también.

4. Posesiones materiales

Como todos sabemos, algunas cosas en la vida son mucho más importantes que su costo. Pero en ocasiones, nos cuesta dejar de presumir el nuevo automóvil que compramos, o el nuevo teléfono de última generación que acabamos de adquirir a un precio exagerado. 

Por más que haya quienes puedan decirte lo contrario, tus allegados no quieren saber cómo te has estado consintiendo últimamente

Puede hacer que te vuelvas arrogante y obsesionado con el valor económico de las cosas en vez de su significado real. La modestia es una cualidad maravillosa. Debes intentar demostrarla en todas tus conversaciones.

5. Tus buenas acciones

Es posible que hayas escuchado que las buenas acciones siempre atraen un buen karma. Eso es cierto, y nunca debes desanimarte a hacer el bien. Sin embargo, si empiezas a jactarte de ello, adopta una perspectiva completamente distinta. Una vez que presumes de algo bueno que hiciste, estás desviando la atención hacia ti, anulando todo el bien que hayas hecho antes. 

Muchos de los filántropos más grandes del mundo permanecen en el anonimato por una muy buena razón

Cuando haces una obra de caridad, quieres que la atención se centre en las personas o en la causa que estás ayudando y no en ti mismo.

6. Planes para el futuro

Puede quizás sea poco probable, realmente existe una especie de cábala la cual afirma que para lograr tus objetivos a largo plazo es mejor que no los compartas con otros. 

Cuando le cuentas a los demás tus futuras aspiraciones, podrías sentir que te han quitado cierto placer de alcanzar la meta

Como resultado, no trabajas tan duro para lograrla. En vez de eso, cuando guardas tus metas para ti mismo, tienes una probabilidad mucho mayor de lograrlas. Y, cuando lo hayas hecho, te sentirás libre de contárselo a todo el mundo.

7. Resentimientos del pasado

Todos tenemos historias negativas que contar sobre personas que no nos gustan. (¿Recuerdas a aquellos compañeros de escuela o ex compañeros de trabajo a quienes les tenías rencor hace años, y quizás todavía sea así? Sí, es exactamente lo mismo). Siempre es mejor hacer a un lado estos sentimientos y discutirlos lo menos posible en público. Esto les hará bien tanto a los demás como a ti mismo, porque la negatividad es sumamente agotadora.

No solo agota sentir la negatividad sino también escucharla

Las personas prefieren comunicarse con compañeros de conversación positivos, aquellos que tienen ideas interesantes que ofrecerle, más no aquellos que se quejan de las demás personas sobre todo si ni siquiera las conocen. Deja ir todas las pesadas cargas de resentimientos que lleves a cuestas. Trata de concentrarte en el presente y descubrirás que cada vez más gente estará ansiosa por hablar contigo.

Consideraciones finales

Quizás te sientas bien pensando que a tu alrededor todos están interesados ​​en cada mínimo aspecto de tu vida personal, pero desafortunadamente ese no es el caso. Hay temas que solo deberías abordar en ciertos entornos, y otros que no deberías comentar en lo absoluto. 

Aprende a hacer esa distinción para asegurarte de que no convertirte en una persona que comparte demasiado

El pensamiento positivo es muy importante para llevar a cabo este proceso. Para cerrar, no te sientas mal si has caído en cualquiera de las situaciones anteriores. Solo comienza a pensar en cómo harás para mejorar de ahora en adelante.

"El secreto de tener una vida personal es no responder demasiadas preguntas al respecto" (Joan Collins)

¡Un excelente consejo!

¿Cuál de estas cosas consideras que debes mantener en el anonimato? Cuéntanos en la sección de COMENTARIOS y COMPARTE con tus amigos esta valiosa información

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR