6 chicos con Síndrome de Down atienden su propio negocio de pizzas. Sólo han pasado 2 meses y ya tienen mucho éxito.

6 chicos con Síndrome de Down atienden su propio negocio de pizzas. Sólo han pasado 2 meses y ya tienen mucho éxito.2.2kshares

No encontraron trabajo y se propusieron montar su propio negocio de servicio de cáterin.

Estamos acostumbrados a ver decenas de jóvenes sin ánimos para trabajar, sin planes para su futuro y sintiéndose fracasados; estos jóvenes usualmente culpan al sistema, a la incompetencia del gobierno actual y a otros factores por su falta de interés; jóvenes que contando con todas las posibilidades no están dispuestos a hacer nada por sus vidas. Es realmente preocupante, aunque en esta oportunidad no quiero hablar sobre ellos, sino de aquellos que buscan todo lo contrario; jóvenes que no le han temido a nada a pesar de lo complicada que pueda ser la vida  y que han tenido el valor de cargar un gran peso a cuestas lleno de prejuicios, jóvenes como “Los perejiles”.

Ellos componen una empresa que prepara pizzas y empanadas para eventos: sólo debes llamarlos y ellos vienen, cocinan y dejan todo limpio. Y por si fuera poco el persona que allí labora es adorable.

La empresa fue formada por seis jóvenes con Síndrome de Down que soñaban con trabajar, pero que no hallaron un lugar adecuado para empezar. Por eso, se dijeron ... ¿por qué no empezar con un negocio propio?

Y así fue: salieron al mercado y en tan sólo dos meses ya han sido contratados para 24 eventos.

Además de estos 6 chicos, a esta pequeña empresa pertenecen dos profesionales de un taller llamado “Sumando”, el que se dedica a trabajar con personas con síndrome de Down y al que asisten todos los miembros de la empresa. Uno de los profesores voluntarios de ese taller, Telam Lopez, fue uno de los principales gestores de este proyecto.

“Los Perejiles se comenzó a gestar cuando les planteamos a las madres de estos chicos el problema del trabajo, porque los chicos estaban yendo a un colegio especial donde los forman (en oficios) supuestamente con salida laboral, pero luego queda todo ahí”.-Télam Leandro López, profesor de educación física, psicomotricista y coordinador del proyecto junto a Kevin Degirmenci-

Fue en el Taller Sumando donde ellos estudiaron para ser capaces de desenvolverse solos “tanto en la vida pública como dentro de su casa”. Y basándose en ese concepto se creó “Los Perejiles”: la meta de alcanzar una ocupación laboral real y sostenida en el tiempo.

“Acá tenemos chicos que no sabían hacerse ni un sandwichito para merendar, cruzar la calle o hacer los quehaceres domésticos; o que recién a los 20 años tuvieron una llave de su casa”-Télam Leandro López-

No cabe duda de que una de las principales fortalezas de esta empresa es su organización: a cada uno de los eventos al que los contratan, los Perejiles asisten con su propio horno y utensilios; y las tareas son distribuidas entre quienes oficiarán de cocineros o de mozos. En las fiestas en las que trabajan, se trata de no hacer ninguna alusión especial al proyecto si nadie se muestra interesado, o concesiones en la disciplina que deben seguir los mozos ya que “tratamos de normalizar” su participación desde ese lugar.

Hasta entonces, Los Perejiles están ubicados en el barrio San Isidro operan en la zona norte de Buenos Aires, Argentina; pero dentro de poco pretenden expandir su radio de acción hacia las zonas sur y oeste de su país, y posiblemente algún día se conviertan en una importante cadena internacional.

¿Te gustaría comunicarte con ellos? Puedes hacerlo desde su página en Facebook.

Por aquí les deseamos a Los Perejiles el mayor de los éxitos. Y no puedo terminar esto sin decir: ¡Qué apetitosa se ve esa pizza!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR