30 Datos curiosos sobre Hitler que prueban que además de malvado era alguien muy extraño

30 Datos curiosos sobre Hitler que prueban que además de malvado era alguien muy extraño3shares

A estas alturas de la historia de la humanidad, la mayoría de la gente sabe exactamente quién fue Adolfo Hitler, así que no necesita mucha presentación de nuestra parte. Hitler es considerado uno de los seres humanos más malvados que ha vivido en este planeta. Todo el mundo está perfectamente al tanto de su ideología racista, del Holocausto, y de las millones de personas que murieron asesinadas bajo sus órdenes. Debido a él y a la guerra que causó, seis millones de judíos fueron asesinados en los campos de concentración y 70 millones de personas murieron durante la guerra.

¿Pero, puede un hombre ser un monstruo absoluto? y ¿qué sabemos verdaderamente acerca de Hitler? A pesar de ser uno de los peores hombres que ha vivido y al mismo tiempo, uno de los seres humanos más documentados de toda la historia, hay algunos datos poco conocidos acerca de él. Hoy, Buenamente.com ha querido revelarles algunos de esos aspectos y datos curiosos que de esta figura tan controversial de la historia universal, de los que probablemente aún no te habías enterado.

30. Hitler estaba drogado la mayor parte del tiempo

A pesar de que era completamente abstemio, por lo que no consumía alcohol, Hitler tomaba alrededor de unas 80 drogas diferentes cada día. Una de ellas, llamada pervitin, contenía básicamente los mismos componentes de lo que hoy conocemos como metanfetaminas.

29. Hitler ni siquiera nació en Alemania

Adolf Hitler nació en Braunau am Inn, una pequeña aldea cerca de Linz en la provincia de la Alta Austria, no muy lejos de la frontera alemana, en lo que entonces era el Imperio austrohúngaro. Al estallar la Primera Guerra Mundial, Hitler se presentó como voluntario en el Ejército alemán, haciendo su vida en Alemania a partir de ese momento.

28. Hitler tuvo un sobrino llamado William Patrick Hitler, quien peleó contra él como parte de la armada norteamericana

Nacido en Liverpool, hijo de Alois Hitler (medio hermano de Adolf Hitler) y su primera esposa, de origen irlandés, Bridget Dowling. William Patrick Hitler regresó a la Alemania nazi en 1933, en un intento de beneficiarse del ascenso al poder de su tío. Éste le consiguió trabajo en un banco y en la fábrica de automóviles Opel después, para seguir posteriormente como vendedor de automóviles. Insatisfecho, William persistió en pedirle a su tío un mejor trabajo, y existieron rumores de que posiblemente chantajeó al líder nazi con la venta de historias vergonzosas sobre la familia Hitler a la prensa si no recibía un mejor trabajo (entre los rumores podría haber estado la bigamia de su padre). En 1938 Hitler le pidió a William que renunciara a su ciudadanía británica a cambio de un trabajo de alto rango. William sospechó que se trataba de una trampa y decidió huir del país. En 1939, William y su madre fueron de gira de conferencias a los Estados Unidos, invitados por el magnate William Randolph Hearst, y se quedaron "atrapados" cuándo estalló la Segunda Guerra Mundial. Después de realizar una petición especial al presidente Franklin Roosevelt, se permitió a William unirse a la Armada de los Estados Unidos en 1944.

27. Se inyectaba semen de toro para mejorar su líbido

Como estaba obsesionado con su imagen de 'superhombre nazi', el modelo de virilidad perfecta, Hitler acostumbraba inyectarse semen de toro para elevar su líbido y de paso complacer a su joven amante, Eva Braun.

26. En su juventud, Hitler estuvo enamorado de una joven judía

Su nombre era Stefanie Isak. Él nunca tuvo las agallas de decirle nada al respecto a la joven, lo que de verdad no parecen cosas del dictador. Además, se dice que él fantaseaba con secuestrarla y cometer suicidio en pareja junto con ella, lo que sí suena como algo que él haría.

25. Tenía problemas digestivos

El Führer tuvo serios problemas del tracto gastrointestinal durante toda su vida. Con frecuencia tenía dolor de estómago, gases, diarrea y molestias después de comer. Le preocupaba tanto que alguien se enterara de esto, que probó 29 drogas diferentes para aliviar este problema, pero ninguna funcionó.

24. Sólo tenía un testículo

Muchas personas piensan que esto le causó complejo de inferioridad. Mientras luchaba para el imperio germánico en la batalla de Somme durante la 1ra guerra mundial resultó herido por lo que los doctores tuvieron que removerle un testículo para salvarle la vida.

23. Quiso ser sacerdote cuando era un niño

Cuando tenía 4 años, se cayó a un lago en medio del invierno y un sacerdote salvó su vida. Este evento lo influenció tanto, que decidió convertirse en un sacerdote también. Sin embargo, al crecer se dio cuenta que en vez de servir a Dios, quería convertirse en Dios.

22. Se comportaba con demasiada libertad con las mujeres

Hitler no tenía problema en tocar a las mujeres en sus partes privadas, lo quisieran ellas o no. Y no se detenía allí. También tuvo una relación controversial con su sobrina, Geli Raubal. Mucha gente piensa que su relación era más que afectuosa. A los 23 años, ella se suicidó, probablemente debido a la perturbadora experiencia que tuvo con su tío.

21. No manejaba

Extrañamente, nunca intentó aprender a manejar. Algunas personas creen que esto se debe a que tenía miedo de fracasar frente a otras personas. Sin embargo, dirigió su ejército con éxito con ayuda de un chofer personal.

20. Era vegetariano

El dictador amaba los animales y estaba en contra de usarlos para pruebas de laboratorio. Mencionó que era vegetariano varias veces en su diario personal e incluso pensó en introducir el vegetarianismo como una ideología oficial después de la guerra. Esta idea la expresó en una conversación con Goebbels.

19. Estaba en contra del hábito de fumar

Aunque fumó bastante en su juventud, se volvió anti cigarrillos cuando alcanzó el poder. Consideraba los cigarrillos un desperdicio de dinero e incluso inició una campaña anti cigarrillos prohibiendo fumar en el transporte público.

18. En su juventud quería ser pintor, pero al no obtener mejores críticas, lo descartó 

17. Unos de los pocos judíos a los que Hitler reconoció fue el médico judío-austriaco que atendía a su familia cuando era pequeño y no les cobraba honorarios por la difícil situación en que se encontraban

Se refería a él como un "Judío Noble".

16. Durante la Primera Guerra Mundial, Henry Tandey, un soldado británico le perdonó la vida

15. Cuando tenía 4 años estuvo a punto de ahogarse y un sacerdote le salvó la vida

14. Hitler fue nominado al premio Nóbel de La Paz en 1939

13. El Servicio Secreto Estadounidense trató de introducir hormonas femeninas en la comida de Hitler para debilitarlo

12. En 1938 la revista Time lo nombró Hombre del Año

11. Al igual que Alejandro Magno, Napoleón y Mussolini, Hitler sufría de ailurofobia (fobia a los gatos), en cambio, adoraba los perros

10. Entre sus planes estuvo el de crear, después de la guerra, el Museo de la Raza Extinta, con objetos y artefactos de los judíos 

9. En 1913, Hitler, Trotsky, Stalin, Tito y Freud vivían en Viena, a unas pocas millas unos de otros y solían coincidir en los cafés de la ciudad

Como el Café Central en Viena

8. El oficial que postuló a Hitler para recibir la Cruz de Hierro tras la Primera Guerra Mundial era judío. Cuando fue apresado por la SS, lo liberaron al conocer su identidad

7. Mientras Hitler estuvo en el poder, todas las parejas alemanas recién casadas recibían como regalo una copia de su libro Mi Lucha (Mein Kampf)

6. Antes del Holocausto, Hitler propuso a los Estados Unidos y Gran Bretaña que recibieran a los judíos que Alemania deportara, pero estas se negaron a hacerlo

5. Hitler estaba obsesionado con la historia del Viejo Oeste americano 

4. Hitler fue el miembro No.555 del Partido Nazi, pero la cuenta comenzaba en ese número para simular que el partido era más numeroso de lo que era en realidad

3. Cuando las fuerzas militares desembarcaron en Normandía en el Día D, Hitler estaba durmiendo y nadie se atrevió a despertarlo ni a enviar tropas sin su consentimiento

2. Su verdadero nombre hubiera sido Adolf Schicklgruber, pero su padre modificó su apellido en 1877

1. Temiendo represalías, Hitler envenenó a su perra favorita Blondi, con una pastilla de cianuro, y mató a su cachorros y los enterró

¿Cuál de estos hechos te pareció más sorprendente? Coméntanos y comparte este artículo con tus amigos 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR