27 Extraños (y retorcidos) productos que sólo se pueden adquirir en China

27 Extraños (y retorcidos) productos que sólo se pueden adquirir en China0shares

6. Té de oso panda

La peculiaridad de este té es el haber sido fertilizado con los excrementos de los osos pandas. Es el té más caro del mundo, un kilo de té seco te costará unos 77.000 dólares. Pero ¿por qué es un té tan especial? Se cree que el panda en realidad absorbe sólo el 30 por ciento del bambú que come, eliminando el resto de bambú sin procesar junto con las heces. Además de una gran variedad de nutrientes, el bambú contiene antioxidantes que pueden prevenir el cáncer. Así, el té de oso panda se promociona como un tónico contra el cáncer y como un tratamiento para la pérdida de peso.

La fabricación de este se realiza en una fábrica que se encuentra en la provincia de Sichuan. El propietario de la marca "Té de Oso Panda" fundó la compañía tras comprar 11 toneladas de excrementos de panda en una reserva cercana.

7. Una persona para que llore en la tumba de tu ser querido 

Si el agitado ritmo de la vida moderna consume todo tu tiempo y sencillamente no puedes visitar el cementerio regularmente para llevarle flores a tus seres queridos ya fallecidos y llorar por haberlos perdido, en China puedes contratar a una persona que se va a quedar ahí llorando como todo un actor profesional, el tiempo que quieras y puedas pagarle por sus servicios.  

8. Ropa interior usada

Las nuevas tecnologías y el dinero fácil han ayudado a los amantes de las bragas sucias. La compra-venta de ropa interior usada está a la orden del día en Internet. Lo que no sabías es que, aparte de tiendas especializadas, también hay máquinas expendedoras. En el metro de China cualquier ciudadano puede comprar fácilmente bragas usadas y disfrutar de su fetichismo en cualquier momento. La empresa dueña de las máquinas compra la ropa interior a mujeres de todo el país y las empaqueta al vacío para que no pierdan su peculiar olor.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR