25 Cosas que una mujer vive los primeros días de su período y que nadie entiende.

25 Cosas que una mujer vive los primeros días de su período y que nadie entiende.0shares

El período de desarrollo de una niña que pasa a ser mujer es sumamente especial, pero todo eso se olvida cuando conocemos la verdadera cara del período menstrual, esa que nos atormenta mes a mes y que, por su puesto tiene su peor momento. Sí, ese primer día de la menstruación saca lo peor de nosotras, es como si un monstruo hubiera estado dormido durante 28 días y de repente decide despertar.

Pero eso no es todo, el primer día viene acompañado de una serie de experiencias terroríficas que sólo una mujer conocerá. Chorros interminables de sangre, dolor intenso, mal humor, y más sangre es lo único en lo que podemos pensar ¿Cuántos días durará? En la mayoría de los casos eso está por verse, pero de lo que sí estamos completamente seguras es de que los primeros días serán los peores, y lamentablemente esta historia se repetirá cada mes...

1. Cada mañana te despiertas en medio de un río de sangre...

Sumado a eso el dolor es insoportable y tu cama parece haber sido una escena del crimen. Lo peor es que nada te salva de tener que lavar. Todo esto te hace levantarte con el pie izquierdo y empezar el día odiando al mundo entero.

2. Ir al baño se resume a ver cuántos coágulos de sangre pueden salir de ti.

Es impresionante la cantidad de sangre que sale de tu cuerpo, si no fuera porque sabes que estás en tus días jurarías que estás a punto de desangrarte. Tu baño queda como una escena de CSI. 

3. Cuando decides tomar una ducha el agua toma un color rojo intenso.

Y eso es lo único que vez hasta que tu ducha termina. Un baño nada relajante para ser honestas, que por cierto termina con tu toalla manchada y ¿de qué más podría ser? Por supuesto que, de sangre.

4. Los dolores se abren paso y no puedes hacer más que hacerte bolita en la cama.

En este momento nada te importa, sólo quieres enrollarte lo más que puedas y olvidarte del mundo mientras que al mismo tiempo lo maldices.

5. Sudas como camionera.

Parece que estás en un sauna, pues tu cuerpo elimina tanto líquido que incluso piensas que perderás algunos kilos de más. Por fin un punto positivo ¿no?

6. El frío te molesta y el calor también...

Ya ni tu misma te entiendes. Sólo aceptas que el mal humor se apodere de ti hasta nuevo aviso.

7. ¡Los antojos te matan!

Y quieres comerte todo lo que te pongan en frente. Especialmente si es rico en carbohidratos, azúcar o sal.

8. La comida es lo único que te hace feliz...

Aunque al rato te haga desear no haber comido, el dolor de estómago no te perdona.

9. Empiezas a preguntarte por qué la vida es tan injusta.

Nada te hace sentir mejor y para colmo ir al baño después de tanta comida se convierte en una tarea maratónica.

10. Sientes que tus intestinos van a estallar en cualquier momento.

Esa combinación de caca y sangre que sale de ti es realmente agobiante. Y no ocurre sólo una vez sino varias veces.

11. Un repentino deseo sexual te ataca.

Pero tu pareja no está muy de acuerdo en si deban ensuciar un poco más las sábanas. Posiblemente logres tu cometido.

12. O quizás te toque darte un poco de auto placer.

Primero porque sientes que son tus días más calientes y segundo porque parece ser un ejercicio que te ayuda a aliviar los dolores.

13. Pierdes la cuenta de cuántos tampones/toallas higiénicas usas el primer día.

Y cada vez que te cambias tus manos no se escapan de terminar manchadas de sangre.

14. Usar una copa menstrual tampoco te salva de desastres.

Tu baño siempre terminará salpicado de sangre.

15. Puedes cambiar tu toalla ensangrentada y luego salir a comer sin sentir asco.

16. Intentas en lo más posible no estornudar ni toser...

De lo contrario corres el riesgo de manchar toda tu ropa.

17. Siempre sientes que acabas de caminar 100km de ida y vuelta.

Ningún jabón te quita la grasa del cuerpo. 

18. Temes saludar a alguien y que sienta tu aroma de sangre y sudor.

19. Pero no hay nada que puedas hacer así que te quedas quietecita.

20. Todo te hace enojar incluso el canto de los pájaros.

Ni hablar de cuando tu pareja mastica y hace esos terribles ruidos.

21. Llega un momento en que te resignas a tener tu ropa interior manchada de sangre.

22. Estás agotada de tanto ir al baño a limpiarte.

23. Te preparas para que esto llegue a su fin quizás en 3 o 7 días.

24. Pero sabes que ningún día será peor que el primero.

25. Excepto cuando vuelve a empezar el mes siguiente.

¿Cómo haces para lidiar con tus días? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR