23 Dulces que te harán revivir tu infancia si es que fuiste a una primaria mexicana.

23 Dulces que te harán revivir tu infancia si es que fuiste a una primaria mexicana.51shares

No importa la edad que tengas, todos en algún momento nos ponemos a recordar el pasado y sentimos la nostalgia de volver a vivir esos días de la infancia en los que todo parecía más sencillo y hasta más divertido. De hecho algunos psicólogos dicen que los primeros años que pasamos en la escuela nunca se olvidan, y si te pones a pensar es muy probable que recuerdes con más claridad a tu profesora del preescolar que a algunos de tus profesores de la universidad.

Y pocas cosas evocan tanto a la niñez como volver a sentir los sabores y olores del ayer, ya que se trata de sentidos que están muy relacionados con las primeras memorias y las etapas tempranas de la vida. Hoy te regalaremos un viaje al pasado que te abrirá el apetito, pues te ayudaremos a recordar 23 dulces que seguramente devoraste en los recreos cuando eras un pequeño niño que aún iba a la escuela.

Cachetadas

El dulce que nunca le podías pedir a tus amigos por miedo a recibir un golpe, era bastante complicada lograr comerla hasta el final sin llenarte por completo de caramelo.

Paleta Elote

La versión en caramelo del clásico elote preparado con bastante chile, claro en realidad el sabor no se parecía mucho al de la vida real, pero igual eran deliciosos, sobre todo cuando tenías la suerte de que te tocara uno que traía más chile de lo normal.

Chicles Pal

Estos chicles rosados eran famosos por ser muy duros, después de un rato hasta te dolía la mandíbula, pero igual todos corríamos a comprarlos en los recreos, sin duda fueron parte importante de nuestra infancia (O te los daban de cambio en la cafetería).

Chutazo

El chocolate con forma de balón que tenía ese delicioso relleno de rompope que los convertían en un verdadero vicio

Limón 7

Uno de esos polvitos con sabor que eran tan populares hace unos años, este además de limón tenía sal por lo que terminabas con la cara fruncida ( pero igual lo disfrutabas).

Pale-Locas

Si una paleta es buena, una doble es dos veces mejor, además eran realmente delciiosas.

Lucas

Cada versión de esta combinación de chilito y caramelos tenía sus adeptos, pero los fans de Lucas Gusano y Lucas Bom Vaso tienen que reconocer que Lucas Muecas era la mejor.

Totis

Había varias presentaciones, pero mis favoritos eran los palitos, una bolsa gigante de estas botanas era sinónimo de felicidad.

Velitas de grenetina

Venían en un tubito plástico que ibas mordiendo para extraer el dulce, había de agua y de leche para quienes querían un dulce más "nutritivo".

Paletón de chocolate

Un rico dulce que no picaba, esta especie de paleta de bombón cubierta de chocolate era una de mis cosas favoritas de los recreos.

Selz Soda

No solo sabían muy rico sino que al llegar al centro sentías el burbujeo del carbonato haciendo mini-explosiones en tu boca, sin duda el dulce más divertido de nuestra infancia.

Ricaleta

Chilito por dentro, caramelo por fuera, no pongo en duda que sea cierto lo que dice su eslogan, que se jacta de ser la paleta más sabrosa del planeta.

Cigarros de dulce

El caramelo con que estaban hechos no era nada del otro mundo pero lo comprábamos porque tener un "cigarro" en la mano nos hacía sentir grandes.

Cucharas con tamarindo

Ni más ni menos lo que dice su nombre, una cucharilla plástica que estaba llena de tamarindo y venía cubierta con un papel celofán sujetado con una liga, pero ese dulce tan sencillo era engullido por cantidades, así de ricas son.

Tama-Roca

Una endurecida pelotota de tamarindo con un popote para sostenerlo ¿Qué más se puede pedir?

Ollitas de tamarindo

El dulce que hacía que metieras la lengua y el dedo para extraer todo el tamarindo que quedaba en su interior

Mamila con chicles

Seamos honestos, las comprábamos por la botellita en forma de biberón porque los chicles que traían era de los peores que hay.

Dragonzitos

Nunca pude entender porque el empaque tenía dinosaurios en vez de dragones como dice el nombre, además me hicieron pelear con la maestra cuando ésta quiso explicarme que dragoncitos se escribe con "C".

Burbu Soda

Este polvo sabor a limón se parecía al que viene adentro de los caramelos Selz Soda, lo comíamos por cantidades aunque nos hiciera arrugar la cara con su picante efervescente.

Pica Fresas

Una receta que no puede salir mal, gomitas con fresa y chile en polvo, por eso son unas de las favoritas de niños y adultos

Chilpiquín Pórtico

En mi colegio siempre lo llamamos "el chilito del perico" y sigue siendo el rey de todos los chilitos que se han hecho.

Tamborines enchilados

Una deliciosa combinación de chiles, azúcar y tamarindo, la mejor forma de comerlos era meterlos completos a tu boca y dejar que se fueran derritiendo.

Indy Dedos

La combinación ácido-picante de estas gomitas dulces hacían que no pudiéramos parar de comerlas, por eso siempre terminábamos con la lengua y los dedos completamente pintados de naranja.

Bonus: cómo olvidar esas bolsita de churros con salsa y limón. 

No había nada como esperar la hora de la salida para comprar estos deliciosos churros ... lo sé, también se te está haciendo agua la boca. 

¡Comparte con tus amigos para que juntos viajen al pasado!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR