21 Rasgos que los maltratadores psicológicos tienen en común

21 Rasgos que los maltratadores psicológicos tienen en común0shares

Mucho se ha hablado de las personas que sufren de maltrato psicológico y las terribles consecuencias que ello tiene en ellas, impidiéndoles llevar una vida normal, y mucho menos feliz. 

Estas personas se ven sometidas a heridas que en la mayoría de las ocasiones, al no ser físicas, pasan desapercibidas muchas veces hasta que ya es demasiado tarde. Esto nos ha llevado a hacernos una importante pregunta, ¿cómo podemos reconocer a un maltratador psicológico? 

Ellos  por lo general comienzan sutilmente, intentando dominar a la víctima, aislándola de su entorno social, laboral e incluso familiar. De este modo, su poder sobre ella se vuelve absoluto, ya que la víctima se vuelve sumisa y dependiente, siendo este el momento perfecto para que el maltratador termine de "dejar caer" todo el peso de su carácter sobre esta persona. Y es precisamente allí cuando puede llegar a ser demasiado tarde. 

Comencemos hablando del maltrato psicológico

Como ya hemos comentado, este no deja marcas físicamente visibles, ya que se basa principalmente en minar la autoestima de la persona, hasta dominar por completo a la víctima. Las críticas destructivas, amenazas, ofensas y manipulación son parte de esta fatal receta. 

Existen pruebas de los daños que este tipo de maltrato genera

En las universidades de Rochester, McGill y Minnesota se estudió a una población de 2300 niños por un período de 30 años. Los resultados mostraron que tanto los maltratos físicos como verbales dejaban daños psicológicos igual de severos. 

De hecho, las huellas son físicamente visibles en la corteza cerebral

Justo en la zona que se relaciona con el control y comprensión de las emociones, podemos ver un adelgazamiento de la corteza cerebral, lo cual les impide reconocer no sólo los sentimientos propios, sino los de los demás. 

Como resultado, estas personas tienden a ser emocionalmente inestables

Pueden tener cambios inesperados de humor, sufrir de depresión severa y demostrar respuestas emocionales muy extremas. 

¿Cómo reconocer a una víctima de maltrato psicológico? 

Si una persona se refiere a su pareja como una persona que no le permite hablar con sus compañeros de trabajo, le controla la forma de vestir, o no le permite tener espacio con sus amistades. ¡Alerta! Podríamos estar frente a un caso de víctima de maltrato psicológico. 

Entonces, ¿cuál es la imagen de un maltratador psicológico? 

Aunque normalmente nos imaginamos a una persona violenta, no necesariamente lucen de esa forma. Así que para que podamos tener una mejor idea, estableceremos algunos de los rasgos que los caracterizan. 

Lo primero que debemos tomar en cuenta es que estos rasgos son iguales en ambos géneros

Su primer paso es aislar a la víctima de todo contacto social, para poder ejercer su absoluto control sobre ella

Una de sus "tácticas" más usadas es el chantaje, por medio del cual someten a la víctima, gracias al miedo

Se toman su tiempo para mostrar su verdadera personalidad, de hecho, al principio son capaces de fascinar a todos a su alrededor

Están llenos de estereotipos y prejuicios, los que les impide respetar otras opiniones. Es decir, son intolerantes

Necesitan controlarlo todo, pues allí radica su seguridad y parte de su poder

Controlan todas las decisiones, sin aceptar otras ideas que no sean las suyas. Su voluntad es ley y reaccionan agresivamente si les contradicen 

Son personas inflexibles de pensamientos e ideas, y jamás buscan llegar a acuerdos equitativos 

Al crecer en hogares intransigentes, muestran exactamente la misma estructura rígida en sus relaciones

También usan la culpa y la vergüenza como método para que sea ejercida su voluntad. Aunque la víctima no necesariamente sea culpable

Para ellos, ser criticados, aún cuando sea de forma positiva, es como una afrenta a su voluntad, la cual debe ser incuestionable 

Y difícilmente serán ellos mismos quienes se autoevalúen, pues sería reconocer que están en un error

Sin embargo, las críticas destructivas las usan sin contemplación y con ellas minan la voluntad y autoestima de la otra persona

Mienten y prometen cosas que no tienen la intención de cumplir, especialmente cuando existe la posibilidad de que la víctima reaccione y se aleje

Su conducta dominante se extiende, por lo general, a sus hijos y cualquiera que esté al alcance de su control

Pueden pasar de un estado de ánimo encantador a uno temible, en cuestión de segundos

Su exceso de sensibilidad hacia sí mismos los hace ser fácilmente ofendidos con cualquier detalle que no vaya de acuerdo a sus pensamientos 

Se caracterizan por ser muy crueles, incluso llegan a hacer daño físico a las mascotas 

No son del tipo de personas que recapacita sobre su conducta, de hecho, nunca se arrepienten de lo que hacen 

No entienden nada de las emociones y tienden a ser irreflexivos e impulsivos

Desgraciadamente, debido a su encanto, son capaces de seducir a la persona que han escogido para ser su víctima, con gran facilidad 

Mienten de la misma forma que son capaces de herir. Sin control y con descaro

No sienten culpa o remordimiento por el daño que hacen, ya que carecen de empatía

Tienden a victimizarse. De hecho, es una de las formas más comunes en que esconden su forma de dominar al otro, haciéndole sentir culpa

Sienten placer al ver a su pareja sometida

Si conoces a alguien que actúe de esta forma o tu pareja ha tenido algunas conductas similares, es momento de detenerse a analizar las cosas

Es mejor prevenir a tiempo que entrar en el período en el que empieza a ser "demasiado tarde"

Comparte esta información, quizás estés ayudando a una posible víctima

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR